Delante y detrás de cámara: Maite publica en las redes sociales cómo se lookea para su personaje y también se muestra en la intimidad
Delante y detrás de cámara: Maite publica en las redes sociales cómo se lookea para su personaje y también se muestra en la intimidad

Fajarse las lolas (los pechos), vestirse con ropa holgada, usar un gorro que no permite ver su cabello –tiene rapada la mitad de su cabeza– y no ponerse ni una gota de maquillaje. Así, Maite Lanata compone día a día a Juani, su personaje en 100 días para enamorarse, la ficción en la que interpreta a una adolescente que no se siente cómoda en su cuerpo de mujer y está en una etapa de transición y búsqueda de su identidad sexual.

"Me llamaron y me preguntaron si estaba preparada para hacer un personaje así porque es bastante intenso. Me plantearon cómo sería y también querían estar seguros de cómo contar la historia", asegura a Teleshow la actriz de 18 años sobre la convocatoria que recibió de Underground, productora para la que ya había trabajado en El Marginal.

En la ficción, la actriz interpreta a la hija de Nancy Dupláa
En la ficción, la actriz interpreta a la hija de Nancy Dupláa

Para ello, según detalla, tuvieron una serie de encuentros con la Asociación Familias Diversas de Argentina, una ONG que se dedica al apoyo y contención de dichas personas que pasan por esa situación familiar, en las que les contaron cómo los padres se involucran con sus hijos.

Este es el personaje más jugado que hice

El desafío de contar la diversidad de género por primera vez en televisión

"La idea es generar concientización, aunque sabemos que puede haber comentarios controvertidos porque nunca se trató algo así y menos en una novela diaria. Por eso es bueno el apoyo de Familias Diversas, se necesita para tratarlo porque es un tema que existe y está bueno ponerlo sobre la mesa", sostiene la joven que trabaja junto a su madre -se convirtió en su coach– para crear a Juani.

"En 100 días para enamorarse, estamos intentando eso. Planteamos un personaje que tiene muy clara su orientación sexual. Se considera lesbiana pero, en realidad, está explorando su identidad de género y al estar en plena adolescencia no recurre a un adulto para poder hablarlo", continúa quien interpreta a la hija de Nancy Dupláa (Antonia) y Pablo Rago (Coco) -su padre biológico es Luciano Castro (Diego)-.

Se está tratando el tema con mucho cuidado y respeto

"Su orientación sexual está definida pero su identidad de género, no. Entonces, no puede definirse como masculino ni femenino. Además, no siente propias las actitudes que son femeninas. Es una duda que se le despierta tras un mayor acercamiento con el personaje de Malena Narvay (Emma)", agrega quien está haciendo la licenciatura en actuación en la Universidad Nacional de las Artes (UNA).

El principal objetivo tanto de la actriz como de los guionistas, creadores y productores de 100 días para enamorarse es tratar con respeto el tema: "Queremos mostrar que muchos chicos sienten esa necesidad y tienen dudas que pueden expresarlas. Hay otros que les aparece más tarde y no se animan a expresarla. Juani está en una búsqueda y una confusión interna que se le genera por cómo es la sociedad".

Cuando me vi en el primer capítulo fue impactante, sobre todo por el cambio físico

"En el guión se planteaba una rebeldía del personaje y yo quería mostrar algo más profundo. Un personaje bastante callado, que no habla mucho, introvertido, pero que cada tanto estalla con algunas situaciones de bullying", aclara la actriz, que se involucró mucho en la creación de Juana: "Le choca que le digan así, por eso todos terminan llamándola Juani".

La devolución del público, el miedo a las críticas y la incertidumbre sobre cómo encarar el tema

Por el tenor del personaje que plantean, y al ser la primera vez que sucede en una tira diaria, Maite reconoce que le da nervios y ansiedad lo que se genera en las redes y la opinión de los televidentes. "Por ahora, son todas respuestas positivas. Me da un poquito de miedo saber qué va a pasar cuando explote el tema, pero también confío en que va a pegar bien y no lo van a criticar porque es algo que se está haciendo con respeto y cuidado", advierte.

"Por eso, cada vez que tengo una escena, hablamos con Familias Diversas, aunque sean consultas mínimas", sigue la actriz que cuenta las primeras dudas que surgieron sobre cómo encarar a su personaje.

"Para nosotros, Juani siente malestar con su cuerpo. Los primeros días no sabíamos si lo íbamos a hacer así, por eso consultamos si realmente existen personas que tienen esa incomodidad física, si no se animan a dar el paso de querer cambiar de sexo, si no lo quieren contar, o si solo se sienten cómodas usando ropa de hombre".

La diversidad es un tema que existe y está bueno ponerlo sobre la mesa

Cambios físicos y un rotundo nuevo look: cómo compuso a Juani

Para interpretar a Juani, Maite tuvo que raparse la mitad de la cabeza y en su look predomina la ropa holgada, sin nada que marque su figura: "Para ello, me fajo las lolas. No me incomoda porque no tengo mucho pecho, pero me deja bastante roja la zona y me empieza a molestar cuando lo uso durante muchas horas".

Además, destaca que los accesorios que utiliza para compenetrarse en el personaje son de suma importancia: "La faja me ayuda bastante por la postura y la posición en que tengo la espalda".

Con respecto al corte de pelo, fue una propuesta de la producción de Underground junto al equipo de vestuario. "Ellos me lo plantearon y como estoy haciendo una obra de teatro, tuve que dejarme el pelo lago en la parte de arriba. No sé si me hubiera rapado toda la cabeza", asegura quien recibió comentarios positivos en las redes sociales.

"El look me ayudó muchísimo a ponerme en personaje: los pantalones holgados, la comodidad de la ropa, empecé a encontrarle el gusto a la vestimenta porque es amplia y de confort", agrega.

Me gusta mucho hacer personajes que tienen un mundo interior y te lleva a investigar y profundizar

"Cuando me vi en el primer capítulo me sorprendí. Yo no venía viendo mis escenas, solo fotos. Y fue impactante, sobre todo por el cambio físico y la postura, que costó prepararla porque tampoco es una exgareación que queda medio machona", analiza Maite sobre su manera de moverse frente a las cámaras.

Los personajes que marcaron su carrera

Cuando tenía 11 años, Maite interpretó a una nena con autismo en El Elegido, ficción que protagonizaron Leticia Brédice, Paola Krum y Pablo Echarri por la pantalla de Telefe en 2011. "Este es mi personaje más jugado, pero ese también fue muy fuerte".

"Estoy muy contenta porque me gusta mucho hacer personajes que tienen un mundo interior y te lleva a investigar y profundizar. El autismo, en ese momento, tampoco se tocaba mucho en las ficciones", dice quien fue parte de El jardín de bronce, la serie que protagonizó Joaquín Furriel en HBO.

En “El jardín de bronce”, junto a Joaquín Furriel
En “El jardín de bronce”, junto a Joaquín Furriel

"Cuando empecé a preparar a Juani, me imaginé a una persona que no se siente en el cuerpo indicado, que las otras personas la ven como una mujer pero ella no se siente como tal. Lo sentí como un desafío bastante grande porque nunca se había hecho en televisión", resalta.

Maite, con el Martín Fierro de Oro por “El marginal”
Maite, con el Martín Fierro de Oro por “El marginal”

Su debut en teatro

El 18 de mayo, Maite Lanata estrenó Jazmín de invierno, la obra de Carla Moure que es un thriller social basado en hechos reales que relata la historia de una niña secuestrada a temprana edad y cómo su vida, por un hecho cotidiano y pequeño, puede cambiar para siempre.

Comparte elenco junto a Silvina Bosco, Roberto Vallejos y Roco Sáenz en la obra que dirige Corina Fiorillo y se lleva a cabo los sábados y domingos en el Centro Cultural San Martín.

SEGUÍ LEYENDO