(Audio: Héctor Alterio en "Modo Sábado", Radio Nacional)

A 24 años del estreno de Caballos Salvajes, Héctor Alterio contó en una entrevista radial cómo nació la recordada frase "La puta que vale la pena estar vivo".

En diálogo con el programa Modo Sábado, el ciclo de radio Nacional que conducen Tatiana Schapiro y Horacio Marmurek, el actor reveló: "Resulta que al director, Marcelo Piñeiro, se le ocurre llamar a la gran autora Aida Bortnik porque le faltaba cerrar una secuencia. En esa conversación, le contó dónde estábamos filmando".

"Estamos sobre un monte en el medio de un campo y el personaje de Héctor está solo. Y así, le fue contando casi detalladamente lo que pasaba en cada escena. Fue entonces ahí que ella se inspiró y le pidió: 'Decile a Héctor que su personaje diga la puta que vale la pena estar vivo'. Sin dudarlo, Marcelo lo agregó y yo después lo dije con todas mis ganas", contó, entre risas, Héctor. "Realmente está muy bien esa frase", agregó.

"No me imaginé que iba a pegar así, han pasado muchísimos años y siempre que voy a Buenos Aires me grita en la calle y, aunque yo no lo veo, los escucho, pero se equivocan y dicen 'La pucha que vale la pena estar vivo'… dicen cualquier cosa…", relató.

Escena de "Caballos salvajes" donde Héctor Alterio dice su famosa frase: "La puta que vale la pena estar vivo"

El gran artista volverá a subirse a un escenario el viernes 15 de febrero, con la obra Como hace 3.000 años en el teatro Zorrilla de Valladolid. Y también habló de su continuidad laboral a sus 89 años. "Económica y espiritualmente necesito seguir trabajando porque disfruto de lo que hago", explicó. Además, el actor habló acerca de las dinámica en el teatro y remarcó que "el público espera que lo entretengamos, cada función debe ser un estreno y tener algo original".

Recordemos que Héctor Alterio fue protagonista en las cuatro primeras películas de Argentina que llegaron a ser candidatas al Oscar: La tregua (1974), Camila (1984), La historia oficial (1985), ganadora de la estatuilla y El hijo de la novia (2001).

SEGUÍ LEYENDO