(Télam)
(Télam)

"Me he dejado estar mucho con mi salud, pero va a estar todo bien", decía Beatriz Salomón desde el Hospital Fernández, en donde estaba internada desde el domingo 10 de junio por una hernia umbilical.

Este martes, la actriz recibió el alta médica y regresó a su casa, en donde deberá permanecer en reposo, según informó Lío Pecoraro a través de su cuenta de Twitter. "El miércoles próximo estarán los resultados", agregó el panelista de Todas las tardes sobre la colonoscopía que le realizaron el lunes por la noche.

Horas antes, la habían trasladado a una habitación individual porque para hacerle el estudio correspondiente debía tomar mucho líquido, lo que la hacía ir al baño y necesitaba privacidad, tal como ella misma lo aclaró. Los primeros estudios habían arrojado que tenía manchas en el hígado, por eso le realizaron una colonoscopía.

Salomón debió asistir a un hospital público porque su ex marido, Alberto Ferriols, le dio de baja a la obra social, motivo que repercutió en la salud de la actriz que hace dos años tiene la hernia pero no se podía operar porque no quería ausentarse de Extinguidas, la obra teatral que protagonizaba.

SEGUÍ LEYENDO