Mar del Plata: asesinaron de un ladrillazo a empleado de un supermercado para robarle la moto

El hombre, de 46 años, se había quedado dormido en la puerta de un colegio de Punta Mogotes, donde un delincuente lo mató de un golpe para asaltarlo

El Instituto Educativo Punta Mogotes, donde fue encontrado el cadáver del hombre
El Instituto Educativo Punta Mogotes, donde fue encontrado el cadáver del hombre

Un hombre fue víctima este fin de semana de un brutal asalto en la ciudad bonaerense de Mar del Plata: un delincuente lo asesinó de un golpe en la cabeza con un bloque de cemento para robarle la moto mientras dormía en la calle.

El hecho, que ocurrió el viernes por la noche, fue advertido recién el sábado por la mañana, cuando un automovilista que circulaba por la zona de Punta Mogotes advirtió la presencia de un cuerpo en la entrada de la escuela en la esquina de las calles Pacheco y Lebensohn y dio aviso al 911.

Efectivos de la Comisaría 5ta y personal del SAME constataron que el hombre estaba muerto y tenía signos de violencia, por lo que de inmediato se planteó la hipótesis de un crimen.

La víctima fue identificada como Hugo Rubén Monzón -de 46 años, con domicilio en el centro de la ciudad balnearia y padre de tres hijos- quien trabajaba un supermercado a apenas dos cuadras del lugar del crimen y fue asesinado algunas horas después de que terminara su turno el viernes pasado.

Los investigadores lograron identificarlo gracias a que su propia esposa se presentó en la DDI de Mar del Plata con la sospecha de que el cadáver encontrado podría tratarse de su marido, según informó el diario La Capital de Mar del Plata, que era buscado por toda su familia desde hacía dos días, ya que no había regresado a su casa tras salir del trabajo.

La secuencia del asalto y el asesinato, que ocurrió cerca de la medianoche del viernes, se esclareció algunas horas después del hallazgo del cuerpo gracias a las cámaras de seguridad del Instituto Educativo Punta Mogotes, donde fue encontrado sin vida Monzón.

En esas imágenes, los efectivos de la Policía Bonaerense pudieron reconstruir que el hombre había llegado cerca de las 18 del viernes a la entrada del colegio, donde permaneció un largo rato sentado junto a su moto, consumió una bebida alcohólica y luego se quedó dormido.

Su esposa confirmó a los investigadores que su marido sufría problemas de alcoholismo y que era habitual que bebiera en la calle tras salir del trabajo.

Cerca de las 23, según fue advertido también en las imágenes de seguridad, un delincuente llegó hasta el lugar, golpeó al hombre aún dormido con un bloque de cemento, le robó algunas pertenencias y escapó a toda velocidad en la moto Zanella 110 color roja de su víctima.

La investigación del asesinato quedó ahora en manos de la fiscal en turno Romina Díaz, a cargo de la UFI N° 6 de Mar del Plata, que dispuso la realización de una autopsia y una serie de medidas para intentar ubicar al responsable en una causa por homicidio en ocasión de robo.

SEGUÍ LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR