Luis Ventura había anticipado a través de su cuenta en Twitter que renunciará a la presidencia de la Asociación de Periodistas de la Televisión y la Radiofonía Argentinas (APTRA) después de la entrega de los premios Martín Fierro de Radio, que se realizará el próximo 25 de noviembre en el Hotel Sheraton. El domingo, en Infama Recargado, se refirió a los motivos de su decisión.

"Estaba muy sensible, pasaron un montón de cosas por mi cabeza, por mi vida. Situaciones de mucha tensión y mucho estrés en la comunicación de las ternas. Después de contar las ternas siempre hay gente que está incómoda y llama, presiona, sugiere y trata de influir", comenzó con su explicación Ventura.

En es sentido, indicó: "Me sentí solo, diría que defraudado, desencantado. Como cuando estás en un lugar y decís: 'Se me terminaron las ganas'. En ese momento, en mi soledad, a lo mejor acelerado con toda la indignación que tenía encima, me salió eso y lo subí".

De todas formas dejó las puertas abiertas a reconsiderar su decisión: "Mañana me voy a juntar con una persona que es como una suerte de gurú espiritual que en los momentos importantes de mi vida apareció para mostrarme la luz. Lo voy a ver porque se comunicó conmigo y creo que nos merecemos un encuentro y cambiar pareceres. A lo mejor hay cosas que no estoy viendo".

El mensaje que había publicado Luis Ventura
El mensaje que había publicado Luis Ventura

Respecto al mensaje que publicó, en donde anticipa su renuncia, dijo que muchas personas le escribieron preocupadas porque pensaron que estaba yendo a la Basílica de Luján. Pero en realidad estaba yendo a Luján para dirigir a su equipo, Victoriano Arenas. Jorge Rial fue uno de los que le escribió, según su testimonio, a través de un mensaje.

"Como escribí que estaba solo yendo a Luján, interpretó que estaba pasando un momento espiritual complicado. Tuvimos una comunicación en buenos términos. Me pareció que había preocupación. Frente a eso vi el texto que escribí, porque uno a veces no sabe lo que le pasa al otro cuando escribe algo. A lo mejor di por entendidas ciertas cosas cuando dije que estaba manejando a Luján, ya que no comenté que iba a dirigir a mi equipo. Jorge pensó que iba a la iglesia para pensar", contó.

SEGUÍ LEYENDO