El cuerpo del hombre fue encontrado dentro de su local (Facebook)
El cuerpo del hombre fue encontrado dentro de su local (Facebook)

Paulo César Micolini, un peluquero cordobés de 41 años, fue encontrado muerto dentro de su local por su propio padre. El cadáver estaba desnudo y con el cable de un velador alrededor del cuello. La puerta del local estaba sin llave y según los peritos, sus muñecas tenían señales de haber sido atadas, aunque al momento del hallazgo ya no estaba maniatado. El auto de la víctima estaba estacionado a metros, cargado con diferentes elementos de la peluquería y según pudieron establecer los investigadores, el hombre fue asesinado por un grupo de mujeres a quienes había conocido la noche anterior en un bar.

Todo comenzó el domingo pasado a la noche cuando Micolini llegó al bar Loca Ella de la capital cordobesa. Allí, estuvo conversando con una mujer durante gran parte de la noche hasta que se fueron juntos, aunque según las filmaciones de las cámaras de seguridad y la declaración de testigos, el peluquero salió del boliche no solo con su flamante conquista, sino con varias personas más y todas mujeres. El grupo se subió al auto del hombre y se dirigieron al local donde sería encontrado muerto al mediodía del domingo.

El papá de Micolini, de 78 años, se mostró extrañado después de que su hijo no regresara a su casa a dormir y  que tampoco respondiera a sus llamadas. Por eso, decidió ir al negocio hasta que se encontró con lo peor.

Según la investigación liderada por la fiscal del Distrito 2, Milagros Gorgas, el auto del hombre estaba cargado con elementos de peluquería y tenía un desperfecto eléctrico que impedía que el vehículo fuera encendido. Por eso suponen que el grupo de ladronas quiso huir en el auto, cargaron el botín y al no poder escapar, dejaron todo y se fueron. Otro dato que llama la atención es que el celular de la víctima no estaba. Por eso, la fiscal sospecha que una de las presuntas asesinas había acordado de antemano con Micolini encontrarse esa noche en el bar y para ocultar las pruebas de que se conocían, se llevó el teléfono.

Por el momento, los investigadores esperan el resultado de la autopsia para conocer si Micolini murió ahorcado con el cable (asfixia mecánica) o si antes sufrió un infarto, precisó el diario La Voz del Interior. Por los elementos recabados, creen que la intención inicial del plan era un robo y que la muerte del hombre fue accidental.