"Esperanza (cuatro) y Fausto (dos) me agarraron más grande. Con los pies sobre la tierra", dijo Luciano Castro antes de emocionarse hasta las lágrimas a la hora de hablar de la familia que formó con Sabrina Rojas.

El actor, que también es padre de Mateo (16), fruto de su relación anterior, se puso a llorar cuando le mostraron fotos de sus hijos en la pantalla durante la entrevista que brindó este lunes en el primer programa de la nueva temporada de Cortá por Lozano, por Telefe.

"Me emociono porque logré algo importante en la vida, que es un familia. Me costó un montón", aseguró el galán que protagonizará 100 días para enamorarse junto a Carla Peterson, Nancy Dulpáa y Juan Minujín.

"No me pongan el pianito", bromeó el actor. "Me emociono bien. A mí todo me costó un montón, y ver lo poco que logré, me pone muy contento", agregó, visiblemente conmovido.

La emoción de Luciano Castro durante la entrevista con Vero Lozano
La emoción de Luciano Castro durante la entrevista con Vero Lozano

Más tarde, pasó de la emoción a la risa cuando su hijo mayor le recordó anécdotas de cuando era más chico. "Me clavabas un cierre hasta la garganta y me ponías 20 gorros, por esa obsesión que tenés con el frío y los resfriados", contó Mateo.

"Es un tarado. Él dice eso, pero es asmático severo. Entonces, con un moco para un asmático severo terminás en guardia y después internado. Fausto también es asmático severo. Mis dos hijos varones. Me volvía loco, y cuando empezó a tomarse el deporte en serio le expliqué que se saque la ropa transpirada, porque se iba transpirado a la casa. De chico lo abrigaba, le ponía de todo y me detestaba. Ahora me sigue detestando, pero ya es más grande", explicó Luciano Castro.

 
 

SEGUÍ LEYENDO