Saltó a la fama por su recordado papel de Chloe Sullivan en la serie Smallville. Sin embargo, seguramente nadie imaginaba que Allison Mack iba a cobrar popularidad nuevamente, aunque esta vez por algo que nada tiene que ver con los sets de filmación.

Es que la actriz alemana de 35 años fue arrestada hoy acusada de tráfico sexual y de conspirar para obligar a personas a realizar trabajos forzados por su presunta relación con la secta Nxivm, por lo cual deberá comparecer en las próximas horas ante un tribunal de la ciudad de Nueva York.

En un comunicado, el fiscal del distrito este de La Gran Manzana, Richard  Donoghue, explicó que Mack "reclutó a mujeres" para que se unieran a un supuesto grupo de tutoría femenino "creado y liderado" por Keith Raniere, también detenido y acusado de los mismos cargos.

En 1998, el supuesto gurú de la autoayuda creó la organización "Programas Ejecutivos de Éxito" -a través del cual impartía talleres de cinco días por los que cobraba hasta 5.000 dólares- y luego fundó Nxivm, donde obligaba a los asistentes a tomar clases adicionales a mayor precio y  los incitaban a traer a otras personas para "ascender" dentro de la organización.

En 2015, Raniere forma una sociedad secreta dentro de Nxivm llamada "DOS", "para empoderar a las mujeres y erradicar las debilidades del programa de estudios".

Sin embargo, estas mujeres se convertían en sus esclavas sexuales, siendo forzadas a realizar tareas domésticas y marcadas a fuego como ganado en sus zonas pélvicas con las iniciales de su presunto líder.

Además, las víctimas eran extorsionadas con información comprometedora sobre familiares y amigos, y fotografías de desnudos, entre otras cosas.

Por todo esto, Raniere se expone a una pena mínima de 15 años de prisión, que incluso podría llegar a cadena perpetua si es declarado culpable de los cargos que se lo acusa.

SEGUÍ LEYENDO: