El primero fue en 1985, cuando todavía era un adolescente que trataba de hacerse camino fuera de su país. Cantaba alegre y desenvuelto, vestido de blanco, con el pelo que casi le llegaba a los hombros. El otro ocurrió en 1992, cuando ya era un cantante consagrado, con fans que lo celebraban y le demostraban su cariño en las calles porteñas y cada vez que se subía al escenario. Para esta ocasión estaba vestido de negro y llevaba el pelo cortísimo. En la increíble carrera de Luis Miguel hubo dos recitales muy especiales que lo marcaron a fuego. Por una coincidencia muy particular, los dos tuvieron lugar en Buenos Aires y más específicamente en el estadio Luna Park.

"Nada en este mundo vale nada si no estás, Marcela. Todo me parece más bonito junto a ti, Marcela", entona en el escueto video que registró aquel momento. Tiene apenas 15 años y ya se perfila como una figura de la música internacional. Arriba del escenario del Luna Park Luis Miguel brilla y se ilumina todavía más al descubrir a su madre, Marcela Basteri, que lo admira a pocos pasos.

Entonces el cantante se acerca, le da un beso, le canta al oído, se conmueve adelante del público que se sorprende con la escena. Él no lo sabe: esa será la última vez que se vea en público a su madre, quien a mediados de 1986 desapareció misteriosamente.

La historia sobre ese recital fue recreada en la exitosa Luis Miguel, la serie que se estrenó en 2018. Según se pudo ver en la ficción, que tiene el aval del artista, Luis Miguel estaba de gira por América latina, sin la compañía de su padre, el temible Luisito Rey. Tampoco lo acompañaban sus hermanos.

En “Luis Miguel, la serie” se recreó la escena
En “Luis Miguel, la serie” se recreó la escena

Entonces, según se pudo ver en la megaproducción de Netflix, Basteri llegó por sorpresa al estadio porteño pocos minutos antes de que comenzara el show de su hijo. Una vez que comenzó el espectáculo, y luego de la alegría por el reencuentro, el joven le dedicó a su madre la canción que lleva su nombre y que había sido compuesta por su padre en los años '70.

Horas después de aquella emotiva escena, el cantante fue entrevistado por Leonardo Simons en su recordado ciclo Sábados de la bondad. Allí, el conductor le preguntó al adolescente qué había sentido con la sorpresa que le dio su madre.

Sonriente, Luis Miguel se mostró contento y reveló que había pasado casi tres meses sin ver a Basteri.

Poco se supo de Marcela después. Por aquellos años decidió distanciarse de Luisito Rey e irse a vivir con sus familiares a Italia. Entonces llevó consigo al hermano menor de Luis Miguel, Sergio.

La última foto de Marcela Basteri en un aeropuerto italiano. Del libro “Luis Miguel. La historia” (Editorial Aguilar)
La última foto de Marcela Basteri en un aeropuerto italiano. Del libro “Luis Miguel. La historia” (Editorial Aguilar)

Según el libro Luis Miguel, la historia, del periodista Javier León Herrera, la mujer desapareció misteriosamente a mediados de 1986. Viajó desde Italia, junto a su hijo menor, a encontrarse con Luisito Rey en España. Él prometía cambiar, empezar una nueva vida y la convocó para charlar.

Desde España Basteri llamó por teléfono un par de veces a sus familiares, que la encontraban rara durante aquellas comunicaciones esporádicas.

"Después de eso se esfumó. La tierra se la tragó. Desde entonces, más o menos a principios de septiembre de 1986 no hay una sola señal de vida de la mamá de Luis Miguel", revela la biografía del artista.

Marcela Basteri junto a sus hijos Luis Miguel y Álex
Marcela Basteri junto a sus hijos Luis Miguel y Álex

Muchos años después, cuando Luis Miguel ya era un músico consagrado y su disco Romance explotaba en ventas, volvió a realizar una exitosa gira por América latina.

Tal como se puede ver en las primeras escenas de la serie que recrea su vida, poco antes de subir a un escenario para dar un show en Paraguay, a fines de 1992, su manager le anunció al cantante que Luisito Rey estaba mal de salud y que lo acababan de internar con pronóstico reservado en Barcelona.

La despedida entre Luis Miguel y Luisito Rey, recreada en “Luis Miguel, la serie”
La despedida entre Luis Miguel y Luisito Rey, recreada en “Luis Miguel, la serie”

Los caminos, a partir de ahí, se bifurcan. Es que, en la serie, la narración va hacia atrás en el tiempo. En la vida real, el artista decidió seguir adelante con su trabajo: tenía 22 años y una carrera en ascenso. Llenaba estadios, sus discos no paraban de venderse y hacía delirar a sus fans por todo el continente.

Entonces Luis Miguel viajó a Buenos Aires y brindó una serie de shows en el Luna Park. Los seguidores del músico estaban extasiados: por varias noches, podrían verlo ahí, a pocos pasos de distancia, mientras interpretaba todos los hits que sabían de memoria.

La emoción de Luis Miguel al volver a los escenarios
La emoción de Luis Miguel al volver a los escenarios

Hasta que un día, cuando supo que el estado de salud de Luisito Rey se agravaba con el paso de las horas y que quizá le quedaba poco tiempo de vida, decidió olvidarse de las peleas y rencores que los habían distanciado durante cinco años.

Súbitamente, y con varios compromisos laborales en la capital argentina, tomó un jet privado y viajó de inmediato a Barcelona para ir a ver a su padre.

Al llegar al hospital y conocer la gravedad del cuadro que enfrentaba Luisito Rey, Luis Miguel entró en shock.

Los medios de la época reflejaban el duro momento que atravesaba Luis Miguel mientras su padre agonizaba
Los medios de la época reflejaban el duro momento que atravesaba Luis Miguel mientras su padre agonizaba

"Cuando él sale de verlo en el hospital, sale quebrado. Estaba completamente dado vuelta. Estaba fuera de sí, fuera de la realidad, era un ente", señaló a Infobae en 2018 el fotógrafo argentino Gabriel Piko, uno de los pocos testigos de aquel momento.

Pocas horas después, Rey murió. Desde entonces Luis Miguel debió afrontar 48 horas de dolor, despedida y ceremonia íntima.

Luis Miguel, en pleno éxito, estaba en las portadas de los medios más importantes del país (Gentileza Archivo Tea y Deportea)
Luis Miguel, en pleno éxito, estaba en las portadas de los medios más importantes del país (Gentileza Archivo Tea y Deportea)

Con apenas 22 años, y sin saber acerca del paradero de su mamá, se apoyó por aquellas horas en su entorno más íntimo, tal como se pudo ver en la producción de Netflix. Por esos días Hugo López, el representante argentino y alguien muy importante en su vida, junto con su manager Alex McCluskey, su hermano Alex y su novia de entonces Erika fueron figuras clave como sostén anímico.

Convencido de alguna manera de que el show debía continuar, el astro mexicano volvió a la Argentina, donde los rumores de una posible cancelación de presentaciones se multiplicaban en los medios. Sin embargo, Luis Miguel volvió al Luna Park y a dar la cara frente al público.

En una de aquellas jornadas muy emotivas se dirigió a sus fans argentinos para contar lo que sentía.

"Quiero, antes que nada, disculparme de alguna forma. Quería estar con ustedes como siempre, pero esta noche es un poco diferente para mí y quisiera que entendieran, que básicamente, el poder tener la oportunidad de estar con ustedes, con toda la gente, es el momento más importante", dijo con la voz entrecortada y siguió, muy conmovido: "El cariño de todos ustedes es el más importante".

"Quiero desearles a todos y cada uno de ustedes mucha felicidad y compartan todo lo que tengan con la gente que quieren, no mañana sino hoy. Que siempre tengan algo que dar a otra persona, lo más bonito que tenemos es el amor y el cariño del ser humano", afirmó y cubrió su rostro con las manos para ocultar sus lágrimas.

En la serie Luis Miguel decide que, pese a saber que su padre está por morir, el show debe continuar
En la serie Luis Miguel decide que, pese a saber que su padre está por morir, el show debe continuar

Pocos después, se presentó en Ritmo de la Noche, junto a Marcelo Tinelli. Una vez más, otro momento sumamente emotivo lo encontró frente a un público que no paraba de darle ánimos.

Como hacían los grandes invitados del programa, el cantante salió por la puerta giratoria con formato de naranja y bajó las escaleras de la escenografía. De inmediato, Tinelli lo abrazó, mientras desde la tribuna cantaban con fervor el nombre del astro.

"Más allá de todo el cariño que te ha demostrado la gente en Argentina es un excelente momento para decirte que te queremos más que nunca, que queremos estar a tu lado, ¡muchísima fuerza! Estamos con vos. Este es el cariño de toda la gente. Te queremos transmitir toda nuestra buena onda y todo el empuje porque sé que vos lo tenés", dijo Tinelli sin que hiciera falta mencionar a Luisito Rey.

"Te agradezco. Muchas gracias. Lo único que realmente me queda es agradecer profundamente el cariño de la gente. Porque para mí el cariño de la gente, hoy por hoy, es lo más importante.¡Gracias a todos, los quiero mucho!", respondió Luis Miguel, conmovido otra vez.

"Estamos con vos", respondió el conductor y, de inmediato, lo invitó a cantar el clásico Cuando vuelva a tu lado.

La próxima semana Luis Miguel volverá a la Argentina a brindar una serie de conciertos en Córdoba y Buenos Aires. El público, como ocurrió en 1985 y 1992 durante aquellos momentos que de alguna manera se convirtieron en dos despedidas, volverá a acompañar a su ídolo y a ser su mejor contención.

Seguí leyendo