Su emotivo encuentro con el Papa Francisco, las inyecciones por la trombofilia, la llegada de Ema: la lucha de Eugenia Tobal por ser mamá

A los 44 años, la actriz dio a luz a su primera hija, fruto de su relación con Francisco García Ibar. En 2015, había visitado el Vaticano y le había hablado al Sumo Pontífice de su mayor deseo

mmonti@infobae.com
El emotivo encuentro de Eugenia Tobal con el Papa Francisco


Roma, Italia. Octubre de 2015

“Quiero decirle algo: sólo me falta una cosa para ser feliz... quiero ser mamá”

Eugenia Tobal viajó a Roma, visitó el Vaticano y vivió un momento muy emotivo con el Papa Francisco. Según quedó registrado en un video, el Sumo Pontífice se acercó, ella lo tomó de las manos, se arrimó buscando su mayor atención y le reveló su deseo más profundo: tener un hijo.

Tras escucharla, Francisco le habló -un diálogo que solo quedará entre ellos dos- y la actriz no pudo contener las lágrimas. Lloró conmovida. La imagen de sus miradas, cara a cara, y frente a frente, recorrió los diarios de todo el mundo. En la Argentina, lógico, por la popularidad de la actriz, pero en el resto de los países por el hecho de la emoción que generaba la imagen de aquel encuentro.

Así fue como un fotógrafo del diario El Observador Romano retrató la imagen que quedó inmortalizada. “Por qué la fe no quita la libertad”, fue el título que eligieron para la nota en la cual no hacen referencia a Eugenia Tobal como una actriz argentina, sino como una fiel seguidora del Papa Francisco y lo que provocó aquel encuentro.

"Por qué la fe no quita la libertad", tituló el diario El Observador Romano
"Por qué la fe no quita la libertad", tituló el diario El Observador Romano

Cuatro años antes -en 2011-, la actriz había sufrido la pérdida de su embarazo, fruto de su matrimonio con Nicolás Cabré, de quien se terminó divorciando en medio de un escándalo que tuvo como tercera protagonista a Eugenia la China Suárez. Pasó el tiempo, atrás quedó aquella separación y continuó su lucha por ser mamá. Luego de realizarse una serie de estudios, los médicos le diagnosticaron trombofilia, definida como un grupo de trastornos de la sangre que se caracteriza por la aparición de trombosis venosa, es decir, coágulos sanguíneos que obstruyen la circulación.

Sin embargo, nada le impedía ser madre de manera natural. Con lo cual, la actriz llegó a analizar la posibilidad de hacerlo sola sin necesidad de tener una pareja que la acompañe en el proceso. Es por eso que una vez que quedó embarazada, debió inyectarse heparina a diario hasta el momento en que dio a luz a su hija. “Les cuento que los moretones que se ven en mi panza son por los pinchazos de heparina que me doy cada mañana a las 10 de la mañana ¡para que mi beba esté bien!”, contó en un posteo en su cuenta de Instagram.

Buenos Aires, Argentina. Junio de 2019

Nada más emocionante y hermoso que confirmar que vamos a ser padres. Fueron meses de mucha ansiedad y temores también. Hoy a la distancia entiendo que solo hay que comprender los tiempos de la vida. Que las cosas suceden, si tienen que suceder, cuando es el momento indicado... Que desear con el corazón es imbatible y estar rodeado de amor es lo que sostiene y da fortaleza. Tengo al hombre más maravilloso del mundo y hoy juntos hacemos camino al andar. Tenemos la bendición más hermosa en camino”, había anunciado la actriz su embarazo tras cumplir el tercer mes de gestación.

Eugenia Tobal y Francisco García Ibar, esperando la llegada de su primera hija
Eugenia Tobal y Francisco García Ibar, esperando la llegada de su primera hija

Tras contar la noticia, Eugenia cumplió con lo que se prometió a ella misma: no dar entrevistas al respecto, pues su intención no era abrir la puerta a la intimidad de su pareja. Tampoco quería dar exclusividades ni tener compromisos con ningún medio. Incluso, el día que confirmó el sexo y el nombre de su hija, lo hizo a través de su cuenta personal de Instagram.

De la misma forma, eligió su red social para mostrar algunos de los regalos que recibió durante su embarazo y también compartió conmovedores posteos y reflexiones.

Hoy, la actriz celebra la llegada de Ema luego de haber deseado durante años ser mamá. Incluso ha llegado a contar que había analizado la posibilidad de hacerlo aun estando soltera. Hasta que conoció a Francisco, en 2017. “Yo estaba en otro plan, decidiendo la maternidad sola. Había decidido hacerlo a través de un tratamiento, como muchas mujeres lo hicieron. Lo conocí, le conté todo, y me acompañó como amigo, hasta que dijimos ‘¿qué pasa acá? Me parece que (el proyecto) es de a dos, no de uno’”, contó la ex conductora de Cocineros Argentinos en la única entrevista que dio sobre su embarazo, cuando lo confirmó, en diálogo con Ángel de Brito en CNN Radio Argentina.

Eugenia Tobal, junto a sus mascotas
Eugenia Tobal, junto a sus mascotas

Buenos Aires, Argentina. Diciembre de 2019

A días de haber cumplido, 44 años, este sábado 14 de diciembre, Eugenia Tobal dio a luz a Ema, fruto de su relación con Francisco García Ibar, un adiestrador de perros - y dueño de un refugio canino- que conoció a través de Mariano Zabaleta en 2017. “Ema significa fuerza, mujer con fortaleza. Si algo tendrá en su ADN es justamente fuerza. Fuerte es quien encara, quien no huye, quien muestra sin miedo su identidad, no se rinde y es capaz de vivir con alegría y coraje. Ema es nuestra beba”, explicó la actriz cuando reveló el nombre que había elegido la pareja para su hija.

SEGUÍ LEYENDO

Eugenia Tobal y la verdad detrás de las curiosas alianzas que lució con su pareja: “Son un regalo de mi suegra”

El cumpleaños más feliz de Eugenia Tobal

Eugenia Tobal, conmovida por el escrito que le dedicó una poeta española: “Sobrevivió a vientos con malísimas intenciones”

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos