Fue en un tono intimista, casi como una confesión. En medio de un juego propuesto por Andy Kusnetzoff (46) en su programa PH, Podemos hablar, Jacobo Winograd (62) reveló la verdadera historia del apodo Chizito, con el que durante años fue conocido a partir de una broma de la vedette Silvia Süller (59).

Como todas las semanas, el conductor invitó a sus comensales a lavarse las manos antes de empezar a comer. Deben pasar todos a hacerlo y, durante el proceso, revelar algo de lo que se arrepienten.

Cuando le tocó el turno a Winograd, el personaje mediático comenzó con uno de sus largos discursos.

"Mi hija me lo dice también: papá, no podés luchar contra los molinos de viento. Me arrepiento de enfrentarme a los poderosos", dijo Winograd y comenzó con una de sus intervenciones grandilocuentes. Fue entonces cuando el conductor lo interrumpió para poder sacarle algún dato novedoso y le preguntó si se arrepentía de sus escándalos mediáticos, muchas veces armados o exagerados para las cámaras de televisión.
Winograd entonces dijo que sí.

"Me gusta un Jacobo reflexivo. Vos hiciste muchas cosas bizarras que también se veían mucho y funcionaban", señaló Kusnetzoff y retrucó: "¿Te arrepentís de cosas payasescas que hiciste?"

"Sí, me arrepiento de haber cobrado plata de la fábrica Kellogs con lo del ´chizito´ con la Süller. Y veinte años me cargaron todos. Fue un contrato, lo traigo, te lo hago llegar a la producción", aseguró, para sorpresa de todos y agregó: "Fue un contrato firmado. Cobró ella y cobré yo; Kellogs nos contrató. Y, sí, me arrepiento porque todos me hacían así con la mano y yo me moría".

Durante años, la vedette Silvia Süller bromeó sobre los atributos masculinos de Winograd y señaló que tenía el pene "del tamaño de un Chizito", en referencia al famoso snack.

Consultado sobre esto, el mediático aseguró que muchas veces lo cargaban en la calle por esta situación. "Para un hombre es una vergüenza", le dijo apesadumbrado a Kusnetzoff.

"¿Lo sufrías?", quiso saber el anfitrión. "Sufría mucho", respondió el invitado.

LEA MAS