Los ganadores del Martín Fierro Digital 2018, sobre el escenario; Marley, en representación de Mirko (Foto: Nicolás Aboaf y Christian Bochichio)
Los ganadores del Martín Fierro Digital 2018, sobre el escenario; Marley, en representación de Mirko (Foto: Nicolás Aboaf y Christian Bochichio)

Este lunes se llevó a cabo la segunda entrega de los Premios Martín Fierro Digital , de la Asociación de Periodistas de la Radiofonía y Televisión  Argentina (APTRA), que tuvo lugar en el Palacio Alsina. Y los alrededores del lugar se vieron revolucionados por centenares de jóvenes que se acercaron  para conocer a sus ídolos.

Selfie. A diferencia de otras premiaciones, en las que los nominados caminan por la alfombra roja pendientes de los fotógrafos, en este entrega los youtubers, instagramers y tuiteros llegaban al lugar apuntándose con las cámaras de sus teléfonos celulares. Y muchos reporteros gráficos se tenían que conformar con sacar "la foto de la foto".

Sofía Elliot y Valentina Godfrid, nominadas con “Cómo salir del closet”
Sofía Elliot y Valentina Godfrid, nominadas con “Cómo salir del closet”

Buena onda. Todos los invitados a la fiesta se mostraron muy amigables. Y no solo entre ellos, sino también con quienes se habían acercado al lugar para pedirles "un videíto para…". Imposible contar la cantidad de saludos que grabó cada uno de ellos.

El look. El dress code del evento decía "Cócktail". Pero está claro que el Martín Fierro Digital es mucho más relajado que el tradicional. Así que el abanico de opciones que pudo verse fue bastante amplio: iba desde los  vestidos de gala hasta los jeans, sin contar las máscaras en la cara o los trajes estrafalarios.

Lucas Spadafora
Lucas Spadafora
Romina Malaspina
Romina Malaspina
Lío Ferro (en el centro) con los chicos de La Melodía Perfecta
Lío Ferro (en el centro) con los chicos de La Melodía Perfecta

La comida. En el primer piso del Palacio, donde se habían armado unos livings, se ofreció un catering finger food que incluía sushi, sandwichs y roscas dulces, entre otras tantas delicias. Para beber, había barra de tragos y champagne, que casi no daba abasto con tantos pedidos.

Malos perdedores. Después de la recepción, los nominados pasaban a la planta baja, donde se había montado un escenario con una platea. Pero al no haber mesas ni comida para saborear durante la entrega, la mayoría abandonaba el salón apenas se daba a conocer a los ganadores de su terna.

El Palacio Alsina, listo para la gran gala (Christian Bochichio)
El Palacio Alsina, listo para la gran gala (Christian Bochichio)

La mejor opción. Aunque se suponía que a esa hora debía estar en el piso de ShowMatch por el Bailando 2018, Sol Pérez decidió que lo mejor era ir a conducir la ceremonia junto a Nico Occhiato. Y no le fue mal, ya que se fue con un Martín Fierro como estrella digital.

Sol Pérez
Sol Pérez
Moria Casán
Moria Casán

Siempre aggiornada. Moria Casán fue la figura invitada para amadrinar la ceremonia. La One llegó rodeada por sus asistentes y ofreció unas palabras para los presentes. Pero enseguida se retiró porque, según dijo, tenía una cena y pensaba seguir viendo la trasmisión desde su celular.

Mamita. Por el contrario, Laura Panam Franco llegó tarde a recibir su reconocimiento y se excusó diciendo que se había demorado por sus hijos. Así que volvieron a convocarla al escenario casi al final de la ceremonia.

Momento de música. El show de la noche estuvo a cargo de La melodía perfecta, que arrancó primero, y Lío Ferro, quien se sumó después. Y la idea era sorprender al público. Sin embargo, los chicos se mostraron juntos desde que llegaron a la alfombra roja y ya se sabía que algo se traían entre manos.

Marley, con Mirko en brazos (Fotos: Nicolás Aboaf y Christian Bochichio)
Marley, con Mirko en brazos (Fotos: Nicolás Aboaf y Christian Bochichio)

El rey de la noche. Sí sorprendió, en cambio, la presencia de Mirko en el escenario, ya que hasta que subió a recibir su premio nadie lo había visto llegar al lugar. Obviamente, todos querían llevarse una foto con "el bebé más famoso del mundo". Pero Mirko se durmió apenas bajó del escenario y su papá, Marley, tuvo que subir solo para recibir el Oro.

SEGUÍ LEYENDO