Por Nancy Duré

Luisa Drozdek (Fotos: Christian Bochichio/Teleshow)
Luisa Drozdek (Fotos: Christian Bochichio/Teleshow)

Está feliz de la vida, disfrutando de su cuarto mes de embarazo. Sin embargo, inquieta como pocas, Luisa Drozdek no para un segundo. Y, como si no tuviera suficiente trabajo como actriz, decidió emprender un nuevo desafío. Así, junto a la influencer del arte del make up Florencia Baragiani, lanzó su propia cápsula de labiales dentro de la línea PWR GRL, para la que también fueron seleccionadas Melina Lezcano como cantante, Mina Bonino cono periodista y Camila Cavallo como modelo.

Luisa Drozdek y Florencia Baragiani con Melina Lezcano, Mina Bonino y Camila Cavallo
Luisa Drozdek y Florencia Baragiani con Melina Lezcano, Mina Bonino y Camila Cavallo

"Yo tengo una cápsula de labiales adentro de la línea de make up, que es hipoalergénica con vitamina "E", lo que es ideal para las mamis. En esta etapa estoy fijándome bastante en productos que no tengan tantos químicos. Así que cuando Flor me presentó este proyecto me pareció súper interesante. Porque, además, es el color carne que yo usé toda la vida", asegura la actriz.

— Te conocíamos como Luly, ¿por qué ahora figurás en todos lados como Luisa?

— En realidad, fue una recomendación de mi representante. Y, justo los directores de la serie y la película en la que estoy trabajando, me dijeron lo mismo: "Usá tu nombre real para los créditos y dejá 'Luly' para la vida".

— ¿Entonces tiene que ver con tu proyección actoral?

— Claro. Obviamente, hay muchos que me siguen diciendo "Luly", pero "Luisa" da más profesional.

Mina Bonino en el lanzamiento de las cápsula labiales dentro de la línea PWR GRL de Luisa Drozdek
Mina Bonino en el lanzamiento de las cápsula labiales dentro de la línea PWR GRL de Luisa Drozdek

— ¿Y cuáles son estos proyectos en los que estás trabajando?

— Ahora estoy al aire en Netflix con Millennials, que me sorprende por la cantidad de gente que lo está viendo y me lo comenta. También estoy en esa misma plataforma con Go, que es una serie para chicos. Y recién acabo de filmar Razones para no ser madre, una película de Carlos Carnevale que protagonizan Pablo Echarri y Julieta Díaz y se va a estrenar en vacaciones de invierno.

— Título extraño para tu estado…

— ¡Sí! Es más: yo me enteré de que estaba embarazada en diciembre, cuando estaba terminando de rodar la peli. Y fue muy gracioso, porque contrariando el título, yo en los camarines siempre hablaba con mis compañeras de elenco de mis ganas de ser mamá, porque todas ellas ya tenían hijos. Así que era muy graciosa esa dicotomía. Porque en la historia, que tiene mucho humor, lo que se cuenta es el lado "B" de ser mamá.

— ¿Ya estás experimentando algo de eso? Porque las revistas muestran todo rosa y después uno descubre que no es así…

— Por ahora, el embarazo lo estoy llevando súper bien. Tenía una propuesta de teatro que no pude concretar, porque demandaba mucha exigencia física y el obstetra me remendó no hacerla. Pero sí pude hacer una película que se llama El Retiro, con Luis Brandoni y Nancy Dupláa, que sale a fin de año. O sea que sí pude trabajar. De hecho, ahora me voy a ir de viaje para comprar las cosas de la beba, que nace en agosto. Y, cuando vuelva, voy a empezar un programa tipo mágazine en Kzo.

“Mis labiales son hipoalergénicos y tienen vitamina E”, afirma Luisa Drozdek (Fotos: Christian Bochichio/Teleshow)
“Mis labiales son hipoalergénicos y tienen vitamina E”, afirma Luisa Drozdek (Fotos: Christian Bochichio/Teleshow)

— ¿Nada de nauseas? ¿O antojos?

—Nauseas no, la verdad es que me sentí re bien los primeros meses del embarazo, pero antojos tuve un montón…

— ¿Del tipo frutillas con crema a las tres de la mañana?

No tanto. Pero me llegué a comer un pote de dulce de leche mientras miraba la tele.

— Y tu marido, Hernán Nisembaun, ¿te consiente?

— 
¡Es que él también está con antojos! ¿Viste que algunos hombres se contagian? Yo como y él come, o sea que estamos comiendo de todo los dos a la par… Algunos días, por ejemplo, me dan ganas de cosas que antes no me llamaban la atención, como morcilla o pastel de papas. Pero no soy de esas molestas que piden cosas raras a cualquier hora, ¿eh? No me privo de nada pero, en general, trato de comer sano.

— ¿Están ansiosa?

— ¡Muy! No veo la hora de tener a nuestra bebita entre las manos. Fue súper buscada, porque estuvimos casi un año intentándolo hasta que llegó de manera natural. Así que imaginá la ansiedad que tengo…

— ¿En algún momento pensaste que no lo ibas a logar?

— La verdad es que me relajé bastante con el tema. Yo sabía que iba a ser mamá. Si no se daba naturalmente, con Hernán teníamos pensado hacer algún tipo de tratamiento más adelante. Pero, por suerte, no tuvimos la necesidad de hacerlo.

— ¿Y cómo te imaginás en el rol de mamá?

— Me parece que voy a ser una mami bastante moderna, canchera. No soy la típica ama de casa y me encanta trabajar, porque soy independiente y me gusta tener mi plata.

— Eso significa que tu marido te va a tener que ayudar con la beba…

— Sí: Hernán, mi familia o alguien, porque yo voy a seguir trabajando. Pero tanto para mi marido como para mí, que somos los dos primerizos, la llegada de esta beba es una bendición…

— ¿Nombre de la criatura?

— Lo vamos anunciar en breve.

— ¿Es verdad que Hernán la va a hacer hincha de San Lorenzo?

— Sí: el primer día. El es fanático así que la va a llevar a la cancha
seguro.

SEGUÍ LEYENDO