De aquel jovencito que apenas si movía los labios (llegó a decirse no abría la boca por vergüenza a mostrar una dentadura) cuando acompañó a su hermana en su debut en el Bailando, a este otro que ahora se lanza como cantante, pasaron más tatuajes que años… Porque en 2012 Alexander Caniggia desembarcó en el programa de Marcelo Tinelli junto a Charlotte Caniggia, mientras que en este 2017 ya se muestra con absoluto desparpajo en las redes sociales, donde se hace llamar El Emperador.

 

También son sus seguidores (en Instagram tiene más de 250 mil) los primeros en conocer cada nueva inscripción con tinta que el hijo de Mariana Nannis se hace grabar en su cuerpo. Empezó con la misma timidez de aquel Bailando. Pero ya tiene gran parte de su anatomía cubierta por tinta: el torso, los brazos, su cuello, los dedos… ¡y hasta la cara!

Este sábado Alexander se tatuó en la frente una palabra en inglés con un tamaño de tipografía bastante importante: Survive (sobrevivir) podrá leer ahora quien lo mire a la cara.

Pero además, notará que en uno de los pómulos hay un pequeño puñal, y en el otro, el número 13, justo al lado de una estrella.

Alexander y su tatuador de cabecera
Alexander y su tatuador de cabecera

Porque en este último lustro, ¡cuánto ha pasado en la vida de Alexander! Lo dicho: más tatuajes que años. Están a la vista.

LEA MÁS: