Mirtha Legrand
Mirtha Legrand

Mirtha Legrand es la gran diva de la televisión argentina, en 2018 sus almuerzos cumplieron 50 años en pantalla. Se calcula que por su ciclo pasaron más de 40 mil invitados y que almorzó o cenó más de 4 mil veces ante las cámaras. Todo un récord mundial.

En estas cinco décadas instaló temas, mostró vestuario, provocó risas, expresó sus ideas, emocionó audiencias, hizo preguntas e interrumpió respuestas, pero también protagonizó momentos incómodos donde el límite entre ser incisiva o ser imprudente quedó desdibujado.

Uno de esos momentos fue el que protagonizó con la actriz Cecilia Rosetto. El programa transcurría amablemente hasta que la anfitriona le dijo a la actriz que estaba muy politizada y amplió su idea: "Cada vez que venís al programa siempre hablás de política, en lugar de hablar de lo tuyo, de tu talento. Siempre muy politizada. Muy de izquierda, demasiado. Y eso pasó de moda totalmente, como pasó de moda el comunismo".

La Rossetto la miró sorprendida y le respondió: "¡Qué triste que se digan estas cosas!". Pero el momento más tenso fue cuando le aseguró a la actriz que "los desaparecidos están pasados de moda". Sin recordar que en agosto del año 76, Hugo el marido de la artista fue secuestrado y desde entonces permanece desaparecido. Años después Rosetto aseguró: "A Mirtha la perdoné, pero no volvería a sentarme en su mesa, se lo prometí a mi madre". Y cumplió.

(Video: Cecilia Rossetto en la mesa de Mirtha Legrand / Youtube)

Otra situación, por lo menos incómoda, se vivió cuando entre plato y plato tomó la mano de Flavia Palmiero, miró el anillo de brillantes que llevaba puesto y le preguntó si se "lo ganó con honra". Flavia solo atinó a sonreír aunque se la notó molesta. Años después, Mirtha ensayó una explicación: "Se lo dije y le cayó tan mal… Yo se lo dije en broma, desde chica que escucho eso. Cuando tenés algo más o menos valioso… ¿lo ganaste con honra?". En el programa TVR a Flavia le recordaron el momento. "Y Mirtha algo de eso debe saber porque ella sí que tiene muchos anillos y joyas", respondió la conductora.

Cuando Mirtha descoloca con una pregunta, sus invitados suelen reaccionar con una sonrisa forzada o a lo sumo una mueca de disgusto. Sin embargo, solo una de sus invitadas se atrevió a levantarse de la mesa y en vivo. En 1999, la ex Miss Mundo, Silvana Suárez transitaba un conflictivo divorcio con el empresario periodístico Julio Ramos. Invitada al programa no quiso dar muchos detalles del proceso, pero Mirtha siguió con sus preguntas hasta que en un momento Suárez, se fue de la mesa. "Si vos me invitás para usarme, me levanto de tu programa". La conductora le replicó que no la necesitaba para tener audiencia. Suárez volvió sobre sus pasos y le retrucó: "Hoy sí". Y nunca más se sentó en la mesa más famosa de la televisión.

(Video: Silvana Suárez en el programa de Mirtha Legrand / Youtube)

Otro encontronazo histórico fue el que tuvo con Andrea del Boca. No habían pasado todavía a la mesa cuando la Legrand le preguntó a la heroína de telenovelas "¿Es cierto que estás esperando un bebé? Contestame por sí o por no". La actriz respondió con un escueto "no". Mirtha insistió que lo había escuchado en la radio y ante la evidente incomodidad de la invitada se levantó y la abrazó.

Tiempo después Andrea del Boca rememoró el instante con el periodista Luis Ventura. "Cuando fui al programa no había escuchado que dijeron que estaba embarazada. Yo fui a presentar una película y no quería que sea utilizado como un argumento para la venta. No pensé en levantarme e irme porque soy una profesional, pero Mirtha no me pidió perdón jamás porque ella sostenía que por qué no se lo dije". Al enterarse de esas declaraciones la dama de los almuerzos mostró su enojo: "Que termine con este tema, pasó hace 15 años. Nunca le hice ningún daño, siempre fui cariñosísima con ella. Desde chiquita entraba a mi programa con una rosa en la mano para entregármela diciéndome 'Tía Mirtha'. Y después todo escándalo que ha hecho por una pregunta que no tenía ninguna maldad y que por otra parte se confirmó: estaba embarazada".

(Video: Andrea del Boca en el programa de Mirtha Legrand / Youtube)

Laura Miller vivió una situación por lo menos desafortunada mientras almorzaba con Mirtha. "¿Por qué te pegaba? ¿Por qué un hombre le pega a una mujer?", le preguntó sobre su ex pareja. "Habría que preguntárselo a él", le contestó Miller intentando mantener el aplomo. Pero la conductor siguió, retrucó: "¿Pero vos qué hacías para que él te pegara?". Luego de un momento incómodo. Minutos después Mirtha intentó minimizar su cuestionamiento pero la tensión siguió durante todo el programa.

Cuando se debatía el proyecto de ley que autorizaba a casarse a las personas del mismo sexo, Mirtha le dijo al modisto Roberto Piazza: "Te voy a hacer una pregunta muy delicada. Si una pareja gay adopta a un hijo, al tener inclinaciones homosexuales, ¿no podría producirse una violación hacia su hijo?". Sin mostrar enojo le contestó que "la violación viene de una perversión que no es una elección sexual, es una psicopatía tremenda contra la que estamos luchando". Desde ese momento la relación entre ambos se rompió.

Esmeralda Mitre fue otra de las figuras que tuvo un programa picante.  Luego de varias idas y vueltas la conductora le lanzó un "¡qué difícil es hablar con vos, todo te cae mal!". Para retarla con un "¡Ay Esmeralda son todos reproches para todo el mundo! Basta querida, basta". Días después Esmeralda habló sobre la conductora. "Fue muy resentida, me trató muy mal, me censuró, eso nace de la envidia. Me la hizo pasar muy mal".

(Video: Esmeralda Mitre en la mesa de Mirtha Legrand)

Otra que vivió diversos momentos incómodos pero logró sortearlos con humor es Florencia Peña. Meses después de la filtración de un video íntimo de la actriz con quien era su marido, la diva preguntó: "¿Y vos te seguís filmando?". Peña reaccionó con humor y pidió un brindis por la conductora que aclaró: "No soy tan angelito como todos creen".

Algunas preguntas no tienen que ver con situaciones personales dolorosas pero sí con decisiones que los invitados no desean compartir. Este mes, Alberto Ajaka aceptó ir al programa luego de varias negativas. "Te quiero hacer una pregunta comprometida: ¿Por qué no querías venir a este programa? Hace mucho tiempo que pido que quiero que vengas", le preguntó. A lo que el actor respondió: "Tal vez no me siento tan cómodo en la televisión de estos años, donde se ha establecido tanta opinión. Estamos en un momento de crisis y yo soy espectador de televisión, no niego eso. Estamos en una crisis de credibilidad. Yo trabajo de otra cosa, de poner caras, no necesito ser creíble para la gente como persona. Mis opiniones no significan nada para nadie, simplemente para mí".

Estas situaciones de incomodidad generan que algunos actores prefieran no volver o espaciar sus visitas al programa. No desean recibir retos o reproches de la anfitriona mientras las cámaras los enfocan intentando que el menú no se les atragante tanto como el comentario.

Aunque ser invitado a una de las mesazas puede ser el sueño de muchos, algunos no aceptan el convite. Es el caso de Dalma y Gianina, Legrand misma lo admitió: "Las Maradona no quieren venir a mi programa, dicen que tienen miedo. Lo que tienen que saber es que cuando un invitado me pide que no le pregunte algo, yo no lo hago. Yo no traiciono en el aire". Pero parece que las hermanas no le creen ya que por ahora declinan la invitación.

Antonio Gasalla y Mirtha Legrand
Antonio Gasalla y Mirtha Legrand

Otro que tampoco acepta formar parte de los almuerzos es Antonio Gasalla. "No quiere venir porque dice que vienen políticos. Yo le dije: 'Mirá, Antonio, yo no traiciono a nadie, si te digo que no vienen políticos en la ocasión que vengas no te voy a traicionar'. Pero no quiere venir, me parece que desconfía", admitió Mirtha.

En su programa de entrevistas Luis Novaresio le consultó a Chiche Gelblung si Mirtha era una de las mejores periodistas de la Argentina y el ex director de Gente respondió: "No, no es periodista. Es una mujer aguda, audaz, pero hace lo mismo: ella inventó el periodismo de pregunta, no importa la respuesta. El periodismo de la pregunta explosiva, que no tiene respuesta porque nadie te va a decir que es malo o un delincuente. O perdés y te calentás, y esa es una manera de lograr el objetivo".

Mirtha Legrand en sus míticos almuerzos
Mirtha Legrand en sus míticos almuerzos

Audaz e incisiva para muchos, irrespetuosa para otros, lo cierto es con 51 años al frente de la pantalla y 92 de vida a Mirtha se le perdona todo. O casi todo.

SEGUÍ LEYENDO