Las 10 películas que dejó el 2016

Una decena de titulos internacionales imperdibles que llegarón a la pantalla grande durante este año

Siempre es difícil armar listas con "lo mejor de…", porque sin dudas, como dice un amigo "en una botella de un litro, solo entra un litro" y siempre quedaran fueran opciones validas. Por eso, entre tantas historias de diversos géneros que se han proyectado durante el año en los cines del mundo, he seleccionado diez que me parecen imperdibles, y que merecen ser vistas en cualquiera de los formatos existentes:

EL RENACIDO – Alejandro Gonzalez Iñárritu

El Renacido se desarrolla en las profundidades de la América salvaje del 1800. El guía de montaña Hugh Glass resulta gravemente herido tras ser atacado por un oso y es abandonado moribundo por un traicionero miembro de su equipo. Con la fuerza de voluntad como su única arma, Glass deberá enfrentarse a un territorio hostil, a un invierno brutal y a la guerra constante entre las tribus de Nativos Americanos, en una búsqueda heroica e implacable para conseguir vengarse. Estamos ante una verdadera obra maestra del séptimo arte, el mexicano Alejandro González Iñárritu nos presenta una historia de supervivencia, de manera cruda, visceral y atrapante. Entre la aventura y el drama, con momentos de puro western, es una combinación perfecta de gran espectáculo y cine de autor. De una belleza visual impactante, cada secuencia fotografiada por Emanuel Lubezki es una pintura. Pero además, con la base de un guión más tradicional que sus anteriores trabajos Iñarritu elabora una película compleja, técnicamente prodigiosa en donde la puesta, el montaje, el sonido y los silencios están puestos al servicio de la trama y su tinte dramático.

De Leonardo Di Caprio solo hay que decir que este es el papel de su vida. Una composición física tremenda y una interpretación gestual que conmueve e inquieta a la vez.

El Renacido, es una experiencia fílmica intensa, todo lo que el cine debe ser.

CREED – Ryan Coogler

Esta emocionante séptima película de la saga de Rocky, se encuentra entre lo mejor de toda la serie, a la altura de la primera entrega. Plagada de homenajes y guiños para los fanáticos de la franquicia, la película no sólo es un ejercicio fílmico de nostalgia, sino que además se presenta como una puesta moderna del clásico "viaje del héroe".

El director Ryan Cooger tiene varios aciertos, el primero es la elección de Michael B. Jordan para el papel principal, un intérprete que combina la veta dramática con una interpretación física para el asombro. Segundo, una saludable fusión de momentos dramáticos con humor blanco, y también una factura técnica que incluye montaje y coreografías de peleas intensas, además de la utilización de boxeadores reales para encarnar a los rivales de Adonis, que hace que los combates resulten verídicos y cercanos.

Pero sin dudas, el corazón del filme, es la interpretación de Sylvester Stallone, una performance conmovedora, él canto de cisne de un personaje a esta altura mitológico. La vejez del ídolo de ayer retratado con ternura y contundencia por un intérprete que ha obtenido cada arruga, cada surco de su piel en sintonía con su personaje. Al igual que la original Rocky, Creed es más que un drama boxistico, es un filme sobre la amistad, la familia, el orgullo, el esfuerzo, la superación personal y la concreción de los sueños.

DEADPOOL – Tim Miller

Deadpool nos presenta a Wade Wilson un ex agente de fuerzas especiales que se somete a un experimento para salvar su vida. La operación no sale como esperaba y queda desfigurado pero también con el poder de la autocuración. Así decidido a encontrar a los hombres que destruyeron su vida adopta la forma de un súper héroe bastante particular.

Olvídense de cualquier película de héroes que hayan visto, ninguna es tan salvaje, original y fresca como Deadpool. Tim Miller es el responsable de esta cinta "políticamente incorrecta" en la que Ryan Reynolds no teme ponerse en la picota para un sinnúmero de chistes autorreferenciales y un montón de momentos de humor oscuro y sangriento.

Probablemente sea esta la película de súper hombres más adulta de la historia del cine, y no por su argumento (bastante elemental por cierto) sino por su arriesgado tono sexual y gore, que hay que decirlo, nunca resulta pornográfico. Divertida y entretenida hasta la médula, es el ejemplo perfecto de cómo se puede romper "la cuarta pared" sin ser solemne ni caer en el cliché.

Y como si fuera poco, Deadpool tiene el mejor cameo de Stan Lee de todas las películas Marvel. Los fans la van a adorar y los no iniciados descubrirán que los superpoderes no siempre recaen en personas aburridas.

A WAR, LA OTRA GUERRA – Tobias Lindholm

A war – la otra guerra presenta a un comandante de un batallón danés en Afganistán que debe volver a su hogar tras ser acusado de crímenes de guerra. Junto a su familia deberá hacer frente a un juicio militar en el que la verdad y el compañerismo serán puestos a prueba.

El director Tobias Lindholm es responsable de este conmovedor drama bélico, filmado con pulso realista, gracias a la utilización de una cámara en mano documental y una iluminación naturalista que agudiza la experiencia en el campo de batalla. Opresiva, con un buen manejo de la tensión y actuaciones creíbles, es esta, una de las mejores películas sobre la guerra en Oriente Medio, sin el impostado heroísmo de las producciones norteamericanas, impacta y conmueve.

RECUERDOS SECRETOS – Atom Egoyan

Recuerdos Secretos nos presenta a un anciano, sobreviviente de un campo de concentración, un hombre con un incipiente Alzheimer que decide ir en busca de un nazi, un ex miembro de las SS que extermino a su familia para asesinarlo. Esta gran película dramática dirigida por Atom Egoyan, recurre al género de suspenso para narrar una historia sobre la culpa, la venganza y la redención. Enorme Christopher Plummer, en un papel conmovedor, como un débil e imposible vengador, su presencia en cada escena que le toca jugar es sencillamente impactante. De clima asfixiante, apelando a los silencios, el director canadiense logra una atmósfera de incomodidad que calara hondo en el espíritu de los espectadores.

LA BRUJA – Robert Eggers

Esta sin dudas, no es una típica película de horror, aquí no se apela a los lugares comunes del género para hacer saltar al espectador de la butaca. Robert Eggers el director, construye una atmósfera sobrenatural minimalista e inquietante. Sin necesidad de grandes dosis de hemoglobina ni efectos espectaculares. La atmósfera de realidad del filme, narrada con tiempos largos y climas cercanos al "dogma" puede atentar contra los fanáticos del terror extremo y más explícito, pero la realidad es que esta cinta perturbadora es una bocanada de aire fresco entre tantos Zombies, vampiros y poseídos recurrentes de la pantalla grande.

EL LIBRO DE LA SELVA – Jon Favreau

El libro de la selva toma la clásica historia escrita por Kipling que nos presenta las aventuras de Mowgli un niño abandonado en la selva y criado por una manada de lobos que debe hacer frente a la amenaza de un gigantesco tigre que quiere acabar con su vida. Jon Favreau dirige con maestría esta adaptación que se nutre tanto de la novela original como de la cinta animada del '67. Es probablemente, la película Live-action más lograda de toda la factoría Disney. Los efectos especiales han logrado darle humanidad a todos los animales que interactúan con "El Niño de la Selva", el único humano de carne y hueso en el filme, que interactúa con las bestias con una naturalidad asombrosa. En su idioma original, los espectadores podrán disfrutar de Bill Murray dándole la voz al querible Baloo, a Scarlett Johannson interpretando la hipnótica serpiente Kaa y sobre todo a Idris Elba como el temible Shere Khan, un villano de antología. Estamos ante una aventura fílmica atrapante, entretenida, emocionante, para disfrutar en familia y dejarse cautivar por la magia del cine.

MISS PEREGRINE Y LOS NIÑOS PECULIARES – Tim Burton

En Miss Peregrine y los niños peculiares conocemos a Jake, un adolescente de 16 años solitario e imaginativo, que sigue unas pistas que lo llevan a una isla misteriosa, en donde encuentra las ruinas de una antigua escuela para niños que poseen poderes increíbles.

Tim Burton narra esta fabula fílmica, con la pericia y buen gusto que lo caracterizan. La atmósfera gótica de los escenarios, los colores estridentes de la fotografía, la música de misterio, y los personajes tristes, bizarros pero cautivantes son el sello de autor que resulta inconfundible.

La historia, basada en una popular novela, parece escrita para el director, ya que todo encaja con su mundo creativo tantas veces plasmado en la pantalla de plata.

Eva Green, misteriosa, carismática, irresistible, se luce como Miss Peregrine, y el director aprovecha para regalarnos primeros planos de su rostro tallado a la perfección. Los niños protagonistas, se mueven con soltura, y lucen creíbles y queribles conformando una menuda banda de freaks.

Los amantes de Tim Burton adoraran esta película, y a aquellos no iniciados que se enfrenten a su cine por primera vez, se encontraran con un cuento de hadas y demonios tan original como cautivante, surgido de la mente de un creador único.

AVENIDA CLOVERFIELD 10 – Dan Trachtenberg

Este thriller inquietante, producido por J.J. Abrams, es un claro heredero de la mítica serie La Dimensión desconocida, un filme que arranca como un claustrofóbico e inquietante ejercicio fílmico sobre la confianza que tras un giro argumental extremo deriva en una situación sorprendente.

Impresionante labor de John Goodman, un gigantesco monstruo que no necesita de maquillaje ni efectos para resultar amenazador. Es un filme sorprendente que dejara a muchos espectadores con la boca abierta. No es poca cosa.

ROGUE ONE: UNA HISTORIA DE STAR WARS – Gareth Edwards

El guión nos presenta a un grupo de rebeldes intentando robar los planos de la "Estrella de la muerte" un arma poderosa capaz de destruir un planeta entero.

Jyn Erso, una heroína con una niñez difícil en su pasado, encabeza un variopinto grupo de renegados en esta misión de tintes suicidas.

Gareth Edwards, dirige con buen pulso, un metraje en donde abunda la intriga, la aventura, la acción y los momentos de humor y drama. Cine clásico de genero, hecho y derecho.

La dirección de arte, fabulosa, nunca abusa de los escenarios digitales, por el contrario lo real prima sobre los fondos generados por computadora. La suciedad del vestuario y las locaciones resaltan gracias a encuadres cuasi documentales y una fotografía granulada y contrastada que remite a los setenta .Los personajes son empáticos, cada uno de ellos esta bien presentado y tiene su momento de lucimiento.

Felicity Jones conmueve. Diego Luna resulta creíble. Mads Mikelsen, Forrest Withaker y el resto del elenco se mueven como peces en el agua.

Ya todos saben que Darth Vader está presente. El contexto y la trama lo permiten. Aquí no hay presencias forzadas. Y el malo, mas malo de la Galaxia no defrauda.

Rogue One, es todo lo que El despertar de la fuerza no fue. Pero también, es más que la trilogía que George Lucas filmó a principios del nuevo siglo. Un filme de culto instantáneo, en el que La Fuerza se siente desde el primero hasta el último de los fotogramas.