Rocío Oliva con Diego Maradona, en uno de los últimos posteos que subió a Instagram con su ex pareja: lo saludaba para su cumpleaños, el 30 de octubre
Rocío Oliva con Diego Maradona, en uno de los últimos posteos que subió a Instagram con su ex pareja: lo saludaba para su cumpleaños, el 30 de octubre

"Con Diego terminamos antes de Navidad, pero tenía la decisión tomada desde octubre", confesó Rocío Oliva, disipando todas las dudas acerca de su relación con Diego Maradona. Tras admitir que en su momento decidió no casarse con El 10 porque sabía que la relación no iba a durar, la futbolista desestimó que el final del noviazgo estuviera vinculado con Verónica Ojeda. Aunque fue terminante: que la separación es "definitiva".

Después de pasar seis años junto a Maradona, Oliva acercó toda su verdad en una nota con la revista Gente. Y contó, por caso, que buscó que Diego estuviera presente en el casamiento de su hija mayor, Dalma.

"Ya lo veníamos hablando -confío Rocío, por estos días en Punta del Este, sobre la ruptura-. Estaba como programado, pero había que darle el corte. Los 30 años que nos llevamos pesaron un poco. El amor que nos tenemos es grande, pero se desgastó. Diego tiene su edad, yo la mía, y a veces él quiere cosas que yo no. Entonces, era preferible cortar".

Rocio Oliva, en Punta del Este (Foto: GM Press)
Rocio Oliva, en Punta del Este (Foto: GM Press)

"¿Qué cosas querías hacer vos que él no aceptaba?", le preguntaron. "Terminar este año mi carrera de futbolista en River y estudiar para ser directora técnica, algo que empecé a distancia desde Dubai. Cuando me reciba quiero entrenar a un equipo. En definitiva, hacer algo con mi vida. La realidad es que estuve seis años con él y, si miro hacia atrás, siempre estuve parada en el mismo lugar: no hice nada más que acompañarlo. Pero Diego es así: si estás con él sólo es él y tenés que seguirlo. México no era el tema. Yo lo acompañaba si allá podía hacer cosas para mí. Pero no si era para estar todo el día encerrada en casa cuando él se iba a entrenar. Necesitaba espacio para mis cosas".

"La idea de todo el mundo, cuando se casa, es hacerlo para toda la vida. Y yo no quería vivir toda mi vida de esa manera. Por eso no le dimos mucha rosca al tema. Nos comprometimos con la idea de casarnos, pero yo después me di cuenta qué es lo que iba y qué es lo que no. No me iba a casar para divorciarme al poco tiempo. Pero tampoco es que yo le dije que no: la decisión fue de los dos, lo hablamos. Y después ninguno insistió", aseguró Rocío.

Al ser consultada sobre el final de la relación y quién lo determinó, fue concreta: "Como te dije, lo hablamos. Y la charla fue adulta. Pero el corte lo debía dar uno de los dos, y fui yo. En realidad, pensamos hacerlo un montón de veces, pero nunca nos dejamos, siempre estábamos juntos. Verónica Ojeda está otra vez en la vida de Diego hace una semana. Acá no hay Verónica Ojeda ni terceros. Esto es exclusivo de Diego y Rocío", respondió, en tercera persona, y de paso reconociendo que la mamá de Dieguito Fernando Maradona ocupa hoy un lugar de privilegio en la vida del ex capitán de la Selección.

Diego y Veronica, cada vez más cerca
Diego y Veronica, cada vez más cerca

"Yo hablé con Dalma cara a cara cuando viajó a Dubai, y también con su padre -dijo Rocío sobre la versión que indicaba que ella le impidió a Maradona ir al casamiento de su hija-. Ella sabe que le dije que tenía que estar en el casamiento de su hija. No tengo nada contra Dalma. Fue una decisión pura y exclusiva de Diego. Yo amaba con locura a mi papá, y no dejaría que ninguna hija tuviera su boda sin el padre presente".

La frase categórica sobre la separación llegó sobre el final del reportaje: "Esta vez es definitivo. Si no, estaríamos siempre en la misma". Oliva aseguró que Maradona no la echó de su casa de Bella Vista y que está sola "por ahora". "Primero tengo que superar esto, hacer el duelo y estar bien conmigo misma para poder conocer a alguien", avisó.

SEGUÍ LEYENDO