164
164
 164
164

Las constantes burlas de Silvia Süller parecen haber surtido efecto sobre Jacobo Winogrand, quien cansado de su apodo de "Chizito", decidió ingresar al quirófano.

Asesorado por sus médicos personales, el mediático se someterá a una operación para engrosar su pene, que consiste en retirar grasa del abdomen, procesarla, y agregarla al miembro, tal como se hace en los glúteos.

"Ahora no me van a gritar más Chizito, sino que voy a ser un homo erótico súper Jacobo", dijo a Muy.

"Me dijeron que la operación será con anestesia local y que dura menos de dos horas. Entro a la mañana al quirófano y a la tarde estoy en mi casa", agregó.

Una vez que esté recuperado, Jacobo planea estrenar su nuevo pene con alguna chica, aunque eso sí, con Silvia Süller, nunca más. "A esa no le voy a dar el gusto. Yo estuve con ella cuando estaba buena, como hace 20 años, ahora no la toco ni con un palo".