Condenaron a cadena perpetua a una mujer por el crimen del peluquero Paulo César Micolini en Córdoba

Hoy finalizó el juicio por el asesinato, cometido el 4 de marzo de 2019 en su propia peluquería. Un jurado popular y dos jueces técnicos determinaron que Andrea Ferreyra, en compañía de una menor de edad, cometieron el homicidio para perpetrar el robo. La otra joven, que hoy tiene 19 años, fue derivada a la Justicia de Menores, que determinará si le aplica una pena

Un video de las mujeres acusadas durante la noche del crimen

Una mujer de 51 años fue condenada por unanimidad entre un jurado popular y dos jueces técnicos de la provincia de Córdoba a la pena de prisión perpetua por el asesinato seguido de robo del peluquero Paulo César Micolini en marzo de 2019.

En el mediodía del viernes, la Cámara 1ª del crimen de Córdoba resolvió condenar a cadena perpetua a Andrea Alejandra Ferreyra, de 51 años, por los delitos de robo agravado, por la utilización de una menor de edad para llevar a cabo el hecho, y el de homicidio criminis causa. Además, la condena también contempló el delito de hurto agravado por la participación de una menor, por un hecho ocurrido unas horas antes del crimen en un boliche de Córdoba y con otra víctima.

En tanto, el jurado popular también encontró como responsable a la acompañante de Ferreyra al momento del hecho. Se trata de una sobrina de Ferreyra que cuando ocurrió el crimen era menor de edad y hoy tiene 19 años. Fue hallada como responsable del delito de homicidio con motivo u ocasión de robo y ahora será la Justicia de Menores la que deberá resolver en el futuro si se le impone una pena.

Paulo César Micolini tenia 41 años y una hija de 14
Paulo César Micolini tenia 41 años y una hija de 14

El hecho ocurrió en la madrugada del lunes 4 de marzo de 2019 en la misma peluquería de Micolini, denominada “Paulo César”. Allí, la justicia determinó que las dos mujeres se aprovecharon de un estado de ingesta de alcohol elevada de Micolini para asesinarlo mediante estrangulamiento con un cable y luego robarle sus pertenencias.

Pero el encuentro entre ambos, se había dado minutos antes en un boliche de la zona.

Micolini acudió en soledad esa noche al boliche Loca Ella, ubicado en la avenida Figueroa Alcorta, en la capital cordobesa. Según relataron testigos y los dueños del local, había dos mujeres, las cuales se llevaban mucha diferencia de edad entre ellas, hablándoles a muchos hombres en la puerta del local, como si intentaran seducirlos.

Cerca de las 4.30 de la madrugada, Micolini salió a la puerta a fumar un cigarrillo y fue cuando entabló el primer contacto con las dos mujeres. En cuestión de pocos minutos, el hombre dejó su vaso de cerveza en la barra y abandonó la discoteca acompañado de las dos mujeres.

Micolini murió en marzo de 2019
Micolini murió en marzo de 2019

Después de parar en una panadería a comprar alimentos, cerca de las cinco de la mañana ingresaron a la peluquería de Micolini, ubicada en la avenida Pueyrredón al 1.200.

No se supo qué ocurrió dentro. Ya a las 5.45, algunos vecinos se alteraron por el sonido de la alarma del auto de Micolini. Quince minutos después, una prima del peluquero pasó por la puerta del local y notó que tenía las balizas puestas y una de las ventanillas abiertas. “Él era muy cuidadoso con el auto, era de su hermano, que había muerto. Por eso, era raro que lo tuviera así. La prima llamó a Eduardo, el padre de Paulo, para ver si estaba durmiendo en la casa. Cuando el papá vio que no había regresado, se fue rápido para la peluquería”, describió en su momento una familiar de Micolini a Infobae

Al ingresar al local, el padre e encontró con el cadáver del peluquero, que presentaba lesiones de golpes en su rostro y un cable de un electrodoméstico del local atado con tres vueltas alrededor de su cuello.

a
a
La peluquería donde fue asesinado Paulo César Micolini
La peluquería donde fue asesinado Paulo César Micolini

En tanto, en el auto se hallaron varios objetos de valor de la peluquería, como máquinas, cremas, unas tijeras procedentes de Alemania de un gran costo y cepillos que faltaban en el local. Las mujeres intentaron llevarse todo en el auto, pero el sistema de cortacorriente les impidió poder arrancar el vehículo.

En tanto, el celular del peluquero nunca fue encontrado pero al cotejar los mensajes enviados y recibidos por el teléfono de Ferreyra, se hallaron mensajes de un primo que tenían frases como “Deshacete de eso ya” o “Reformatearlo no te va a servir para nada porque lo van a rastrear”.

A los pocos días, las cámaras de seguridad del boliche permitieron identificar a las dos mujeres. Al cabo de dos semanas, la policía de Córdoba detuvo a Ferreyra y a su sobrina, quienes fueron derivadas a la cárcel de Bouwer y un centro penitenciario de menores, respectivamente.

Durante el juicio en su contra, las dos mujeres alegaron que efectivamente fueron a la peluquería de Micolini y que su muerte se había producido por un accidente durante un juego sexual. La tía y sobrina afirmaron que ellas ejercían como trabajadoras sexuales y que el peluquero les había pedido “un sexo raro”. También aseguran que el peluquero les exigió que le aten las manos y que le pasaran el cable con el cuello.

Así, las dos condenadas agregaron que al ver que el peluquero había muerto, entraron en desesperación y, ante el nerviosismo, empezaron a llevarse artículos de la peluquería e intentaron sustraer el auto Mazda del peluquero, para hacer quedar el hecho como un intento de robo.

El peluquero murió estrangulado
El peluquero murió estrangulado

Sin embargo, durante el juicio, el fiscal de Cámara Gustavo Arocena presentó el testimonio de un hombre que aseguró haber sufrido el robo de su billetera por parte de las dos mismas mujeres durante la noche del crimen del peluquero.

De acuerdo al testimonio de esa persona, el delito fue cometido unas horas antes en otro boliche cercano a Loca Ella. Afirmó que las mujeres lo convencieron de mantener relaciones sexuales en el baño del establecimiento y mientras practicaban el acto le robaron el dinero de la billetera.

Dentro de la sentencia, el jurado popular también condenó a Ferreyra por el delito de hurto agravado por la compañía de una menor de edad debido a ese hecho específico.

Uno de los puntos clave en la resolución del caso fue la pericia de la medicina forense, que destacó que en una de las manos de Micolini se encontraban heridas, en la parte frontal y dorsal, de tensión de un cable, soga u objeto similar. De hecho, al hallarse el cadáver, esa misma mano se encontraba sujetada sobre el cuello a la tercera vuelta del cable.

El audio que le envió Micolini a un amigo durante la noche de su asesinato

Los peritos determinaron que Micolini había luchado por evitar que lo estrangularan, pese a su estado de ebriedad severo.

“Hay que destacar que el fallo fue adoptado por unanimidad de jurados populares y jueces técnicos. Se acogió la postulación de la fiscalía que la muerte de Micolini fue protagonizada por estas dos mujeres y que finalmente Ferreyra, la mayor, actuó matándolo con la finalidad de robarle diferentes pertenencias”, afirmó el fiscal Arocena en declaraciones a Infobae.

Seguí Leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS