Avellaneda: falsos policías asaltaron a una familia, le robaron $200 mil y huyeron a los tiros

Tres de los seis delincuentes fueron detenidos. Tenían chalecos antibalas y gorras con la inscripción “PFA”

Una familia fue asaltada por seis falsos policías en su casa de la localidad de Sarandí, partido de Avellaneda
Una familia fue asaltada por seis falsos policías en su casa de la localidad de Sarandí, partido de Avellaneda

Una familia fue asaltada en su casa situada en la calle Darwin al 900 de la localidad de Sarandí en el partido bonaerense de Avellaneda por seis delincuentes que se hicieron pasar por efectivos de la Policía Federal Argentina. Robaron $200.000 y huyeron a los tiros. Finalmente, luego de dos persecuciones, detuvieron a tres sospechosos.

Desde la Policía informaron que todo comenzó cuando un grupo de seis delincuentes armados ingresaron al inmueble tras romper la puerta con una maza y sorprendieron a un hombre de 68 años y su esposa de 53, ambos de nacionalidad peruana, que estaban con sus hijos de 18 y 25 años.

Los asaltantes tenían chalecos antibalas y gorras con la inscripción “PFA”. Según las fuentes, el mayor de los hijos fue golpeado en la cabeza con la culata de un arma de fuego y sufrió un corte en el cuero cabelludo.

Tras robar unos $200.000 y cinco teléfonos celulares, los falsos policías efectuaron disparos contra el frente de la vivienda y se dividieron en dos vehículos para escapar.

Minutos más tarde, el propietario del inmueble alertó al 911 y uno de los autos fue divisado por personal del Comando de Patrullas en el cruce de avenida Debenedetti y Manuel Ocantos.

Al percatarse de la situación, el conductor aceleró hasta que tres cuadras después descendieron dos jóvenes de 18 años que fueron aprehendidos a pocos metros, cuando intentaban huir corriendo.

Al detenerlos, la Policía secuestró una pistola Bersa Thunder Pro calibre 9 milímetros y un bolso de color azul que contenía dos barretas de hierro, dos destornilladores, una pinza y una llave de tubos con barreta incluida.

Además, un Chevrolet Prisma también fue alcanzado en la zona por los móviles que habían iniciado un operativo cerrojo. Un hombre de 30 años intentó resistirse a la detención pero los efectivos lograron reducirlo, añadieron las fuentes a Télam. A su vez, los investigadores establecieron que el Prisma había sido denunciado como robado el 11 de enero en la comisaría 4ta. de Sarandí.

Por su parte, la familia asaltada fue convocada luego a la seccional donde reconoció a los sospechosos como parte de la banda que cometió el hecho. Los detenidos quedaron a disposición del personal de la Unidad Funcional de Instrucción 3 del Departamento Judicial Avellaneda-Lanús, en una causa caratulada como “robo calificado por su comisión en lugar poblado y en banda, empleo de arma de fuego en concurso real con abuso de arma y portación ilegal de arma de guerra”.

Días atrás, otra vez falsos policías fueron protagonistas de un robo en la localidad de Quilmes donde un menor de tres años quedó en medio del asalto.

El violento episodio ocurrió cuando Lucas Sosa, de 28 años, se encontraba en la calle frente al kiosco que maneja con su familia, ubicado en las calles Formosa entre Álvarez y Victorica, en la localidad de Don Bosco. Junto a él en la puerta estaba también su esposa y su hijo de tres años y medio.

Allí, cerca de las 23.30, una camioneta Chevrolet Captiva color azul frenó frente al comercio con cinco hombre armados, uno de ellos vestido con un chaleco antibalas. Se identificaron como policías, descendieron del vehículo y le aseguraron que buscaban a “Pupi” y “Lucas”, dos presuntos delincuentes de la zona.

En ese momento, los cinco delincuentes apuntaron contra Lucas y el menor, que se refugiaba entre las piernas de su papá, y les exigieron sus pertenencias a ellos, a los clientes del kiosco y de un bar ubicado en la misma cuadra.

La investigación del robo quedó en manos de la Fiscalía de Instrucción y Juicio N°4 a cargo de la fiscal Karina Gallo.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS