Pasó por tres carreras, pero lo suyo era el arte: Mariano Zito, jurado de Canta Conmigo Ahora, en la piel de Freddie Mercury

A los 26 años se sentía grande cuando decidió dejar su trabajo de administrativo para subir al escenario, desde ese momento, no dejó trabajar y hoy está en el show más grande de la televisión argentina. Además tiene el gran desafío de interpretar en teatro al líder de Queen

Mariano Zito es uno de los cien jurados de Canta Conmigo Ahora (Crédito: Ramiro Souto)
Mariano Zito es uno de los cien jurados de Canta Conmigo Ahora (Crédito: Ramiro Souto)

“Actor, Cantante, Bailarín. Freddie en Experiencia Queen y Jurado en Canta Conmigo Ahora. Coach Vocal”, se define Mariano Zito en Instagram. Para llegar a eso, hubo un largo proceso. Es que luego de intentar estudiar tres carreras diametralmente opuestas a lo que hace, a sus 26 años dejó su trabajo de administrativo de lunes a viernes de 9.00 a 18.00 y aunque en ese entonces sentía que era grande, se tiró a la pileta. Desde ese momento, nunca más se bajó de los escenarios.

Entre grabación y grabación del ciclo conducido por Marcelo Tinelli, todo es camaradería en el predio de Polka ubicado en Don Torcuato donde se hace el programa. Entre charlas y cafés con sus colegas, debajo del sol en unas mesas ubicadas al costado de la carpa que hace las veces de camarín, Mariano se sienta con Teleshow, repasa su historia y disfruta de su presente en el show más grande de la televisión argentina: “Te ve mucha gente, y eso está buenísimo”.

Mariano Zito en Canta Conmigo Ahora
Mariano Zito en Canta Conmigo Ahora

“Al Canta me convocaron porque estuve en el Cantando 2020, cuando vi el formato me subí, siempre quiero esta en LaFlia, en el Cantando la pasé muy bien, ahí la conocí a Carmen (Barbieri, su compañera ya que él era “soñador”) y somos como familia, la adoloro y es super generosa, es como mi tercera mamá, porque también tengo a Susan Ferrer (una de las cien junto con su hija Anahí Core), son mujeres grandes, con muchos códigos, aprendizaje para dar y que te acompañan y te ponen bajo el ala, me encanta sentirme cuidado artísticamente”, dijo. Para él, uno de los principales atractivos del ciclo es la diversidad dentro de ese centenar: “Cada uno tiene sus valores, (Ale) Paker que pone una vara muy alta, otros más tranquilos que se fijan en la voz, o en el paquete completo. Hay muchos criterios y todos están bien y dentro de esos cien pueden pasar muchas cosas”.

Sobre qué tipo de jurado es, dijo que aunque en la vida es “insoportablemente crítico” en este rol se siente “permisivo o permeable” y explicó: “Tal vez la vara de Paker me la imagino para una audición en Broadway, pero acá viene genete que canta en el subte, otra cansada que labura de otra cosa y eso es un voto, están plantados y suenan a nivel profesional. No voto a todos, pero si canta bien, transmite, lo que es un tema también porque capaz tengo un mal día y no me llegó, pero veo que está comprometido, voy”.

Antes de estar en Canta Conmigo Ahora, había formado parte de Cantando 2020 con Carmen Barbieri y Anahí Core
Antes de estar en Canta Conmigo Ahora, había formado parte de Cantando 2020 con Carmen Barbieri y Anahí Core

Además, destacó “la buena onda” del grupo a pesar de la cantidad de gente que hay. Muchos de ellos no se conocían de antes pero se “acomodaron rápido las energías”. Él es uno de los que está desde la primera temporada como Susan Ferrer y su hija Anahí Cores, Anita Co, Melina de Piano, Sol Montero y Lucas Lopardo, Marisol Otero, Abaella Zoch, Luciano Rosini, Ana Paula, Alito Gallo, Nacho Mintz, el Padre César y el Rabino Darío Sayegh, entre otros artistas. Mariano también dirá presente en la siguiente entrega que será conducida por Manuel Wirtz, que se emitirá en el 2023.

Su año, además cerrará con la tercera fecha de Experiencia Queen en el Ópera, la pieza en la que pone el cuerpo al mítico Freddie Mercury y de la cual se le infla el pecho al hablar. “Es un concierto que recrea a Queen en vivo desde que salen al escenario hasta que se van, me gusta pensarlo como una experiencia como dice el nombre más que un tributo. Empezamos a hacerlo hace un año y medio y cuando vimos que andaba bien dijimos ‘vamos por todo’, la idea es que la gente sienta que está en un túnel del tiempo viendo a estos artistas del carajo”.

Mariano Zito en Expetiencia Queen
Mariano Zito en Expetiencia Queen

Hace unos cinco años él había hecho Don’t stop me, un musical que tenía el desafío de recrear la vida del artista a través de sus canciones, pero no se considera “super fan”: “En ese espectáculo empecé a meter a mi actor, era una historia dramática fuerte, después casi quedo en otro proyecto de Queen que se truncó y recibí el llamado del guitarrista de la banda de ahora para Experiencia y dije que sí, era mi oportunidad de componer como actor a Freddie, divertirme y si me iba bien y ganaba plata, mejor. Jamás pensé que iba a ser lo que es”.

Aunque ya había hecho otras cosas, el papel fue un desafío: “Cuando vi a los músicos entendí que había que acercar su voz a su estilo, me dijeron que lo escuchara en vivo, había mucha diferencia a lo grabado, tuve que hacer ajustes técnicos y acercarme, mas el físico, la energía, lo visual, los instrumentos, luces, vestuario. Él era super fuerte, era todo en el escenario: el más macho, el más gay, el más sensual, el más tierno. Tenía todo, un showman increíble y una musicalidad increíble. Para mi es un honor y una dificultad, me tuve que preparar mucho para este monstruo”.

Mariano es feliz bailando, cantando o actuando. Pero hasta saberlo y ejecutarlo, dio muchas vueltas, según él mismo admitió: “Es que en mi época no había Instagram, no se hablaba de arte, pensaban que si te dedicabas al arte te ibas a cagar de hambre, en mi familia gustaba la idea pero aterraba, no lo prohibían, pero me decían ‘¿qué vas a hacer’?”.

Mariano Zito en el predio de Polka donde se graba Canta Conmigo Ahora (Crédito: Ramiro Souto)
Mariano Zito en el predio de Polka donde se graba Canta Conmigo Ahora (Crédito: Ramiro Souto)

“Mi vieja trataba de apuntalarme, no se me caía una idea”, dijo y es que antes de dar el gran salto, pasó por varias carreras: “Estudié Abogacía porque era lo que estudiaban mi hermano y mi novia de ese omento, pero no pasé ni el CBC así que no puedo decir que no me gusta. Intenté con Ingeniería en SIstemas, pero llegaba de trabajar y en la UTN me quedaba dormido en clase, me gustaban las computadoras y mi mamá me dijo que probara. También estudié Traductorado, el CBC, pero no me daba interés. Ahora si para un rol tengo que encarnar a un ingeniero, estudio porque tengo la pasión y todo lo que aprendo para el personaje me encanta”.

En paralelo a los intentos universitarios, a sus 21 empezó a estudiar baile, y hasta sentía que ya era tarde para eso. Antes, hacía cada coreografía que veía y tocaba la batería, era algo que estaba en él, pero no se daba cuenta hasta que empezó a formarse de manera profesional. Así, luego de años de prepararse, a sus 26, renunció a su trabajo de administrativo de lunes a viernes de 9.00 a 18.00: “Tomaba audiciones y me cayó un laburo de teatro anual en inglés y dije ‘si no me mando ahora, no lo hago nunca’ y desde ahí no bajé del escenario”.

Mariano Zito en Expetiencia Queen
Mariano Zito en Expetiencia Queen

Aquella decisión no fue fácil y fue bastante incomprendida por decirlo de alguna manera. “Mis colegas y mi jefa me decían que tenía un trabajo que no es fácil de encontrar, pero mientras crecía el miedo, alrededor crecía mi llama interna. Soy miedoso, inseguro, pero es más la pasión, no puedo no hacer. Con miedo me tiré, recé a Dios que me vaya bien”.

Si bien su mamá era quien le sugería que estudiara, lo “bancó” desde el minuto cero y se convirtió en su fan número uno y está orgullosa: “Para ella estoy en Broadway y me gané un Oscar. Mi familia fue y es un pilar y se dio todo bien. Y ahora estoy con ganas de hacer mil cosas”. A diferencia de a sus 26 que sentía por momentos que era grande para dar el volantazo, hoy siente que recien empieza: “Sé que no es así, pero quiero hacer. Siempre prima el actor”.

“Soltero, sin hijos, muy ocupado, tranquilo pero con ciertas ganas...”, admitió en lo personal y dijo que el amor lo puso en pausa pero que se deja llevar: “Siempre lo ideal es que sea alguien del palo indirectamente, que no haga lo mismo que yo, pero que entienda de horarios”. En lo laboral, cierra el 22 con Experiencia Queen y Canta Conmigo Ahora y para el 2023 está con “ganas de cosas”, entre ellas continuar dando clases de canto y teatro y una obra de su autoría de la cual todavía mucho no puede adelantar.

Seguir leyendo: