Alfredo Casero (Foto: Lihue Althabe)
Alfredo Casero (Foto: Lihue Althabe)

Luego de dos entrevistas que generaron una gran repercusión, primero con Alejandro Fantino en Animales Sueltos y luego con Teleshow, Alfredo Casero (55) fue víctima de la censura de su unipersonal ¿De qué no se puede hablar? Y ya le sucedió dos veces, con un par de días de diferencia: primero cancelaron su presentación en Teatrino de Salta, prevista para este mismo jueves, y en las últimas horas se comunicó que el sábado tampoco podrá subir al escenario del Teatro Alberdi, de Tucumán.

En el ciclo nocturno de América, una alegoría de Casero sobre la realidad del país encontró una gran repercusión en las redes sociales. Su "¡Queremos flan!" se viralizó de inmediato, y horas después el propio Mauricio Macri le hizo un guiño con una foto. Además, la frase se vio en numerosos carteles en la marcha que en la noche del martes se realizó contra Cristina Kirchner; el propio actor participó de esa movilización.

Pero en el reportaje que le realizó Fantino, Casero también hizo duros comentarios sobre las Abuelas de Plaza de Mayo, y en especial su presidenta, Estela de Carlotto, que le valieron una queja del conductor en ese mismo momento.

El domingo este portal publicó una nueva entrevista al ex Cha Cha Cha. "Las Fuerzas Armadas yo las pago: tienen que trabajar -declaró-. Nosotros fuimos un gran país gracias a nuestras Fuerzas Armadas. No estoy hablando de cuatro hijos de puta que se metieron en la política llamados por Isabel Perón. Yo respeto a un policía, ayudo a un policía y acompañaré a un policía".

Frente a esta situación el dueño del Teatrino de Salta, Humerto Colautti, nieto recuperado N° 14, decidió cancelar su show. Y ahora las autoridades de la Universidad Nacional de Tucumán decidieron no facilitarle a Casero las instalaciones del teatro de la institución. La decisión fue tomada luego de que organismos de derechos humanos le enviaran una nota al rector, Héctor García, intimándolo a suspender la presentación.

"Los organismos de Derechos Humanos de Tucumán, tenemos el agrado de dirigirnos a usted a fin de solicitar considere no ceder el uso del Teatro Alberdi, una de las joyas culturales de nuestra provincia y perteneciente a la alta casa de estudios que usted dirige, para que el actor cómico Alfredo Casero realice su show '¿De qué no se puede hablar?', este sábado 25 de agosto", se lee en la misiva.

"Las provocadoras declaraciones de Casero, que al observar la grabación no fueron realizadas en tono de sátira, ni broma, buscaban cuestionar y poner en dudas las acciones y el trabajo de organizaciones de Derechos Humanos de nuestro país, como Abuelas de Plaza de Mayo", se argumenta.

"Con su estilo verborrágico, Casero mezcló datos e información poniendo en duda la existencia e identidad de nietos desaparecidos por el accionar genocida de las Fuerzas Armadas, cuya identidad fue restituida principalmente a partir de la lucha que llevan adelante las Abuelas", concluye el comunicado, citando los párrafos en los que el actor hace referencia a Marcos Eduardo Ramos, el nieto recuperado N° 128, que es hijo de Rosario del Carmen Ramos, desaparecida en noviembre de 1976 en Tucumán.

Tras este pedido la UNT decidió suspender el contrato para la presentación de Casero en el Teatro Alberdi, amparándose en la "postura histórica" de esa universidad en relación a los derechos humanos y en favor de las "políticas de memoria, verdad y justicia".

En su defensa, días atrás Casero habló con Infobae. "Nunca en mi vida reivindiqué la dictadura, lo que yo digo es que desconfío de las voluntades pagas porque tienen dinero en el medio y de los Sueños Compartidos. Ante cualquier situación vos pasás a ser el diablo. Estela de Carlotto dijo barbaridades de mí. Ella empezó a pegarme porque me metí con 6-7-8, con Cristina Kirchner, con gente que ella comulga, y desde su lugar empezó a darme con un fierro", aseguró.

En tanto, a quienes ya habían comprado sus entradas para ver el show de Casero, se les anunció que el importe de las localidades les será devuelto por las mismas vías por las que las hayan adquirido.

SEGUÍ LEYENDO