Tras el rotundo éxito de la historia de fantasmas, Sexto sentido, en el 2000 el realizador M. Night Shyamalan volvió a sorprender al público y crítica con El protegido, una oscura película sobre superhéroes modernos que contenía un extraordinario giro argumental (marca de autor).

Con una carrera compuesta por obras maestras como Señales, La aldea y Los visitantes, el cineasta está de regreso con un film que unifica el universo de aquel largometraje con Samuel Jackson y Bruce Willis con la reciente Fragmentado con James MacAvoy. En una entrevista en Manhattan, Shyamalan profundizó sobre esta esperada película.

—¿Cuándo decidiste hacer que esta película sea una especie de secuela de Unbreakable y Split?

—Siempre fue el plan hacer estas tres películas. Una sobre David Dunn, otra sobre Kevin Wendell Crumb y otra sobre la teoría de Elijah. Volver a su teoría sobre en qué están basados los cómics realmente. Me llevó mucho tiempo llegar a eso. Creo que no estaba listo emocionalmente para todos esos años, todos estos 15 años en el medio en los que los libros de cómics comenzaron a ser parte de las conversaciones en general. Unbreakable fue previo a todo eso y sentí que era un poco temprano.

—¿Qué fue lo más difícil del retorno a este universo?

—Una de ellas fue la parte original de la película, que está muy enraizada. La audiencia está acostumbrada a películas muy espectaculares de cómics y disfrutan todo el suspenso que contienen. Yo quería que ese sea el distintivo de esta película con el resto.

—¿Cuál fue la reacción de Bruce Willis y Samuel Jackson cuando los llamaste para esta película?

—Estaban muy emocionados y fueron un gran apoyo. Antes que nada, ellos siempre me apoyaron mucho en mi vida. No podés tener una carrera a menos que alguien que esté realmente establecido crea en vos, Samuel y Bruce fueron esos grandes hermanos para mí desde que soy pequeño. Ellos también siempre quisieron hacer la secuela de Unbreakable, la esperaron y esperaron. Así que fue una gran oportunidad cuando los llamé y les dije: "Vamos a hacer la película final".

—Cuando hiciste la primera película, los superhéroes no eran populares en las películas, sos un pionero. ¿Qué pensás de este boom de superhéroes en películas, adaptaciones de cómics, es una sorpresa para vos?

—No, no es una sorpresa. Yo sentía que los libros de cómics eran una manera provocativa de hablar sobre mitología en el concepto moderno de contar historias y que conectaría con las audiencias. Está en todos lados ahora, lo que me resulta increíble. Y espero que podamos seguir contando historias originales. Es mi deseo que todos podamos coexistir y creo que eso puede pasar.

—Luego de esta experiencia, ¿te ves a vos mismo haciendo nuevas secuelas de otros hits?

—Creo que con Glass habrás visto la única secuela de mi carrera. Nunca se puede decir nunca, pero mi intención es hacer películas originales.

SEGUÍ LEYENDO