Después de las críticas que recibió en las redes sociales por la curiosa metáfora sobre "los peligros del sexo anal" que expuso en su programa La fe mueve montañas, a través de la señal TLV 1, Gisela Barreto dijo que quienes están "a favor de la ideología de género" son personas "intolerantes".

"La ideología de género es la nueva forma de censura. Limita la libertad de expresión y no solo me censuraron a mí al cortarme en una nota, sino que también le faltaron el respeto y censuraron a los espectadores, a los padres argentinos que querían informarse sobre lo que les estamos mostrando", dijo la ex vedette en diálogo con el sitio web de Radio Mitre.

En ese sentido, brindó su explicación: "Lo único que nos diferenciaba de los animales es la capacidad de razonar. Pero algunos medios de comunicación y colegas, si es que se los puede llamar así porque desinforman, tratan de que el pueblo en general no razone. La ideología de género quiere impedir nuestro libre pensar, no quieren que pongamos en cuestionamiento su ideología y nos reprenden con agresión, violencia e insultos. En realidad estamos en presencia de un fundamentalismo, lamentablemente".

"Tienen un nivel de intolerancia y de no poder escuchar un pensamiento distinto… Es decir, lo que hacen es desnaturalizar la sexualidad humana, que ahora se basa en lo que la cultura dice. Sos lo que querés ser y no el sexo con el que nacés, hombre o mujer. Y la tolerancia, bien gracias. Porque la tolerancia es bidireccional, y estas personas que critican, insultan y agreden no tienen tolerancia. Ellos están de acuerdo cuando nosotros aceptamos su forma de pensar y lo que hacen. Y eso no es tolerancia: tienen una forma unidireccional, quieren que pensemos como ellos", indicó.

Barreto siguió hablando sobre la ideología de género: "Dicen que da más derechos y trae diversidad. Lejos está de eso, trae todo lo contrario. Trae autoritarismo, absolutismo y nos censuran. Como dije, nos limita la libertad de expresión y la libertad de pensamiento porque tienen un pensamiento monotemático. Limitan la libertad política, religiosa y persignan (sic) a los evangélicos, a los católicos, cuando leen determinados pasajes de la Biblia porque contradicen las falacias que ellos alegan porque quieren adoctrinar moralmente a nuestros niños".

Además, confesó estar a favor del Programa Nacional de Educación Sexual Integral (ESI), aunque aclaró: "No estoy a favor de la ideología de género y de que quieran adoctrinar moralmente a los niños con que este tipo de sexualidad está bien. En el nivel inicial de la ESI, para chicos de cinco y seis años, uno de los items dice que debemos desnaturalizar los modos socioculturales de ser niño o niña, y otro dice que debemos enseñar que la diversidad sexual es algo interesante, de lo cual deben formar parte. ¡Por Dios!"

"El adoctrinamiento educación sexual sí, adoctrinamiento moral equívoco no. Son niños, ellos tendrán tiempo cuando sean más grandes de saber qué dirección sexual toman, pero no adoctrinarlos desde la tierna infancia porque ahí obviamente los vamos a inducir a un camino equívoco", concluyó.

La metáfora de Barreto sobre "los peligros del sexo anal"

Consultada por su pensamiento sobre el feminismo, detalló: "Son personas conflictuadas, ellas con ellas. Tienen adentro un mar de fondo importante, con dolor y odio. Un montón de cosas a resolver. Van al choque entre hombre y mujer en vez de ir a la amistad, al poder dialogar. No somos iguales hombre y mujeres, somos totalmente distintos en todo. Cada uno en su lugar, respetando el límite del otro. Lo que el otro se merece. El hombre es hombre y la mujer es mujer, con todo lo que Dios nos dio y lo que somos".

Además, opinó nuevamente sobre el aborto: "Va en contra de la naturaleza. El primer derecho del ser humano es el derecho a la vida. Dios nos dio la vida, tenemos que respetarla desde el inicio hasta nuestra muerte natural. No es la interrupción del embarazo como dicen, porque la vida no continúa luego; se mata, es asesinato".

SEGUÍ LEYENDO