A pesar de pertenecer a la generación millennial (nació en 1996), Oriana Sabatini asegura que no le gusta hablar por teléfono, y que puede llegar a tardar dos o tres días en responder un mensaje de WhatsApp. "Las únicas personas a las que siempre les contesto son mi familia y mi novio", dice la novia del futbolista Paulo Dybala.

Con un café en la mano, un tapado largo, un pantalón de tiro alto y un body negro que oficia de remera ajustada, Oriana llega puntual a la hora pautada para hacer la entrevista. Recién llegada de Italia, la cantante recibe a Teleshow en medio de los ensayos del show que brindará el 28 de septiembre en Vorterix.

"Me siento más cómoda cantando en inglés -asegura, hablando sobre la posibilidad de una carrera internacional-. La gente se va a reír y probablemente me putee, pero yo siento que el paladar se acomoda de otra manera cuando uno canta en inglés y el sonido sale de otra manera".

"Me pasaba que componía en inglés por la facilidad de las palabras, de combinar oraciones… Era muy fácil que todo sonara lindo. En castellano es más difícil -lamenta Oriana, de 22 años-. Obvio que voy a cantar en los dos idiomas, pero me parecería tonto saber un idioma y no usarlo en la música. Así como si supiera francés o italiano, cantaría en francés o en italiano".

—Y ahora, sobre todo en italiano…

—En italiano puede ser… (risas).

—¿Estarías dispuesta a hacer una carrera en el exterior?

—Es la idea. Quiero lograr que mi música se escuche en otros países y hacer shows en otros lugares del mundo. Amo a mi país, pero sería un sueño tener una gira que empiece en Argentina y recorra el mundo.

—¿Sabés italiano?

—No, muy poquito. Me encantaría aprender otro idioma. El italiano es muy fácil… Todos los idiomas que sepa los voy a usar como herramienta para mi música porque me parecería tonto desaprovechar esa oportunidad de cantar en otros idiomas, y que gente de otras partes del mundo pueda escuchar tu música y entenderla.

—¿Cómo se maneja una relación a distancia?

—Por cómo soy con las relaciones y por cómo soy yo, es el mejor tipo de relación que me podría haber tocado. Mucha gente dice que es re difícil una relación a distancia, pero también es re difícil convivir. Lo que tiene la distancia es que no sabés cuánto tiempo te vas a ver con esa persona, cuándo es la última vez que se verán, o la próxima. Entonces, aprovechás todo al cien por ciento. Valorás todos los días como si fuera el último. Además, es lindo y está bueno que cada uno tenga su propio espacio y darle tiempo a sus cosas. Obviamente es difícil, pero como cualquier relación. Y como también lo sería convivir: la convivencia me parece más difícil.

—Pero estuviste un mes en Italia con él y salió todo bien, ¿o no?

—Sí, sí. Todo muy bien.

—¿Ya hablaron sobre proyectos a futuro y cómo seguirá la relación, en función a sus carreras?

—Con un novio siempre planeás a futuro, pero por nuestras carreras sí o sí hay que vivirlo día a día. No podría ser de otra manera.

—¿Dejarías tu vida en Buenos Aires para irte a vivir con él?

—Nunca dejaría todo porque no sé a qué se refieren con esa expresión. Una persona no puede dejar todo. Le haría mal. Nunca dejaría de ir al gimnasio, hacer canto, baile y las cosas que me hacen bien. Me imagino que se refieren a la carrera, pero qué se yo…Nunca digas nunca.

—Entonces, puede pasar…

—Amo mi carrera, pero si en algún lugar de mi mente se me ocurre algún día de la vida, ya sea con esta persona o con la persona que me toque, dejar mi carrera es porque realmente quiero. La gente lo habla como si me estuvieran obligando, y no es así. Es una decisión que yo tomaría y si estoy feliz con eso… No estoy diciendo que lo voy a hacer, pero me refiero a que lo toman como si me estuvieran forzando, y nadie me forzaría a hacer nada. Yo lo haría porque me haría feliz, y listo.

—El 28 de septiembre haces un show en Vorterix. ¿Paulo viene a verte?

—No, va a estar en Italia.

—¿Te pondría nerviosa si estuviera abajo del escenario?

—No, me encantaría. Obviamente, hago el show para el público, pero que estén mi familia, mis amigas y las personas que más me conocen y que están al lado mío desde que empecé con este sueño, me motiva mucho más.

Oriana Sabatini y Paulo Dybala (Instagram)
Oriana Sabatini y Paulo Dybala (Instagram)

—¿Cómo te preparás para el show?

—Con mucho ensayo, como siempre digo, porque me parece lo más importante para estar cómoda y segura. Por suerte, ahora tengo mucho tiempo y trato de tomarme las cosas con mayor tranquilidad y disfrutar del proceso, que también es lo más lindo.

—¿Qué significa "mucho ensayo"? ¿Cuántas horas o días a la semana?

—Casi todos los días, y con ensayos separados: uno con la banda, y después con los bailarines. Me encanta el proceso de ensayar, elegir canciones, hacer música y baile. Que les guste a todos, y que estén todos conformes. Porque no es un show solo para mí: también es de los bailarines, de la gente que lo viene a ver…

—Después de cada ensayo, ¿seguís cantando en tu casa?

—Antes sí. Ahora lo dejé de hacer porque siento que si ensayo demasiado se desdibuja todo.

—¿Sos muy autoexigente?

—Sí, me gusta trabajar con los profesionales que trabajo porque sé que van a ser súper objetivos y me van a decir si estoy haciendo algo mal. Me gusta que me corrijan. Para eso los tengo.

—¿Hay alguien a quien le muestres lo que estás preparando antes de cada show, buscando su aprobación?

—Me gusta mostrarle lo que hago a toda la gente que está a mi alrededor, que quiero y amo, aunque no tanto porque también me gusta que sea sorpresa lo que van a ver después.

SEGUÍ LEYENDO