La charla de PH, Podemos Hablar venía muy interesante entre risas y debates, sin embargo el conductor notó que una invitada en particular estaba más tranquila que de costumbre.

"¿Estás en una mala semana?", le preguntó Andy Kusnetzoff a Cinthia Fernández y a ella enseguida se le llenaron los ojos de lágrimas. "Estoy como en slow, esta semana no me teñí. Básicamente me estoy separando. Me siento bastante sola, mi salida son mis hijas pero siento que ni siquiera estoy bien para ellas", expresó.

"Te veo en las redes sociales y noto que sos una gran madre", la elogió el conductor y aprovechó para preguntarle si en el proceso de la separación se sentía acompañada: "No. Me siento bastante sola, porque yo elijo estar sola. Trato de buscar la salida, pero no la encuentro. Siento que no estoy bien para mis hijas, en mi, ni pienso", concluyó entre lágrimas.

Vero Lozano le dio unas palabras de aliento al decirle "Sos una gran mamá", lo que hizo que la artista se emocionara aún más. Para ese entonces las lágrimas ya recorrían el rostro de Cinthia a pesar de que ella intentaba no llorar. "Todavía estoy enamorada", le confesó al Negro Oscar González Oro, y él le aconsejó que peleara por ese amor.

"Están en un momento distinto", dijo Analía Franchín, otra de las invitadas al programa. "Veo que estás sufriendo un montón, sé que Matías Defederico es un buen chico, pero ¿hasta cuando vas a sufrir?", le preguntó, a lo que Fernández, con la voz entrecortada le respondió : "Siempre uno de la pareja ama más, yo creo que amo más".

Después de las palabras y consejos de los invitados Cinthia no pudo contener el llanto: "Parece que él fuera un monstruo. Odio llorar. Es la persona que compartí siete años y no quiero llorar porque parece que doy lastima y no lo puedo aguantar".

En enero de este año la mediática confirmó que luego de siete años de amor junto al jugador de fútbol Matías Defederico estaban en crisis, lo que derivó en la actual separación. Cinthia y Matías tienen tres hijas, Charis y Bella (cuatro años) y Francesca (tres).

Más allá del amor que aún siente Cinthia la separación es un hecho y al futbolista la semana pasada se lo pudo ver en un boliche disfrutando la noche porteña con una interesante morocha de nombre Pili.

SEGUÍ LEYENDO: