Flor Vigna saltó a la pista del “Bailando 2018”; la bicampeona quiere defender su cetro (Foto: Negro Luengo / LaFlia)
Flor Vigna saltó a la pista del “Bailando 2018”; la bicampeona quiere defender su cetro (Foto: Negro Luengo / LaFlia)

Después de hacerse esperar cinco meses, Marcelo Tinelli volvió a la pantalla de El Trece con ShowMatch el pasado lunes 3 de septiembre. Y en su debut logró un promedio de rating de 20.9 puntos. Pero como era de esperar, durante los días siguientes el ciclo comenzó a perder audiencia para llegar al viernes 7 con 13.3. Hasta ese momento el conductor sostenía que en su programa no quería más peleas. Sin embargo, esta semana el Bailando 2018 arrancó con su primer escándalo.

El lunes 10, antes de presentar a las parejas del día, Tinelli le dio la palabra a una Cinthia Fernández ofendidísima luego de que Laurita Fernández ninguneara a El Palacio de la Oportunidad, el paseo de compras de su novio, Martín Baclini. La participante le pidió explicaciones públicas a la actual jurado del certamen. Así, el perchagate que había comenzado el viernes anterior, explotó esta semana.

"Te deseo de todo corazón que, algún día, las cámaras te busquen por un logro profesional y no por estar siempre en conflicto con los demás", le respondió Laurita a Cinthia, quien le devolvió la gentileza: "Me interesa más ser mejor ser humano que tener un logro profesional. No te envidio nada, mi sol. Y menos, ser mala persona".

No obstante, la discusión no superó los 12 puntos de rating. Así que Tinelli, que de alguna manera quería sostener su postura contraria a las agresiones, decidió dar por terminado el tema y presentar a la pareja de Flavio Mendoza y Belén Pouchán, quienes estuvieron acompañados por Karina La Princesita. El coreógrafo, obviamente, se lució con su performance, sumando una puntuación de 29. Y el conductor protagonizó un momento divertido cuando intentó imitar su destreza, subiéndose a una bola de boliche.

 

En ese instante Sebastián Ortega dejó un curioso posteo en sus historias de Instagram: puso la imagen de Marcelo colgado de la bola y otra que indicaba que el minuto a minuto marcaba 15.2 para 100 días para enamorarse, la tira que él produce en Telefé, y 12.6 para el Bailando.

Luego llegó el turno de Natalie Weber e Iván Anriquez, que brillaron junto Alejandro Paker como cantante invitado. La modelo contó que su marido, el futbolista de Boca Mauro Zárate, no estaba "saltando en una pata" por su presencia en el certamen. Pero se fue sin generar polémica, con una votación de 19 puntos. ¿El rating? Ese día macó un promedio de 13.

El martes 11 arrancó con la bicampeona, Flor Vigna, quien defenderá su título junto a Facundo Mazzei, y para el disco contaron con la presencia de Natalie Pérez como cantante invitada. La protagonista de Mi hermano es un clon se llevó muchos elogios y un total de 23 puntos por parte del jurado. Sin embargo, el protagonismo de la noche, una vez más, quedó en manos de Laurita, ya que ese día Ángel De Brito confirmó en vivo que estaba de novia con Nicolás Cabré.

La noticia, hay que decirlo, ya era un secreto a voces en el mundillo del espectáculo. Sin embargo, el "momento Laurita" logró un pico de 13,4 puntos que comenzó a bajar con la llegada a la pista de la pareja de Esmeralda Mitre y Santiago Almaraz, quienes bailaron con Mariu Fernández como voz invitada y sumaron -escasos- 11 puntos del jurado. El promedio del día finalmente fue de tan solo 11.4, y quedó por debajo de Todo por mi hija, que marcó 14.2 en Telefé.

El jueves 13 ShowMatch se grabó a la tarde, por lo que el minuto a minuto no afectó el desarrollo del programa. Después de la presentación de Macarena Rinaldi, quién había sufrido una lesión en el hombro, se confirmó que su reemplazante en el disco y el aquadance para bailar junto a Diego Ramos será Lourdes Sanchez. Hubo beso de su novio, Fede Hoppe, y obviamente también algunas referencias a Laurita, la ex del productor de Tinelli.

VIDEO

Entonces sí llegó el momento de la primera pareja de la noche: El Polaco y Barby Silenzi, quienes bailaron acompañados por Vanessa Butera. Ellos inauguraron el primer -1 de Marcelo Polino y, con ayuda del BAR-SM que les sumó un punto, llegaron a 9. El Polaco y Barby se retiraron negando cualquier romance entre ellos.

Fue el turno de Soledad Fandino, quien volvió a la pista después de 11 años. Bailó con Nicolás Villalba, siendo Flor Otero la cantante invitada. Pero una vez más las cámaras se posaron en Laurita, ya que la actriz, recientemente separada del cantante René Pérez, estuvo de novia durante tres años en el pasado con Cabré. Y aunque no guarda muy buenos recuerdos del actor, le puso sus fichas a la relación con Fernández. El puntaje, sumando los votos del jurado y la ayuda del BAR-SM, llegó a 15. Y el rating marcó 13.3.

Enseguida, llegó el turno de Flor Marcasoli y Lucas Velasco, que estuvieron acompañados por la voz de Manuela del Campo. Obviamente, Laurita también tuvo su destaque ya que la bailarina fue novia de Fede Bal, el ex de Fernández, y días antes había dicho que la actual novia de Cabré no estaba a la altura de ese jurado. La pareja se fue con 20 puntos y el programa terminó perdiendo su franja con un rating que promedió 11.9.

Sol Pérez debutó en la pista del “Bailando 2018” (Foto: Negro Luengo / LaFlia)
Sol Pérez debutó en la pista del “Bailando 2018” (Foto: Negro Luengo / LaFlia)

El viernes 14, ShowMatch también salió grabado. Y arrancó con el conductor retando a Laurita por estar mandándole mensajes a Cabré en medio del programa. La primera pareja en llegar a la pista fue la de Sol Pérez y Fernando Bertona, quienes bailaron con Chule Von Wernich como cantante invitada. Como era previsible, Tinelli quiso saber por qué la ex chica del clima siempre salía con futbolistas. "Es lo que me llega, Marcelo. La pifio siempre", reconoció ella. Y se fue del certamen con 19 puntos del jurado.

Entonces llegó la esperada participación de Anamá Ferreira, quien bailó con Joel Ledesma y acompañada por la voz de Dan Brietman. La brasilera bailó muy mal y, aún con la ayuda del BAR-SM, apenas pudo lograr sumar unos 5 puntos. Sin embargo, su malograda performance y su emoción por tener su primera oportunidad en el Bailando con 67 años, marcaron un pico de rating de 15.1.

Finalmente, llegaron al show Gabo Usandibaras y Becky Vázquez, quienes bailaron con Judith Cabral como cantante invitada. Y Tinelli le preguntó a la bailarina por su supuesto affaire con Fede Bal, pero ella lo negó rotundamente. La pareja logró que el jurado le otorgara 17 puntos. Y el programa, que por ser viernes no tuvo enfrente a 100 días para enamorarse, terminó ganando cómodamente su franja frente a Todo por mi hija y Kara Para Ash, con un promedio de 13.6 puntos de rating, remontando así una semana que venía difícil.

SEGUÍ LEYENDO