Luis Majul
Luis Majul

A horas de su regreso a la televisión abierta con La Cornisa, su clásico ciclo que cumple 20 años, Luis Majul habló con Teleshow y recordó los hitos de su carrera como periodista en el programa durante las últimas dos décadas y dio un adelanto de lo que se verá esta noche desde las 20.30 por América.

Políticos, deportistas y figuras de la televisión, los personajes más influyentes del país pasaron por el programa: "No es casualidad, es fruto de un trabajo insistente de producción", dijo el periodista, antes de enumerar los momentos más importantes que emitió.

Entrevista  Néstor Kirchner

"Fue mientras él era presidente. Fue una de las últimas entrevistas que dio mano a mano con un periodista antes de cortar su vínculo con la prensa y donde decía que le gustaba el periodismo crítico. Entrevisté a todos los presidentes en ejercicio de poder menos a Cristina Fernández. A ella la invité pero nunca aceptó, tendrá sus razones, pero yo nunca dejé de insistir".

"A Néstor lo hice dos veces  y no más porque tomó la decisión de no dar entrevistas a nadie excepto a sus amigos militantes. A Duhalde, De la Rúa, Menem, cualquier periodista político y de actualidad que se precie de tal tiene que tener siempre a un presidente en su programa".

Maradona, Cuba y un polémico gesto (2001)

"Era uno de los momentos más difíciles de Maradona. En la nota habló de su hijo italiano Diego Junior e hizo el gesto de escupirlo. Cuando terminamos le sugerí que quitáramos ese gesto tan agresivo porque le iba a hacer mal al niño y dijo que no, que si  no lo incluía, no había entrevista".

Charly Gacía, siempre polémico (2007)

"A él le habían suspendido un recital por presentarse cuatro horas tarde. Lo fue a buscar todo el mundo y lo entrevistamos en su casa, se tapaba la cara con el sweater, explicó lo que le había pasado esa noche y por qué la cabeza le funcionaba como le funcionaba y hacía esas cosas".

Messi y el año del Mundial (2018)

"Es difícil de entrevistarlo hasta para los periodistas deportivos. Yo había insistido por el contacto con el padre que me dijo que algún día se darían las condiciones. Se dieron y viajé en febrero a Barcelona, él estuvo distendido, habló de Rusia y de sus cosas profesionales y personales".

El nuevo dueño de la Argentina (2014)

"Fue una investigación que se transformó en una causa judicial en el que denominé 'el nuevo dueño de la Argentina' a Cristóbal López: quién era y cómo fraguaba la manera de contabilizar la facturación de las máquinas tragamonedas"

Los vuelos de Scioli (2016)

"También fue una investigación. Involucró a Daniel Scioli en temas corrupción. Era un informe que detallaba los vuelos que durante la campaña usó Scioli, incluido el vuelo donde viajó Gisela Berger,  a quien presentaba como asesora. Ganamos el primer premio audiovisual de Fopea en el 2017 por eso".

El guitaducto de Moyano (2018)

"Mostramos el mecanismo que usan los Moyano para chupar dinero del estado, camioneros, mutual, Independiente. La investigación dio lugar a nuevas causas judiciales".

La edición 2019 de La Cornisa seguramente también tendrá muchos momentos para recordar en unos años. En el primer programa, por ejemplo, el conductor entrevistará al presidente Mauricio Macri: "Será la primera nota en televisión después de inaugurar las sesiones ordinarias. Eso no es casualidad, sino fruto del insistente trabajo de producción del equipo".

También mostrará una investigación que involucra a "una de las figuras políticas más importantes" y una entrevista sorpresa sobre la cual prefiere no dar pistas: "Para que otros medios no traten de evitar que la pongamos en vivo, por la alta sensibilidad  que hay".

La producción nunca descansa: "Trabajamos durante el verano y preparamos los programas más fuertes para el comienzo. Usamos la lógica con la que trabajan las tiras, insistimos para los contenidos los primeros programas, porque una vez que los instalamos, se produce una dinámica donde los entrevistados, los informes, las denuncias se hacen mas fluidas".

¿Cuál es su balance de los 20 años de La Cornisa? "No me gusta mirarme ni al otro día de hacer el programa. ¿Viste cuando uno escucha su voz y uno dice "no es mi voz, qué rara"? Yo me sigo sintiendo así, los años me ayudaron a ser más profesional, comprendo que tengo que escucharme y verme para chequear y mejorar lo que hago, pero  no es algo que me guste".

"Sigo teniendo esas cosquillas en el estómago, no soy un necio y comprendo que las mismas marcas de los infinitos errores que cometí me hicieron tener y acumular algo que se puede resumir en la palabra oficio, soy la misma persona y periodista que hace 20 años, pero con 20 años más de oficio", resumió y agregó que siente que conserva su "potencia original" ya que "las ganas no se van".

SEGUÍ LEYENDO