Rodrigo Noya interpreta a Oaky, un preso que regresa a San Onofre después de que la banda del Sapo (Roly Serrano) lo mandara al hospital
Rodrigo Noya interpreta a Oaky, un preso que regresa a San Onofre después de que la banda del Sapo (Roly Serrano) lo mandara al hospital

Este martes llega el cuarto capítulo de El Marginal 2, episodio en el cual aparecerá Rodrigo Noya como Oaky y el enfrentamiento entre los capos del penal San Onofre se volverá cada vez más violento.

Antín (Gerardo Romano) logró que destruyeran el call center, pero al día siguiente crece el temor por una represalia del Sapo (Roly Serrano). De hecho, sus matones intentan sin éxito capturar a Diosito (Nicolás Furtado). Sí logran atrapan al Ninja y lo torturan hasta que confiesa que el ataque al call center fue por órdenes de Borges (Claudio Rissi).

Diosito está celoso de James (Daniel Pacheco Bautista), la nueva incorporación a la banda y esto alimenta la rivalidad con su hermano Borges. Además, conoce a Oaky (Rodrigo Noya), un preso del patio que acaba de volver a San Onofre después de una larga estadía en el hospital.

Emma (Martina Gusmán) se interesa por la historia de Oaky, que es un referente de los presos jóvenes, porque se opuso a una huelga que quería organizar El Sapo con la gente del patio y eso le costó que lo tiraran por una ventana y terminara en el hospital. Oaky es casi un adolescente con muchas inquietudes, que aprovecha su tiempo en la cárcel para estudiar y anotarse en todo tipo de talleres.

Los hermanos Borges (Claudio Rissi) y Diosito (Nicolás Furtado)
Los hermanos Borges (Claudio Rissi) y Diosito (Nicolás Furtado)

Rita (Verónica Llinás) le pide dinero al Sapo para pagar sus deudas de juego y a cambio tiene que practicarle sexo oral. Se revela que son amantes.

Morcilla (Carlos Portaluppi) le paga a Emma por los daños ocasionados a su auto y le sugiere que no se meta más con las prostitutas. Le dice que si ella hace la denuncia va a perjudicar a sus compañeros de trabajo. Luego, la asistente social encuentra a Ana muy golpeada.

Camila (Paula Cancio) visita a Patricio (Esteban Lamothe) nuevamente. Está angustiada porque su abogado no puede sacarlo, pero él le pide que no cometa una locura. Pero lo desoye y se presenta ante el juez de la causa para confesar que su amante es inocente y que fue ella quien le disparó a su marido.

El Sapo le pide a Patricio una muestra de lealtad. Su primo, también preso en San Onofre, lleva a Patricio al lugar donde torturaron al Ninja y le da un arma para que lo remate. Pero Patricio se rebela y le dispara al primo del Sapo.

El Sapo es el líder de San Onofre pero los hermanos Borges (Claudio Rissi y Nicolás Furtado) quieren ocupar su lugar
El Sapo es el líder de San Onofre pero los hermanos Borges (Claudio Rissi y Nicolás Furtado) quieren ocupar su lugar

La policía allana San Onofre, aunque el call center está desarmado. Garófalo, jefe de Antín, participa en el allanamiento; tiene un estilo completamente opuesto al del director del penal. Anda sin custodia y exige que se respeten los derechos de los presos. Durante la visita, el Sapo hace explotar el auto de Antín.

Los matones del Sapo van al patio a buscar a Diosito, Barny (Marcelo Peralta) y Borges, para matarlos por destruir el call center. Pero Oaky y los presos jóvenes los toman por sorpresa y los amenazan con armas. San Onofre queda al borde de una verdadera guerra.

SEGUÍ LEYENDO