Femicidio de la modelo de Onlyfans: las heridas en su cuerpo revelaron que se defendió del ataque y buscan a su acosador

Melani Juarez fue asesinada de múltiples puñaladas. La Justicia rastrea a un vecino de la pensión donde ella vivía: tenía pago todo el mes de alquiler pero se fue sorpresivamente

La justicia cree que Melani sufrió un ataque sexual
La justicia cree que Melani sufrió un ataque sexual

Melani Juarez llegó a la pensión en la que vivía a principios del 2021. La joven rosarina de 21 años se quiso independizar de sus padres y tomó la decisión de vivir sola en ese edificio ubicado a pocas cuadras del Parque Independencia. Desde que se instaló en el lugar no tuvo problemas, más allá de alguna discusión con la dueña por la tarifa del alquiler que rondaba los $15 mil mensuales. El martes por la mañana, en esa habitación, la bailarina que vendía también contenido erótico en el sitio Onlyfans fue encontrada por su familia con al menos 14 puñaladas en el cuerpo luego de haber estado desaparecida por varias horas. Ahora, la Justicia busca a un vecino que abandonó el edificio sorpresivamente luego del crimen y que podría haber sido su acosador.

La principal hipótesis de los investigadores es que Melani fue víctima de un intento de ataque sexual y que se defendió hasta que su agresor la sometió y la apuñaló reiteradas veces.

La línea investigativa que figura en el expediente que comanda el fiscal Ademar Bianchini, surge luego de que en el informe preliminar de la autopsia figurara que la víctima tiene en sus brazos lesiones defensivas producto, probablemente, de un forcejeo con su atacante. Además, la data de muerte está estipulada en la tarde del domingo.

Un dato que llama la atención es el silencio de los vecinos. En las testimoniales que tomó la policía, el resto de los inquilinos que estaban en el momento del asesinato dicen no haber escuchado nada. “Es extraño porque son habitaciones que están muy juntas y son chicas. Además ahora sabemos que hubo una pelea. Lo que probablemente conllevó gritos. Pero nadie oyó nada”, señalan desde la investigación.

En su perfil de Facebook se describía como "honesta y cariñosa"
En su perfil de Facebook se describía como "honesta y cariñosa"

En cuanto al principal sospechoso, por estas horas se intenta identificarlo. Los datos que se conocen hasta el momento fueron aportados por amigas de Melani. “Una en particular señaló que la víctima había dicho que estaba siendo acosada o molestada por un inquilino nuevo”.

Ese vecino se llamaría Matías y abandonó la pensión el lunes siguiente al crimen, cuando el cuerpo todavía no había sido hallado, a pesar de que tenía pago todo el mes.

Dos amigos señalaron que el lunes fueron a buscar a Melani a la pensión porque ya no respondía el teléfono y que se cruzaron con Matías cuando se estaba yendo. El hombre les habría dicho que Melani no estaba porque el domingo la había pasado a buscar una camioneta y se había ido, según relata el diario La Capital.

Las fuentes con acceso al expediente consultadas por este medio son prudentes. Aseguran que aún no tienen elementos contundentes para endilgarle el crimen al inquilino, aunque no niegan que se lo esté intentando identificar. Para eso se pidieron cámaras de seguridad de la zona y se llamó a declarar a varios testigos, entre ellos los familiares de Melani.

Melani era estudiante en la Universidad Nacional de Rosario
Melani era estudiante en la Universidad Nacional de Rosario

El tal Matías, además, habría dejado el trabajo que tenía como repartidor de una aplicación de comida. Sospechan que pudo haberse ido de la ciudad por eso la búsqueda en contrarreloj.

La hermana de Melani compartió un posteo en redes sociales donde hace mención al sospechoso: “Sólo sabemos que tiene entre 23 y 30 años y que tiene rulos. La dueña de la pensión es la que puede aportar datos de cómo es físicamente”.

Las circunstancias en las cuales fue encontrado el cadáver le dan la pauta a los investigadores de que el crimen fue premeditado: “Para empezar la televisión estaba a un volumen muy elevado por lo que probablemente el asesino hizo eso para camuflar los gritos. Además se llevó el teléfono celular y lo apagó de inmediato. Lo mismo hizo con el cuchillo que no apareció en la escena del crimen. Está prácticamente descartado que haya sido un ataque circunstancial, creemos que era alguien que la conocía”, señala una fuente judicial de Rosario.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR