Otro revés judicial para el capo narco de Rosario Lindor Alvarado: lo procesaron por lavado de activos

La medida también recayó sobre su esposa. La resolución fue tomada por el juez federal Marcelo Bailaque, quien además les trabó un embargo por $30 millones

El capo narco Esteban Lindor Alvarado y su ex esposa Rosa Natalí Capuano fueron procesados este miércoles por lavado de activos proveniente de la venta de droga. La resolución fue tomada por el juez federal Marcelo Bailaque del Juzgado Federal Nº4 de Rosario, quien además les trabó un embargo por 30 millones de pesos.

Se trata de un nuevo revés judicial para uno de los pesos pesados del hampa de Rosario, que el pasado 3 de junio pasado recibió la pena de prisión perpetua por parte de la Justicia santafesina por haber instigado el crimen del prestamista informal Lucio Maldonado, atentados contra edificios judiciales, amenazas y maniobras de lavado. Seis días después de ese fallo, el Tribunal Oral Federal Nº 2 le dio 15 años por considerarlo dueño de un cargamento de 493 kilos de marihuana que fue secuestrado el 24 de noviembre de 2017 en General Roca, provincia de Río Negro.

La causa de lavado narco fue llevada adelante por la Fiscalía Federal Nº1 de Rosario de Javier Arzubi Calvo, la Procunar, a cargo de Diego Iglesias, y la Procelac, que encabeza Diego Velasco. Todos investigaron presuntas maniobras irregulares hechas entre 2012 y 2019 por una cifra superior a los 10 millones de pesos a través de las firmas Toia y Logística Santino, que supuestamente tuvieron por objetivo blanquear dinero de la venta de estupefacientes.

Concretamente, según documentos a los que accedió Infobae, los fiscales federales acusaron a Alvarado por haber realizado “operaciones de adquisición, administración y venta de bienes muebles e inmuebles, inscriptos en los registros correspondientes a nombre de los propios investigados, de terceras personas, o de sociedades comerciales, por un valor aproximado de por lo menos 10,3 millones de pesos”.

Rosa Capuano, ex de Lindor Alvarado
Rosa Capuano, ex de Lindor Alvarado

Dentro de la extensa investigación hay fotos y filmaciones caseras hechas en 2013 que fueron secuestradas por Gendarmería y la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Allí se ven despegues y aterrizajes de una aeronave en una zona rural de Rosario. Según los investigadores, se presume que esa avioneta transportaba droga.

Infobae accedió a una de las grabaciones en las que se ve aterrizar una avioneta, que desprende un bulto que contendría ladrillos de droga, de acuerdo a las tareas en la investigación provincial y federal. La filmación en cuestión está hecha desde una camioneta que se acerca a la aeronave ni bien toca suelo. En las imágenes se logra apreciar el número de la patente de la camioneta en el parabrisas delantero. Por las averiguaciones llevadas a cabo por los fiscales provinciales, quien pagaba el seguro de ese vehículo era Rosa Capuano, entonces esposa de Alvarado.

Los videos que están en manos de la Justicia federal ya fueron exhibidos en el juicio provincial contra Alvarado y otras seis personas que fueron condenadas por asociación ilícita. Con ese material, los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matías Edery buscaron mostrar el funcionamiento narco de la organización, que estaba supuestamente dividida en tres estamentos: uno estaba dedicado a delitos violentos; otro al lavado; y otro, que es el policial, a “dar impunidad”.

La ex de Alvarado cayó por blanquear $10 millones del narcotráfico: el video que la complica

De acuerdo a la causa federal por la que ahora están procesados Alvarado y Capuano, en las imágenes captadas por las fuerzas federales también fueron detectadas camionetas que recibían los cargamentos para luego distribuirlos por tierra. Entre las personas que se vieron en las imágenes de las fuerzas federales está la ex esposa del jefe narco.

La ex pareja del jefe narco fue condenada en octubre del año pasado a tres años de prisión de ejecución condicional por la Justicia santafesina como integrante de la asociación ilícita cuyo jefe es su ex marido, según la investigación desarrollada por los fiscales Schiappa Pietra y Edery de la Agencia de Criminalidad Organizada.

Por ese motivo, la mujer debió pagar 51,6 millones de pesos en concepto de multa, de acuerdo a la resolución del juez provincial Ismael Manfrin, quien homologó el juicio abreviado acordado entre la defensa de la mujer y el Ministerio Público de la Acusación. Se presume que para pagar ese alto monto de dinero, la mujer debió liquidar una propiedad y siete vehículos: dos camiones Scania, cuatro semirremolques y un Volkswagen Vento.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR