Mariano Martínez no dio nombres. Pero tampoco desmintió el par que circularon en estos días, por rumores y un mea culpa (el de Eleonora Wexler). Porque tras confesar que, hace muchos años, "se había puesto agresivo el tema" con una ex compañera que lo había acosado ("Sentí una invasión", dijo), recordó que llegó una escena donde –siempre según el relato del actor– la actriz en cuestión descargó toda su furia.

"Me debía pegar, y me pegó mucho, de más. Me dejó casi sordo, con el 30 o 40 por ciento menos de la audición durante un tiempo largo", le contó Mariano a Moria Casán, en Intrusos, sin dar mayores precisiones del año en que vivió este episodio, y menos aún, cuál era la novela.

Circuló entonces una escena que el galán compartió con Julieta Ortega en 22, el Loco. La época parecía coincidir: "Pasó hace mucho tiempo", dijo Martínez, vagamente. Y esa ficción con Adrián Suar y Nancy Dupláa se emitió en 2001. Pero la escena no revestía de ninguna manera la violencia que había descrito el actor.

Tras la denuncia pública, y de que su nombre se vinculara con este asunto, Julieta llamó a Mariano, luego de 17 años sin hablar por ninguna circunstancia. Desde que fueron compañeros en 22, el Loco, justamente. "Él me aclaró que no dio mi nombre. Me preguntó si quería que los dos saliéramos a aclarar, pero le dije que no hacía falta", le explicó la actriz a Teleshow. "No hace falta que él aclare nada porque no dijo que fui yo", agregó.

Pero en estas horas el humorista Gabriel Lucero difundió en su cuenta de Twitter otra escena de este drama policial (sus 96 episodios están disponibles en YouTube), en la cual Natalia Caselli (el personaje de Julieta) mantiene un diálogo con Alejandro Pereyra (Mariano) que concluye de manera muy violenta.

"Vos a mí me gustás de verdad", comienza diciéndole Natalia. "Para mí es muy difícil, sumamente difícil, que estés todo el tiempo alrededor mío, dando vueltas, y que no pase nada, ¿entendés?". Alejandro se encoge de hombros. "¿Por qué todo esto…? Eh… ¿es por el jovato? –indaga–. ¿Qué onda? ¿Te lo estás empomando?". Y entonces la joven le aplica una dura bofetada. Y enseguida otra, y otra más. Las tres suenan con mucha fuerza.

"Mieeeerda. ¡Sos un mierda!", le grita ella, mientras él se echa para atrás y se toma la cara. "Me duele. Pero me mojo un poco la cara y se pasa…", alcanza a decir Mariano, con el pómulo derecho enrojecido, mientras Julieta se queda resoplando.

Hasta aquí, Martínez no respondió el tuit de Lucero, quien lo arrobó en su mensaje. Quien sí lo hizo fue la actriz Lorena Meritano, narrando su experiencia personal. "Me pasó una vez: la otra actriz tenía la mano muy pesada, me dejó los dedos marcados y se me inflamó cara y cuello –escribió Meritano–. Horrible, pero quedó muy real. Muy doloroso, eso sí".

Porque más de una vez ha sucedido –tanto en televisión como en el cine y el teatro– que un artista sobreactúe su papel. Solo Mariano y Julieta, quien ese mismo año comenzó su relación con Iván Noble, podrían asegurar si este es el caso.

SEGUÍ LEYENDO