Su confesión sorprendió a todos. Mariano Martínez contó ayer en Intrusos, por América, que en sus comienzos había sufrido acoso y maltrato laboral por parte de una compañera de elenco. Sin querer nombrar a la actriz en cuestión, el galán aseguró que luego de que él le pidiera que dejara de exagerar con los besos de ficción, porque lo incomodaba, ella se vengó en una escena de violencia, pegándole fuertes cachetazos que lo dejaron con el 30 por ciento menos de audición por varios días.

Lo cierto es que, luego de la entrevista, todos los integrantes del programa se quedaron con la duda de quién sería la actriz aludida por Mariano. Y comenzaron a repasar la carrera del actor, tratando de llegar a la escena de la discordia. Finalmente, en el día de hoy, Damián Rojo aseguró haber descubierto a quién se refería Martínez y compartió unas imágenes que habían llegado a sus manos.

La escena de archivo rescatada por Intrusos corresponde a un capítulo de 22, El Loco, la novela policial protagonizada por Leticia Bredice, Adrián Suar y Nancy Dupláa, que se emitió por la pantalla de El Trece en el año 2001. Allí, Martínez personificaba a Alejandro Pereyra y Julieta Ortega a Natalia Caselli, dos oficiales pertenecientes a una brigada especial que mantenían una relación tan apasionada como violenta. Y en las imágenes se puede ver cómo, tras un beso supuestamente robado, Mariano termina recibiendo un duro golpe por parte de Julieta, quien según Rojo sería la acosadora del galán.

Ante la incredulidad de sus compañeros de panel, que saltaron a defender a Ortega, alegando que nunca había tenido un conflicto de esta naturaleza y que, en aquel tiempo, estaba felizmente casada con Iván Noble, Rojo aseguró: "Los que trabajaban en esa tira, cuentan que Mariano habría denunciado que no se sintió cómodo con algunas situaciones y que alguna vez tuvieron que parar una escena".

Pero el resto de los Intrusos se negaron a validar esta teoría. "A favor de Julieta, hay que decir que tiene la mano muy chiquita", dijo Adrián Pallares. Pero Rojo se mantuvo en su postura, asegurando que Mariano también tiene "orejas chicas". "Esto la re mancha a la Ortega: ahora la van a volver loca", concluyó Moria Casán, quien por estos días está al frente del programa.

En su testimonio, Mariano había asegurado que una compañera de elenco lo incomodaba con besos exagerados. "Se había puesto agresivo, el tema. Sentí una invasión, lo planteé, no le cayó bien y siguió. Un día tenía que hacer una escena en la que me debía pegar, me pegó de más y me dejó sordo", contó Martínez. Y agregó: "La verdad es que la pasé mal y me quedé con bronca. No fue un cachetazo, me pegó como ocho y en el libreto había uno o dos". Sin embargo, el galán no quiso revelar el nombre de su colega. ¿Acaso habrá sido Julieta?

SEGUÍ LEYENDO