(Instagram)
(Instagram)

Wanda Nara hizo un viaje fugaz al país junto con sus hijas Francesca e Isabella, tras haber disfrutado de unas vacaciones con Mauro Icardi. La mediática planificó esta escapada para pasar unos días con su hermana Zaira y su sobrina Malaika.

Para despedirse de Buenos Aires, la botinera grabó un video con su celular en el que aparece en ropa interior, caminando por el baño. "Verano nos vemos pronto", escribió en su cuenta de Instagram, en referencia a su vuelta a Italia, donde vive con su esposo y sus cinco hijos.

En su corta estadía en la Argentina, estuvo involucrada en una polémica por causa de unas fotos que les sacaron en las playas de Ibiza y se divulgaron en los medios. En las redes sociales, se generó un debate en el que algunos la criticaron por su figura, mientras que otros la defendieron.

The Grosby Group
The Grosby Group

"Es lógico que después de varios partos una mujer tenga celulitisPero esas fotos las retocaron para perjudicarme: yo sé dónde tengo y dónde no. Además, me causó risa la panza que me hicieron: ni en mis embarazos estuve así. Con mis posibilidades económicas nunca llegaría a estar tan mal como me mostraron en esas fotos: existen un millón de tratamientos para solucionarlo", dijo en una entrevista con Gente.

(Instagram)
(Instagram)

Estas imágenes fueron divulgadas por la agencia internacional The Grosby Group. En diálogo con Teleshow, el fotógrafo Ramiro Souto, representante de la empresa en Argentina y Sudamérica, se defendió de estas acusaciones:  "¿Con qué sentido retocaríamos esa foto? ¿Por qué la querríamos perjudicar? Tuvo más trascendencia de lo que imaginamos porque para nosotros era una foto más de relleno de la cobertura de la temporada europea. La agencia se dedica a vender fotos, no a hacer retoques ni usar Photoshop".

"La agencia hace una cobertura en Ibiza porque es la playa más top a la que van todas las celebridades internacionales. Y en este caso, ella no es un personaje. Solo la fotografiaron porque es la mujer de un futbolista famoso, al igual que la agencia le sacó fotos a Marcos Rojo, Gonzalo Higuaín o Diego El Cholo Simeone", agregó.

Pero este no fue el único escándalo en el que estuvo involucrada la esposa de Mauro Icardi.  En la noche del miércoles, llevó a Francesca e Isabella a ver un espectáculo infantil, en compañía de su hermana Zaira y su sobrina Malaika. Allí, la esperaba la prensa para preguntarle sobre la polémica de sus imágenes en Ibiza.

Luego de disfrutar del show, se generó un caos a la salida del teatro. Rumbo al estacionamiento, con Francesca caminando a su lado, la mediática se negó a responder las consultas de los noteros. Se generó algún tumulto y la situación provocó el pánico de la hija de Icardi, de apenas tres años, quien terminó llorando.

(Verónica Guerman)
(Verónica Guerman)

Enojada por esta situación, Wanda hizo un descargo contra la prensa en Twitter: "Todo muy divertido, mucho tema para hablar…, pero todo tiene un límite. El derecho de los periodistas termina el día que decido salir con mis hijas por Buenos Aires a un teatro infantil, y dedicarme a cuidar y divertirme en una salida de vacaciones de invierno con mi sobrina".

(Verónica Guerman)
(Verónica Guerman)

"Seguramente hicieron mucho por mí , más que cobrado. Hace años (que) no le debo nada a nadie. Les di mucho tema: real, inventado o transformado. ¿Para qué dar notas? Si cuando van al piso el odio, el rencor y la envidia los invade. Lamento por los nuevos periodistas, o los que intentan ser diferentes pero entre una multitud arriba mío es difícil distinguir", finalizó.

SEGUÍ LEYENDO