La búsqueda de Tehuel por dentro: analizan nuevas pruebas pero no hay pistas de su paradero

Un celular, una mochila y ropa interior que hoy están bajo análisis son las principales pruebas en el expediente que intenta determinar qué pasó con el joven trans desaparecido hace 14 días. Mientras tanto, el único acusado se niega a dar información

Tehuel de la Torre, la víctima.
Tehuel de la Torre, la víctima.

Catorce días después, la búsqueda de Tehuel de la Torre continúa. Más de 300 policías de la Bonaerense además de perros de la PFA entrenados para detectar cuerpos humanos y un georadar de la Gendarmería Nacional se abocan a encontrar al joven trans de 21 años. Se lo presume muerto. Pero hasta el momento no hay pistas solidas ni hipótesis firmes sobre el paradero, luego de que dejara su casa de San Vicente el 11 de marzo pasado con destino a Alejandro Korn por una supuesta oferta de trabajo como mozo en un evento y nunca más volvió.

Luego de varios días, la Justicia, con un caso a cargo de la fiscal Karina Guyot, decidió suspender los rastrillajes y abocarse a escuchar testigos y a revisar cámaras de seguridad. Habría al menos dos imágenes donde se ve al joven horas después de su desaparición. En los trabajos realizados ayer en la zona de Korn se encontró un celular, una mochila y ropa interior que está siendo peritada.

“Hoy no podemos descartar ninguna hipótesis porque no tenemos una pista que nos marque una línea investigativa clara. Decidimos frenar con los rastrillajes en la zona porque llevamos días haciéndolo y no se encontró nada relevante por lo que no tenía sentido seguir gastando recursos en eso. Ahora nos abocaremos a escuchar testigos de la familia y vecinos que podrían tener información valiosa. Cuando consigamos algún dato más concreto retomaremos el rastrillaje en una zona más localizada”, develó a Infobae una fuente calificada del caso.

El único detenido que tiene la causa es Luis Alberto Ramos, de 37 años, la persona que, según relató la novia de Tehuel, contactó a la víctima para ese supuesto trabajo de mozo que luego no se concretó. Según la información con la que cuenta la fiscalía, el hombre tiene una condena cumplida por homicidio y una causa abierta por abuso sexual.

Ante la fiscal Guyot, Ramos se negó a declarar.

Luis Alberto Ramos, el acusado.
Luis Alberto Ramos, el acusado.

En las primeras horas de la investigación, a Ramos le tomaron declaración como testigo y la cantidad de contradicciones en las que incurrió fue abrumadora. Por eso la fiscal decidió detenerlo por el delito de falso testimonio.

El sospechoso dijo que Tehuel había estado en su casa hasta las 16 de ese jueves 11 de marzo cuando los investigadores ya tenían el dato de que el celular había estado encendido en esa zona hasta la medianoche. También dijo que había ido junto al joven a un cajero automático del centro de Alejandro Korn pero era mentira: en la tarjeta de débito de Ramos no se detectó ningún tipo de movimiento y las cámaras de seguridad no ven a nadie entrando ni saliendo en el horario que indicó.

La fiscalía está convencida de que, más allá de sus mentiras, Ramos esconde algo.

En un primer allanamiento que se realizó en su humilde casilla ubicada en una zona de campos se le secuestró su teléfono celular y también se encontró la carcasa del teléfono móvil de Tehuel en medio de la ligustrina del lugar. Policía Científica luego regresó al lugar hizo un trabajo específico en el que se levantó el piso y se llevó perros buscadores de cadáveres. La hipótesis en ese momento era que Ramos pudo haber asesinado al joven y luego enterrarlo pero no se encontró nada.

“El peritaje al celular del detenido va a ser fundamental. También estamos realizando otros trabajos de inteligencia porque pensamos que, si él es responsable de algo, pudo no haber actuado sólo. Es importante destacar que antes de que lleguemos y le saquemos su teléfono Ramos borró muchas cosas según indicaron los peritos. Eso va a dificultar el análisis del contenido”, adelantan fuentes del expediente.

Los perros ayer en la búsqueda.
Los perros ayer en la búsqueda.

Anoche, antes de finalizar con los trabajos de rastrillajes en los extensos campos de la zona, los efectivos de la Policía Bonaerense hallaron el celular, la mochila y ropa interior: los elementos se encontraban a unas cuadras de la casa del sospechoso. Si bien por la extensión que tiene el campo y el tiempo que pasó desde su desaparición podrían ser de cualquier persona, los hallazgos no dejan de ser un dato relevante para la investigación.

En las últimas horas también se puso el foco en los camiones recolectores de basura de la zona y el lugar donde se acopia los residuos antes de ser compactados: se teme que Tehuel haya tenido un destino similar al de Ángeles Rawson, cuyo cuerpo fue arrojado al circuito de basura tras su femicidio en 2013. Personal de la DDI de La Plata trazó el recorrido que hacen los desechos desde ese lugar hasta la planta de Colegiales en la Capital Federal pero el tiempo que pasó desde la desaparición y las 48 horas que tardó la familia en denunciar la falta de Tehuel hizo que la posibilidad de encontrar algo se desvaneciera.

Mientras esperan las pericias de los celulares y de los objetos secuestrados con la esperanza de que arrojen algún dato certero, la fiscal Guyot y su equipo utilizarán todo el día jueves para contrastar testimonios de familiares y de vecinos tanto de San Vicente como de Alejandro Korn. También analizaran dos cámaras de seguridad particulares que, se cree, llegarán a la fiscalía al mediodía de hoy.

SEGUIR LEYENDO: