Carmen Barbieri en el comedor (Gente)
Carmen Barbieri en el comedor (Gente)

En el verano del 2016 Carmen Barbieri denunció unos cheques por extravío, y según sus propias palabras, había olvidado que alguno de ellos fue entregado a Natividad Díaz, la mujer que atendía hasta ese momento a Santiago Bal, a manera de pago. La empleada concurrió a la sucursal del Banco Patagonia y cuando presentó el cheque, fue demorada y estuvo detenida durante 24 horas en una comisaría. Según dijo en ese momento esos cheques fueron denunciados por "robados" y no por "extraviados".

Entonces, Díaz decidió no volver a trabajar con Barbieri y presentó una demanda laboral y también una penal por lo que le había sucedido. "Tenía dos cheques que me dio la abogada de Carmen y hasta firmé en un cuaderno como constancia de que me los dio. Soy ignorante, pero no me llevan incomunicada por que sí", dijo en su momento la ex empleada de la diva, dando a entender que los documentos por los que fue arrestada habían sido denunciados como "robados" y no como "extraviados" tal como había dicho la madre de Federico Bal.

Carmen, por su parte, también se defendió ante los dichos de su ex empleada: "No soy ninguna boba. Tengo confianza en la gente. Aunque me hayan hecho un desastre en la economía. Nunca traté a Natividad de ladrona. Cuando ella se quedaba sin trabajo, yo le conseguía. Siempre estaba yo para ella. Pero no me hago la buena. Una vez por mes tengo que venir a Buenos Aires a firmar cheques y cheques de lo que tengo que pagar. Mi abogada Laura me está ayudando a tratar de achicar mi presupuesto, que es altísimo. Evidentemente, yo les di los cheques a Natividad y no me di cuenta de los problemas que tenían. Me di cuenta cuando me enteré que ella estaba detenida. Me sentí muy mal por lo que había pasado con ella. Yo no le suelto la mano a la gente. No soy una ladrona ni hago fraude", dijo enojada.

En esos días, Natividad redoblaba la apuesta y declaraba que ni Carmen ni su abogada, la Dra. Laura Fernández, le atendieron más el teléfono. Todo este escándalo terminó en octubre del 2017 cuando Barbieri aceptó una probation y decidió junto a su abogado, Fernando Burlando, a realizar 440 horas de tareas comunitarias. Las imágenes de la actriz haciendo piononos y yendo a comedores para cumplir con esas tareas fueron populares y celebradas por el público.

Realizó esas tareas en El pobre de Asís y las llevó adelante sin victimizarse y hasta hacía bromas cuando llegaba al lugar, en el cual la gente que iba a comer la recibía diciéndole "llegó la tía Carmen". Lejos de tratar de conseguir algún privilegio para poder evitar las tareas comunitarias, Carmen cumplió con lo que había acordado con la Justicia.

En marzo del 2019 finalmente terminó las 440 horas de la tarea comunitaria. A lo largo de todo este tiempo, tuvo miedo de ir presa y de que el embargo que pesaba sobre sus bienes se hiciera efectivo de alguna manera.

Carmen Barbieri (Instagram)
Carmen Barbieri (Instagram)
 

Pero hace algunos días la Justicia sobreseyó a Carmen Barbieri, según el documento al que accedió en exclusiva Teleshow: "El tribunal resolvió hacer lugar a la suspensión de juicio solicitada en la presente causa, por el termino de un año y seis meses conforme con lo previsto por el art. 76 bis y ter. del C.P. Obra la resolución por la cual el juez a cargo de la ejecución resolvió tener por cumplidas las tareas impuestas a la encartada. Del Informe del Registro Nacional de Reincidencia y estadistica criminal obrarte se desprende que la nombrada no registra antecedentes computables".

En otro tramo de la resolución finalmente se dictamina que "el Tribunal decidió declarar extinguida la acción penal seguida en la presente causa N 2651 a Carmen Barbieri, y en consecuencia sobreseerlo a la nombrada por el hecho que se le imputara en el requerimiento de elevación a juicio obrarte. Todo sin costas".

De esta manera, Carmen queda libre de tener que ir a un juicio oral y toda la causa queda archivada y ella es sobreseída en la misma.

El fallo completo

SEGUÍ LEYENDO