Luisana Lopilato y Michael Bublé (Foto AFP)
Luisana Lopilato y Michael Bublé (Foto AFP)

Hoy, Michael Bublé está cumpliendo 43 años. Y tiene muchos motivos para celebrar junto a su mujer, Luisana Lopilato, y sus tres pequeños: Noah (4), Elías (2) y Vida (1 mes). El cantante canadiense acaba de retomar sus shows después de atravesar el obstáculo más difícil de su vida, que fue la lucha contra el cáncer de su hijo menor. Pero logró sacar un aprendizaje de este duro trance. Y, hoy, asegura que está en su momento de mayor plenitud y con muchas ganas de festejar.

En noviembre de 2016, Bublé se enteró de que su hijo Noah padecía cáncer de hígado y debía iniciar un largo tratamiento, que se prolongó durante 18 meses. En ese momento, el cantante sintió que estaba "en el infierno". Y, al igual que su esposa, suspendió todas sus actividades para
dedicarse de lleno a acompañar al niño en su recuperación. "Pensé que nunca volvería a la música porque la familia es lo que más importa", le había confesado el ganador de cuatro Grammy al Herald Sun de Australia.

Michael Bublé con Noah
Michael Bublé con Noah

Es que, aunque tanto él como Luisana se mostraron fuertes a la hora de pelear contra la enfermedad de su hijo, al enterarse de la noticia Bublé sintió que el mundo se derrumbaba frente a sus ojos. "Recuerdo estar sentado en la habitación del hospital pensando: '¿Estaba preocupado por las ventas de discos, por un meme o por lo que dijo un portal acerca de mí?' Y en un segundo todo se había vuelto tan claro", reflexionó el cantante en la misma entrevista.

Lo cierto es que el pequeño Noah se comportó como "un superhéroe", según las palabras de su padre. En febrero de 2017, después de una intervención quirúrgica, el niño quedó "libre de cáncer", tal como le informaron Bublé y Lopilato a sus seres queridos. Pero el cantante, aunque mucho más aliviado, decidió no volver a los escenarios hasta tanto el tratamiento de su hijo estuviera terminado por completo.

En el medio, Luisana le dio una noticia que lo llenó de felicidad: iba a ser papá por tercera vez. ¡Y de una nena! De esta forma, todo pareció volver a encaminarse en la vida de Bublé, quien de a poco empezó a componer temas para el álbum que lanzará en breve y que, según dijo, incluirá sus
recientes vivencias y será "el mejor disco que nunca haya hecho". Porque, en lugar de hablar del dolor que les tocó vivir, como a tantas familias, hablará del gran aprendizaje que éste le dejó.

Vida, la hija de Luisana Lopilato y Michael Bublé
Vida, la hija de Luisana Lopilato y Michael Bublé

"Mi esposa y yo fuimos de nuevo felices y volvimos a enamorarnos. Habíamos visto lo mejor y lo peor del otro. No tengo claro si lo de tener otro bebé fue algo premeditado, había una gran cantidad de felicidad y una sensación de alivio", dijo el cantante en una entrevista para el suplemento Stellar del Daily Telegraph. Y agregó: "Sé que ella siempre había querido tener una niña, que eso era algo importante para ella. Después de que el médico nos anunciara cuál era el sexo del bebé, me giré y le dije: '¡Lu, es una niña!' y ella estaba temblando".

Bublé conoció a Luisana en 2008, durante un recital que el canadiense brindó en Argentina. Y, según contó, se trató de un "amor a primera vista". Pero, al principio, muchos dudaban que la relación fuera a prosperar, tanto por la distancia geográfica que los separaba como por la barrera idiomática, ya que por entonces Lopilato no se llevaba muy bien con el inglés.

Sin embargo, al año siguiente, ambos anunciaron su compromiso. Y, en mayo de 2011, se casaron en tres etapas: primero pasaron por el Registro Civil en Buenos Aires, después hicieron una ceremonia religiosa en Cañuelas y, finalmente, celebraron con una fastuosa fiesta en Canadá.
Como los dos soñaban con una casa llena de niños, los hijos no tardaron en llegar: el 27 de agosto de 2013 nació Noah, el 22 de enero de 2016 Elías y, el pasado 25 de julio, llegó Vida. Pero, para Bublé, la fábrica todavía no está cerrada. "Queremos una familia grande, no creo que vayamos a parar todavía", dijo el cantante.

Después de la peor prueba que le tocó superar junto a su mujer, Bublé repite a cada instante la palabra "agradecimiento". Porque sabe que hay muchas personas que pasan por su misma situación y no tienen la dicha de salir adelante como ellos. Así que no deja de agradecer el apoyo, el acompañamiento y las plegarias, de todos los que se unieron para pedir la recuperación de Noah. Y disfruta de cada momento con intensidad.

"La comida nunca había tenido mejor sabor, la música nunca había sonado tan bien, mi relación con mi familia, mi Fe…todo mejoró", confesó Bublé, quien volvió a cantar en público hace dos meses en el British Summer Time, en el Hyde Park de Londres. Y que hoy, que ve la vida con otra sabiduría, seguramente estará festejando su cumpleaños con más ganas que nunca.

SEGUÍ LEYENDO