Seis historias de amor (y desamor) en el rock

La ultraderecha me robó la novia:

Es, quizás, el relato más famoso. Joey Ramone estaba perdidamente enamorado de Linda Danielle. He aquí el problema, porque Johnny también se encontraba loco por la muchacha. Lo cierto es que el guitarrista de los Ramones le ganó de mano y se casó con la mujer en cuestión. Con el corazón roto, lleno de rencor y tristeza, el sensible gigantón de Manhattan jamás pudo perdonarle tal icardeada a su compañero de banda y dejaron de hablarse durante casi 20 años. Su manera de canalizar la depresión fue componiendo obras como "Danny Says", "She's a sensation" y "The KKK took my baby away", en la que mejor se representa la disputa entre Johnny (ferviente conservador) y Joey (liberal).

Los excedidos:

Sid Vicious tuvo un paso fugaz por esta vida. Fallecido tras una sobredosis de drogas a los 21 años, forjó una enfermiza relación al lado de Nancy Spungen, una seguidora de Sex Pistols. Luego de ser groupie de varias bandas, Nancy terminó siendo la pareja de Sid, un binomio que compartía la adicción a la heroína, entre otras drogas duras. La joven fue encontrada en ropa interior, tendida al lado del inodoro y apuñalada en la habitación 100 del emblemático Hotel Chelsea. Claro que Sid estaba en la misma sala, lo confuso ocurre cuando llegan las autoridades ya que el "bajista" les confiesa ser el homicida, sin embargo, posteriormente ante el juez se declararía inocente.

 

Pam, la musa del rock:

Pamela Anderson fue el símbolo sexual de la década de los '90. Su aparición en Playboy y Baywatch le dieron fama mundial y cualquier hombre se hubiese despojado de todas sus pertenencias para simplemente darle un abrazo. En su larga lista de parejas, se destacan los músicos Fred Durst (con el cantante de Limp Bizkit tuvo un pequeño amorío de verano) y Kid Rock (de hecho, lamentablemente perdió un embarazo de él).

El puntapié inicial a sus relaciones rockeras lo dio con Bret Michaels en 1994, cuando el cantante buscaba inspiraciones que hiciesen sobrevivir a Poison en una época dominada por el grunge. De todas formas, fue junto a Tommy Lee con quien llevó su relación más duradera que dio fruto a dos hijos y decenas de escándalos, entre ellos, un famosísimo video casero (con Bret Michaels también se filtraron escenas prohibidas), denuncias por abuso, idas, vueltas y seis meses de cárcel.

 

Girls, girls, girls:

Y hablando de Mötley Crüe, hay que decir que fue el grupo que mejor exacerbó el concepto de "Sex, drugs, rock&roll", llevando cada ítem al máximo. Llegó un momento en el cual cada uno de los integrantes estaba saliendo con una chica Playboy y eran habitués en las fiestas de Hugh Hefner. Nikki Sixx fue pareja de la tatuadora Kat Von D y de las bellísimas playmate Donna D'Errico (también protagonista de Baywatch) y Brandi Brant, Tommy Lee estuvo unos cuantos años en pareja junto a Heather Locklear quien a su vez fue esposa del guitarrista de Bon Jovi, Richie Sambora, que a su vez (¡ufh!) tuvo una relación con la actriz Denise Richards. Vince Neil siempre tuvo debilidad por las rubias, encontramos evidencias en su actual mujer Lia Gerardini, en Heidi Mark, Sharise Ruddell y Beth Lynn. Manteniendo siempre el perfil bajo, al guitarrista Mick Mars sólo se lo conoció a Emi Canyn, a quien hemos visto como corista de Mötley en su época dorada.

 

Redondos y enamorados:

Tal vez sea la más duradera de todas las relaciones. Skay regresa de un viaje por Londres, equipado con sonidos que aún no se conocían por estas latitudes. Su retorno a Buenos Aires, por propia elección, lejos de las comodidades que le otorgaba su familia, no sólo iba a descubrirlo formando la banda más grande en la historia de la música nacional sino que iba a encontrarlo hallando el amor. Conoció a Poli a fines de los '60, una joven que por ese entonces era estudiante de teatro. Luego, el relato es más que conocido…Entablan un trío perfecto junto al Indio Solari, "La Negra" se hace manager de Los Redondos, venden cientos de miles de discos a lo largo y a lo ancho del país, todo estadio les queda diminuto, se transforman en un mito, la relación con Solari se resquebraja definitivamente en Nueva York mientras mezclan Momo Sampler y ya no hay vuelta atrás. Cabe destacar, claro, la versión de la ruptura a partir de esas grabaciones de los shows en Racing, Córdoba y River de las que el Indio siempre quiso obtener su copia. Hoy, mientras Skay disfruta de tocar con Los Fakires, continúa caminando al lado de su inseparable Carmen Castro.

 

Una esposa…como una madre:

Ozzy Osbourne conoció a Sharon a fines de la década de los '70, hija del por entonces manager de Black Sabbath, Don Arden. Desde el amanecer de su carrera solista hasta el día de hoy, es su guía. En su debut Blizzard of Ozz cumplió la función de counselor y vigía del conflictivo Ozzy, debido a que su padre había invertido una fortuna en el proyecto del ex cantante de Sabbath. Lo acompañó durante los exitosos y duros '80 en los que Ozzy sufrió sus peores recaídas con las drogas. En 1996 creó el Ozzfest, fue la conciliadora de su marido con Sabbath, tuvo 3 hijos junto al "Príncipe de Las Tinieblas", a mediados de los 2000 grabó el reality The Osbournes, conforma una de las parejas más ricas del Reino Unido, pasó innumerables peleas y reconciliaciones que tuvieron momentos dramáticos como en 1989, cuando Ozzy la intentó matar. Todo el amor que el artista le tiene, lo volcó en una obra maravillosa llamada "Mama I'm coming home", del fantástico disco No more Tears, que cuenta con la ayuda del eterno Lemmy Kilmister. Allí, Ozzy la trata como una madre y le dice lo que hará una vez que el retiro sea inminente.