La trágica noticia que sacudió esta semana al Turco Naim, quien perdió a Leila Sibara, su media hermana, asesinada de un balazo en la cabeza por quien era su pareja, Luis Alberto Villalba, volvió a conmover a un ambiente del espectáculo que, mal que le pese, no es ajeno a este tipo de sucesos.

Es que el brutal crimen perpetrado durante la madrugada del pasado miércoles contra la joven de 27 años en la localidad bonaerense de Lomas de Zamora es apenas un eslabón más en las historias de este tipo suscitadas en torno a numerosas figuras de nuestro país.

Sin ir más lejos, hace apenas un mes y medio atrás fue Marixa Balli la que debió hacerle frente a la terrible noticia de que su hermano, Luis Alberto, había perdido la vida al ser embestido por una moto mientras cruzaba la esquina de Corrientes y Ángel Gallardo.

Claro que para la actriz no se trató del primer hecho luctuoso de un ser querido que le toca afrontar en su vida.

De hecho, ella misma pudo haber muerto el 17 de marzo de 2000, cuando cerca de las 4 de la madrugada el Mercedes Benz color gris patente CGL 295 que manejaba volcó a la altura del kilómetro 73,800 de la ruta 2.

Y, si bien ella apenas sufrió heridas leves, su acompañante y pareja de ese entonces, el abogado Mariano Fischer, falleció en el acto.

Ese mismo año, apenas tres meses después, la ex vedette volvió a ser golpeada por la vida con la trágica desaparición de Rodrigo Bueno, quien fuera uno de los grandes amores de su vida.

Nazarena Vélez

El comienzo de la secuencia de sucesos luctuosos en la vida de la actriz y productora teatral se remonta a abril de 2010, cuando su hermana, Jazmín, perdió la vida al chocar y volcar el vehículo en el que viajaba por la autopista Perito Moreno.

Casi cuatro años más tarde, la tragedia volvió a sacudir a Nazarena cuando su esposo, Fabián Rodríguez, se quitó la vida en la oficina de la productora que tenían en común.

Sin embargo, las desgracias familiares no terminaron ahí para la artista, ya que el año último tuvo que lamentar las muertes de Silvia -hermana del padre de su hijo menor, Thiago-, quien falleció tras realizarse una intervención quirúrgica en Colombia, y de Norberto Condoleo, padrino de Thiago y mejor amigo de Fabián Rodríguez, quien se suicidó con un arma de fuego.

Nico Vázquez

Otra muerte que conmocionó a todo el ambiente artístico fue la de Santiago, el hermano menor del actor, quien falleció a los 26 años durante unas vacaciones en Punta Cana junto a un grupo de amigos, en diciembre de 2016.

"Fue una miocardiopatía hipertrófica, una enfermedad del corazón, la pueden googlear y los médicos ya saben de lo que hablo. Vivió bastante teniendo en cuenta que estaba muy avanzada", reveló tiempo después Jimena Accardi, la mujer de Nico, durante una entrevista con Perros de la calle, el ciclo que conduce Andy Kusnetzoff por Radio Metro.

"Era algo congénito que nunca supo que lo tenía, no tiene síntomas y tu cuerpo responde como respondió siempre. No te das cuenta de los los síntomas y solo lo ves con un ecocardiograma que es un ecografía del corazón, pero tiene que ser un soplo o una arritmia que lo detecten. Es un caso en un millón", agregó su cuñada.

Federico D' Elía

En el caso del ex protagonista de Los Simuladores, la tragedia lo golpeó con la muerte de dos de sus hermanos, Marcelo y Hernán.

"La muerte de mis hermanos me pegó fuerte, muy fuerte. No hay manera de que no pegue una cosa así, ¿no? Fundamentalmente, pegó en mi vieja y en mi viejo. Uno no puede medir esas cosas, pero por suerte mi viejo tiene más hijos aparte", contó durante una entrevista con Vino para vos, el ciclo que conducía Tomás Dente por la pantalla de KZO.

"Falleció Marcelo, que es dos años más grande que yo, después, bastante tiempo después murió Hernán, que es dos años más chico que yo. Mi vieja, en La Plata, en ese sentido se quedó sola. Hernán, el más chico, era una buena compañía porque vivía en La Plata, estaba todo el tiempo ahí. Mi papá, en cambio, me tiene a mí acá en capital, aunque nos vemos poco, lo necesario. Pero estos otros hijos que tuvo tal vez los necesitaba un poco más. De hecho, Facundo, tiene la edad del más grande mío, 17 años. O sea que con él, todavía está muy pegoteado y eso es un cable a tierra y un salvavidas enorme, que tal vez mi mamá no lo tuvo", se sinceró en aquél momento.

"En cuanto a mí, fue muy doloroso. Siempre me preguntan qué me pasa con eso y digo que la herida está ahí, con la cicatriz. Uno aprende a convivir con eso. Pero el dolor está, y quieras o no esto te modifica en un montón de miradas sobre la vida", reconoció.

"Yo despedí a mi hermano Marcelo en Constitución, cuando se fue al sur a trabajar, a probar suerte. Cuando vuelve es cuando fallece en un accidente. Yo en ese momento estaba en pareja, y cuando se fue en el tren me agarró angustia. Mi pareja me preguntó qué me pasaba, y le dije que nada, que no le di un beso y un abrazo a Marcelo, que me habría encantado dárselo. Y no le di ese beso y ese abrazo. De ahí en más, le digo que lo quiero a quien quiero, aunque se cansen. No me importa", concluyó emocionado.

Sofía Zámolo

La reconocida modelo sufrió la pérdida de su hermano en 1991, cuando tenía apenas nueve años y él era un adolescente de 16.

"Es muy distinto como cada familiar toma una pérdida. Yo perdí a un hermano en un accidente de moto. Yo era re chica, tenía 9 años. Nunca vas a esperar eso. Los abuelos se van antes…. Para mí eso era un chiste, yo decía 'esto no está pasando'. A mí me costó un montón. A los 9 años tuve el primer ataque de pánico entrando a la iglesia para hacerle la misa de despedida a mi hermano. A Fede se lo extraña todos los días", se confesó la modelo durante su paso por Los Ángeles de la Mañana, el ciclo que conduce Ángel De Brito por la pantalla de El Trece.

"Mi hermano Fє∂є у уσ 27 ∂є Fєвяєяσ del '91. Hace poco vi la película 'Coco' y me encantó el mensaje que da. Cuando los seres queridos se van, hay que recordarlos con sus fotos y recuerdos, rezarles, hablarles y cantarles, porque ellos desde el otro lado lo reciben, y sus recuerdos son lo que los mantiene en nosotros para siempre", expresó a través de una conmovedora carta abierta que publicó hace dos años para recordarlo, al cumplirse un nuevo aniversario de su muerte.

"Esta foto es de febrero, un poco antes del accidente de Fede (16 años). Me acuerdo de su sonrisa, su personalidad desfachatada, súper alegre, caradura, rebelde pero a la vez muy maduro", agregó en la misiva.

"En Coco nos muestran cuán importante es recordarlos siempre porque ellos lo sienten. Y así lo recuerdo yo. Enseñándome a cantar los temas de Guns n' Roses porque yo cantaba cualquier cosa y él se mataba de risa, subiendo a los árboles y haciendo casitas con el martillo que le robábamos a nuestro vecino Marcelo, viendo cómo las chicas le dejaban cartitas y chocolates porque era un bombón jaja.. así te recuerdo Fechu", continuó.

"Hoy y siempre te tenemos en nuestra vida, en nuestro corazón y sabemos que sos nuestro ángel. Te amamossss!!! Fede Zamolo • 24. 07. 91″, concluyó.

Beatriz Salomón

La actriz sufrió la muerte de su hermana, Isabel, quien murió en octubre de 2013 como consecuencia de una esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad neurológica muy severa, similar a la que padeció Roberto Fontanarrosa.

"Un día, Isabel se torció el tobillo y descubrieron que tenía ELA (esclerosis lateral amiotrófica, también conocida como enfermedad de Lou Gehrig), que de a poco va atrofiándole la musculatura. De repente, querés levantar el pie y no te funciona, querés ir al baño y no podés, menos caminar y movilizarte. Isabel está en cama hace un año y medio. La atrofia va subiendo desde los pies, y cuando llega a los pulmones, se detiene. Te tienen que hacer una traqueotomía, y así está mi hermana. Está conectada a un respirador artificial y si la desconectan, se muere", confesó Beatriz sobre el padecimiento de su hermana durante una entrevista concedida a la revista Pronto.

Ingrid Grudke

Quien también sufrió la pérdida de un hermano fue la reconocida top model. Corría octubre de 2015 cuando a Ingrid le comunicaron que Alfredo, Freddy para todos, había fallecido luego de sufrir una descompensación -padecía problemas renales y estaba sometido a un tratamiento de diálisis- en su Oberá natal.

Hasta allí partió Grudke, quien en el máximo hermetismo asistió al velatorio que familiares y amigos le realizaron en la Cooperativa Eléctrica Limitada de la localidad misionera de donde es oriunda.

Rául Taibo

En junio de 2004, Marcelo Olivero, el hermano menor de Raúl Taibo, murió al ser atropellado por un tren en el cruce de la avenida Congreso y las vías del Ferrocarril Mitre, en el barrio de Núñez.

Según informaron fuentes policiales en aquél momento, Olivero esperó a que pasara una formación y cruzó caminando el paso a nivel del ramal Tigre sin advertir que venía otro tren del lado opuesto.

Raúl Taibo salió a aclarar en una entrevista radial que la muerte de su hermano "fue lisa y llanamente un accidente". "Un testigo le dijo a la Policía que terminaba de pasar un tren y Marcelo cruzó. No se dio cuenta de que venía otro al mismo tiempo", informó el actor por entonces.

Olivera fue rescatado con vida de las vías, pero falleció en la ambulancia del SAME que lo trasladaba al Hospital Pirovano. Hijo de Beatriz Taibo y el productor Tito Olivero, vivía en Libertador y Congreso, cerca del lugar donde se accidentó, y había hecho pequeños papeles en telenovelas en las que trabajaba su hermano y también en teatro.

Dallys Ferreyra

Era el verano de 2014. Por entonces, la vedette era una de las figuras de "Sé infiel y no mires con quién", la obra que protagonizaba junto a Fabián Gianola.

Faltaban apenas 15 minutos para que terminara la segunda función cuando la llamaron para contarle que Jonathan, su hermano de 21 años, se había quitado la vida al arrojarse desde el cuarto piso de un balcón en Paraguay.
Como era lógico, la actriz entró en un ataque de nervios, mientras sus compañeros no podían entender lo que pasaba.

Ante la situación, todos debieron abandonar el escenario y volver después para explicarle al público lo que había sucedido.

Luego de terminar la función como pudieron, Matías Ale y Andrea Ghidone la trasladaron cerca de las 2.30 de la madrugada hasta Dolores, donde Dallys se encontró con su novio, con quien a la mañana siguiente partió rumbo a Foz de Iguazú para despedir los restos del joven.

"Fue muy doloroso para mí. Tuvo una discusión con mi mamá y Jonathan empezó a enojarse, había puteado en guaraní, golpeó la mesa y salió corriendo al balcón, fueron segundos que ni Brian (su hermano menor) ni mamá pudieron hacer nada o entender qué pasaba", contó luego la propia Dallys en Intrusos.

"La muerte no tiene remedio. No hubo oportunidad para que analizara dos segundos, ya era tarde. Mi mamá cuando lo vio correr al balcón, bajó corriendo por las escaleras y mi hermano se asomó por el balcón y lo vio ya tirado", relató.

"Me traje a mi familia porque no los podía dejar. No tengo idea qué va a pasar, lo único que sé es que voy a poner todo de mí. Daría mi vida por él, yo ya fui feliz, él tenía todo por vivir. Pero no se puede", se lamentó.

"Yo, aunque quisiera, no puedo negar mi fe. Dios fue mi papá, él iluminó mi vida. Intenté enojarme con Dios, al principio me enojé con todos, hasta conmigo porque no estuve ahí para protegerlo. Lo que decía era '¿por qué Dios no hiciste un milagro?'. Mi hermano eligió esto en un momento irracional de un impulso", analizó.

"Yo, cuando me enteré, perdí la razón, es algo que no se puede describir. La vi a mi mamá al día siguiente y no existía, era un ser sin vida. Cuando me vio, me abrazó, lloró y era como un bebé desorientado, desesperado. Ahora está mucho mejor, aunque obviamente siente una gran responsabilidad por lo que le pasó a Jonathan. Mi hermano Brian (de 13 años) no lo llora adelante de nosotros, se va al baño, pone música y lo llora en la ducha", contó.

Máxima Zorreguieta

El suicidio de un ser querido también golpeó a Máxima Zorreguieta, ya que en junio pasado Inés, su hermana menor, fue hallada muerta en su departamento porteño.

Los peritos de la Policía Científica acudieron y, recién cuando los efectivos concluyeron su labor, la embajada holandesa confirmó la muerte.

Vale recordar que la hermana de Máxima, por quien la reina sentía un especial apego, había padecido anorexia, y en 2012 estuvo internada en una clínica especializada en neuropsiquiatría. Fue una de sus damas de honor en la boda real (2002) y la madrina de bautizo de Ariadna, tercera hija de los reyes holandeses (2007). Aficionada a la música, cantaba y tocaba la guitarra, y había grabado a título privado versiones de sus melodías favoritas.

"Mi pequeña, querida y talentosa hermana Inés estaba enferma. No podía hallar la felicidad, no conseguía sentirse mejor", afirmó la soberana al regresar a Holanda.

"Nuestro único alivio es que ella está, al fin, en paz", agregó, acaso intentando consolarse a ella misma.

SEGUÍ LEYENDO