El encuentro entre Diego Maradona y Reina Reech en un boliche de Avellaneda a finales de los ’70: la negativa de la actriz y la obsesión del futbolista

La coreógrafa estuvo invitada a “Santo Sábado” y contó por qué le dijo que no a Pelusa

La bailarina reveló una interesante anécdota con Maradona (Video: América)

Pasan los días y surgen nuevas historias vinculadas a la fascinante vida y la misteriosa muerte de Diego Armando Maradona. Fotos inéditas, disputas familiares, romances ocultos, audios comprometedores y la lista sigue. En Santo Sábado (América TV) presentaron un informe con los hechos más salientes de la semana vinculados a la muerte de Diego, con el foco puesto en las internas familiares y en la fallida marcha del #10M.

Más allá del tema central, un dato de color no pasó desapercibido para Malena Guinzburg, una de los panelistas del ciclo. La humorista quedó cautivada por el supuesto touch and go que habría tenido el futbolista con la actriz mexicana Verónica Castro, y propuso profundizar en el asunto.

Después de repasar la historia, todos concluyeron en la belleza de aquel Diego de sus primeros veinte que suponía un atractivo irresistible para cualquier mujer. En eso estaban, cuando un comentario de la invitada Reina Reech sorprendió a todos. “Yo no quise”, señaló la coreógrafa. De repente, se hizo un silencio y todas las miradas apuntaron hacia ella, que no tardó en dar más precisiones del hecho. “Tuve una persecuta un día saliendo de un boliche, me siguió en auto hasta mi casa. No era mi estilo, así que entré rauda”, recordó la madre de Juana Repetto.

“¿Por qué no quisiste?”, preguntó el panelista Gabriel Oliveri, con cierta incredulidad. “Porque no me gustaba”, respondió Reina con total naturalidad. “¿Y no te arrepentiste?”, preguntó Guinzburg, haciendo referencia al comentado rendimiento sexual de Diego. “No me arrepiento si es por el tema sexual, a mí las personas me tienen que gustar en su totalidad, no pasa solo por ahí”, reiteró la ex Colores.

“¿Y de haber tenido una charla con El Diego no te arrepentís?”, preguntó el conductor Guillermo Pelado López, dando pie a otra parte jugosa de la anécdota. “En el boliche habíamos charlado un ratito”, contó Reina, cambiando el enfoque del interrogatorio. “Necesito saber cómo era Diego Armando Maradona en el encare”, intervino el humorista Grego Rosello. “Se creía mil”, sintetizó la actriz.

Verónica Castro y Diego Maradona en 1982, antes de un partido en México. (@vrocastroficial)
Verónica Castro y Diego Maradona en 1982, antes de un partido en México. (@vrocastroficial)

“¿Cómo se tomó la negativa?”, preguntó la conductora Nicole Neumann. “No sé, yo me bajé del auto y me metí adentro de mi casa y él se quedó ahí en la puerta”, señaló Reina, antes de repasar brevemente los hechos. “Era un boliche que quedaba en Avellaneda. Yo había ido a hacer una presencia, era muy jovencita, y charlamos un poco con mis amigas, y quedó ahí. Cuando me fui, me subí al auto y me empezó a seguir”, concluyó la actriz, que ubicó el hecho alrededor de 1979, es decir, unos pocos años antes del affaire Maradona-Castro.

La historia entre la actriz mexicana y el astro argentino fue revelada por Verónica Ojeda, ex pareja del futbolista y madre de su hijo menor, Dieguito Fernando. En un móvil con Los ángeles de la mañana, la rubia contó que el dato se lo confesó el propio Diego en una de las últimas charlas que tuvieron juntos. “Me dijo que sí, que no tuvo un romance pero sí un touch and go”, señaló en relación a la madre de Cristian.

Sin embargo, la versión de Castro es distinta. Contó que conoció a Diego en 1982 cuando fue a México a jugar un amistoso para Boca contra el América. “Estaba guapo, guapo -afirmó Castro- Estábamos jovencitos los dos y, bueno, yo sola y dije ‘No estaría mal...’ Pero ni siquiera se me ocurrió, y a él, menos. Nunca me invitó a salir, ni a por una copa, ni un café, ni una comida, nada. Fue de lo más respetuoso”, destacó la actriz mexicana.

SEGUIR LEYENDO: