Luego de ocho años juntos y una hija en común, Margarita, Adrián Suar y Griselda Siciliani se separaron. Desde antes de su ruptura amorosa, la ahora ex pareja estaba enfrentada en el plano profesional: mientras él pelea por el rating desde El Trece, ella es la cara del prime time de Telefe. ¿Influyó el trabajo en su relación?

El pase de la actriz a Telefe, de la mano de Underground, para protagonizar la tira Educando a Nina, fue uno de los cambios más comentados este año. Por primera vez desde que están juntos,  competiría directamente con su pareja. Anteriormente había hecho sólo algunas participaciones en Viudas e hijas del rock and roll.

"Cuando me enteré de que la habían convocado le dije que tenía que ir, obvio, porque además los actores no son exclusivos, van de un canal a otro. Me puse orgulloso por el alto nivel de rating que consiguió cuando debutó. Estoy muy contento por ella, pero la verdad es que si no fuera porque es mi mujer, no estaría tan contento", había dicho el gerente de programación de El Trece cuando arrancó a emitirse el programa de su mujer en abril.

Ella, por su parte aseguraba en diálogo con Teleshow que no le importaba si le ganaba al productor y a su ex (en alusión a Araceli González, ex pareja de "el Chueco" y protagonista de Los ricos no piden permiso). Sin embargo, al mismo tiempo confesaba: "En casa podemos hacer chistes con eso y con mil cosas más, que ni se imaginan".

¿Fueron esos chistes y la competencia laboral los que terminaron por desgastar la relación? ¿Qué pasaba mientras tanto en el rating? En su debut, Educando a Nina promedió los 18.2 puntos, dejando al programa producido por Pol-ka, Los ricos no piden permiso, muy lejos, con 11.5.

Dicha tendencia en los números de audiencia se mantuvo hasta la semana pasada. El jueves el programa de Siciliani marcó 17.1 mientras que el de Suar hizo 14.2. Similar a las mediciones de semanas anteriores.

Días antes de que se conociera la ruptura, al ser consultada sobre la reacción de Suar al ver los números, ella aseguró que él no era "pro Tinelli", sino "pro Griselda". 

El rating puede no haber sido el único factor laboral que los enfrentó. ¿Qué pasa con los celos a la hora de actuar? En Educando a Nina la actriz interpreta a dos personajes: Nina y Mara, papeles para los cuales se tiene que besar con Rafael Ferro, Nicolás Furtado y Esteban Lamothe, con éste último protagonizó jugadas escenas de sexo.

Por su parte, él protagoniza el unitario producido por Pol-Ka, Silencios de familia, en el que se pone en la piel de Miguel, un odontólogo casado desde hace años con Elisa (Julieta Díaz) que mantiene una relación amorosa con Fabiana (Florencia Bertotti).

A la hora de actuar, Suar no se queda atrás respecto a su ex y para su papel  no sólo se besó en varias oportunidades con su compañeras, sino que hasta hizo una escena bastante subida de tono con las dos al mismo tiempo. A su vez, su personaje en la ficción la semana pasada le puso punto final a su relación con su esposa, ¿casualidad?

A pesar de que a principio de año el trabajo los  puso en veredas opuestas, su separación no deja de sorprender, ya que los actores se mostraban juntos y compañeros. Incluso ella había expresado en la mesa de Mirtha Legrand su deseo de tener más hijos.

¿Influyó la competencia por el rating en la pareja? ¿Habrá vuelta atrás?