Un ex combatiente de Malvinas mató de al menos cinco disparos a dos presuntos ladrones: quedó detenido

El hecho ocurrió el martes por la noche en Moreno. El caso quedó a cargo de la fiscal Luisa Pontecorvo, titular de UFI N° 3 de Moreno, quien calificó el hecho como doble homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Los delincuentes muertos contaban con antecedentes por robos

La zona de Moreno donde ocurrió el enfrentamiento del ex combatiente de Malvinas y los ladrones.
La zona de Moreno donde ocurrió el enfrentamiento del ex combatiente de Malvinas y los ladrones.

Un ex combatiente de Malvinas mató este martes por la noche de al menos cinco disparos a una pareja de supuestos ladrones frente a su vivienda en el partido bonaerense de Moreno. Por el hecho, el hombre quedó aprehendido. Los presuntos delicuentes muertos contaban con varios antecedentes en su registro penal.

El caso quedó en manos de la fiscal Luisa Pontecorvo, titular de UFI N° 3 de Moreno, quien calificó el hecho como doble homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Por estas horas, la fiscal aguardaba una serie de peritajes y diligencias para mañana indagar al veterano de guerra. El hombre es oficial retirado desde el año 1993, con último destino en Campo de Mayo y ex combatiente de la guerra de Malvinas, informó la agencia de noticias Télam. Después de escuchar la versión de los hechos en boca del veterano de guerra y recolectar más pruebas, Pontecorvo evaluará si el hombre continúa el proceso penal detenido o en libertad, según aseguraron fuentes del caso a Infobae.

Así, según la versión de la esposa del ex combatiente, el violento episodio se registró cerca de las 2 de madrugada en el cruce de las calles Italia y Camilli, cuando el ex militar de 60 años -cuya identidad se mantiene en reserva-, se dirigió a toda velocidad a la casa de su hijo a pocas cuadras de allí, ya que se encontraba enfermo. A los pocos minutos regresó a su vivienda a bordo de una camioneta Toyota Hilux.

En ese momento, siempre según la versión de la mujer, fue sorprendido por un hombre y una mujer, Priscila Sofia Trigo, de 28 años, y Nicolás Gabriel Villalba, de 21, ambos con varios antecedentes penales por robo, que lo interceptaron en una Renault Kangoo. El hombre logró ingresar a su domicilio y le comunicó a su esposa que no saliera de la casa porque lo querían robar. De un momento a otro, el veterano de guerra salió armado y comenzó a dispararles en al menos cinco oportunidades con su pistola reglamentaria Browning calibre 9 milímetros. Ante los tiros, los presuntos ladrones aceleraron y chocaron contra un portón verde a pocas cuadras del lugar, ya sin vida.

Luego, el hombre se retiró de la escena junto a su esposa hacía la casa de su hijo. De urgencia lo llevó hasta un hospital de la zona, donde el joven tuvo que ser operado. Cuando regresó a su domicilio, el ex combatiente se encontró con personal policial y de la fiscalía de Pontecorvo debido a que varios vecinos los habían alertado tras escuchar las detonaciones. Allí, los funcionarios judiciales le preguntaron qué había ocurrido y el hombre reveló que “se había enfrentado a los tiros con unos delicuentes, porque lo habían intentado robar”. Le pidieron que entregara su arma y quedó aprehendido bajo la orden de la fiscal Pontecorvo, quien calificó el hecho como doble homicidio agravado por el uso de arma de fuego y ordenó que trasladen al hombre a una comisaría de la zona.

De este modo los efectivos que arribaron al lugar donde se produjo la secuencia, observaron que la Renault Kangoo registraba un pedido de secuestro activo y en la escena levantaron una vaina servida, que está siendo analizada. La camioneta, por su parte, contaba con impactos de bala en la parte trasera y los vidrios se encontraban destruidos sobre la puerta lateral izquierda. En el interior del vehículo hallaron los cuerpos de la pareja sin vida. Luego, los forenses constataron la muerte de los dos presuntos ladrones: el hombre tenía disparos en el cuello y la mujer contaba con impactos en su mano derecha, pierna izquierda y a la altura del pulmón izquierdo, según indicaron fuentes del caso a este medio. Por el momento, no hay elementos que indiquen que la pareja fallecida estuviera armada. Los detectives tampoco hallaron sus teléfonos celulares cuando revisaron el vehículo.

Una vez que los presuntos ladrones fueron identificados, los investigadores revelaron que Trigo poseería un pedido de captura por el delito de robo calificado por el uso de armas y robo agravado por tratarse de vehículo dejado en la vía pública. Villalba, por su parte, cargaba con antecedentes por el delito de robo agravado por el uso de arma, agravado por la participación de un menor, causa por la que se le otorgó la libertad el pasado 9 de diciembre, detallaron las fuentes.

“Después de recolectar más testimonios y conseguir las cámaras de seguridad se indagará al hombre, quien por el momento permanecerá aprehendido por el doble crimen. Luego de conseguir toda esa información relevante para determinar lo ocurrido, se decidirá si continúa el proceso en libertad o detenido”, indicó un investigador del caso a Infobae.

SEGUIR LEYENDO: