"Hemos perdido a una mente realmente hermosa, un científico asombroso y el hombre más divertido que yo haya tenido el placer de conocer. Mi amor y mis pensamientos están con esta familia extraordinaria", dijo Eddie Redmayne a través de un comunicado, para despedir a Stephen Hawking, fallecido el martes a los 76 años.

En el 2014, el actor británico tuvo el honor y el enorme desafío de interpretar al estudioso en la película La teoría del todo, de James Marsh, papel por el que obtuvo el Oscar a mejor actor protagónico.

En una nota que brindó al portal Milenio en el 2015, el artista recordó cómo fue llevar adelante la gran responsabilidad de ponerse en la piel del creador de la teoría del big bang: "Cuando me dieron el papel tuve unos segundos de euforia y luego me dominó el miedo abrumador, que permaneció a lo largo del proceso".

Es que no solo se trataba de su primer protagónico, sino que el papel exigía demasiado físicamente y se trataba de ponerse en la piel de una persona muy importante: "Además, tiene esta particularidad  (su enfermedad) así que imaginate".

"Tenía que capturar paso a paso la desintegración por esclerosis lateral amiotrófica que lo llevó de ser un joven saludable a un adulto paralítico, es un efecto difícil, más si tomás en cuenta su mente de científico, la expansión sin trabas de su imaginación", contó sobre su personaje y agregó: "A él le dieron una sentencia a muerte cuando solo tenía 21 años y ahora tiene 72, tres hijos, se ha casado dos veces y ha realizado importantes descubrimientos".

Para el rol, no solo tuvo que bajar nueve kilos, sino que tuvo que prepararse mucho: "Pasamos cuatro meses investigando, estudiando el aspecto físico y las leyes de Hawking. Me entrenó un coreógrafo, visité académicos y a muchos enfermos de esclerosis. También rastreamos viejas fotos para ver los efectos de la enfermedad. Me consumió interpretar a Setephen".

Luego del film, Redmayne se tomó unos meses para descansar ya que según confesó, quedó "agotado", hasta que en el 2015 hizo La chica danesa, protagónico que le valió una nueva nominación al Oscar como mejor actor.

Durante el rodaje de La teoría del todo, él y su compañera en al ficción Felicity Jones (que interpretó a Jane, la primer mujer de Hawking) recibieron la visita del científico: "Verlo me hizo sentir un tremendo orgullo y una enorme responsabilidad", contó en aquel momento.

SEGUÍ LEYENDO: