La Justicia busca a los responsables de los incendios que azotan a gran parte del país: hay varios imputados

Córdoba, Santa Fe, el Delta del Paraná y Corrientes son algunos de los puntos donde el fuego causó estragos. “El 95% de los incendios son provocados. Nosotros los apagamos y al otro día los vuelven a encender”, dijo el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié. Los dueños de los campos, el otro frente

Tierra arrasada: los incendios comenzaron hace ya varias semanas
Tierra arrasada: los incendios comenzaron hace ya varias semanas

El último reporte del Servicio Nacional de Manejo del Fuego del gobierno nacional indicó que todavía son nueve las provincias afectadas por la ola de incendios que ya lleva varias semanas. En algunos lugares los daños son más cuantiosos que en otros, pero lo cierto es que en total son miles de hectáreas quemadas y las pérdidas económicas incalculables. Hay un dato aún más dramático: según dijo el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, el 95% de esos incendios son provocados” y por eso la Justicia ya imputó a varias personas. Algunas incluso fueron detenidas.

Por ejemplo, en Santa Fe, precisó a Infobae el ministro de Gobierno, Esteban Borgonovo, por el momento hay dos imputados. Se trata de hombres que fueron detenidos en una ruta en las inmediaciones de la capital provincial, cerca de un río, con bidones de nafta y dinero en su poder. Su situación es la más complicada porque hay cámaras de seguridad que captaron el momento en que prendieron el fuego y trataron de escapar. “Parecería que fue esa la intención, pero es una investigación que recién comienza”, dijo el funcionario.

De igual forma, Borgonovo señaló que en la provincia de Entre Ríos hay otras siete personas imputadas por incendio y estrago doloso. Son personas oriundas de Santa Fe, pero que son propietarias de campos en la localidad de Victoria. Esas causas son investigadas por la Justicia federal, en cabeza del fiscal Carlos García Escalada.

En la ciudad de Paraná, el Ministerio de Ambiente se constituyó como querellante en una causa que se tramita en el Juzgado N° 2. Si bien en Entre Ríos la quema de pastizales está autorizada bajo estrictos controles, en estos casos se trata de incendios ilegales, dijo una fuente oficial.

La situación en la zona del Delta del Paraná, en los límites entre Santa Fe y Entre Ríos, sigue siendo grave. Gabriel Gasparutti, subsecretario de Gestión del Riesgo y Protección Civil de la Nación, indica que todavía hay focos de incendio a lo largo de varios kilómetros. “Sobrevolé la zona de islas en el Delta del Paraná, desde Puerto General San Martín hasta Villa Constitución, y todavía hay muchos focos realmente y muy activos, con mucho humo sobre las localidades”, lamentó el funcionario.

Según el reporte, en el Delta ya hay 198.863,25 hectáreas afectadas. Un drama ambiental de grandes proporciones, aunque de acuerdo con el gobierno nacional los incendios en esta zona están contenidos. “Los incendios en las islas del Delta de Paraná llevan cuatro meses. El tema es que nosotros apagamos los incendios y al otro día los vuelven a encender. En la provincia de Córdoba ya hay cuatro detenidos tras 14 días de incendio, y la Justicia no tiene a ningún detenido por los incendios en el Delta”. “Yo solicité a la Corte Suprema de Justicia de la Nación que la Justicia federal de Paraná pueda actuar y detenga a los responsables”, dijo Cabandié en diálogo con Radio Rivadavia.

Con respecto a Entre Ríos, el ministro Cabandié anticipó que le va a pedir a la Corte Suprema, que “tiene incluso dos integrantes con sensibilidad ambiental, Horacio Rosatti y Ricardo Lorenzetti”, que arbitren los medios para que el Juzgado Federal de Paraná tome cartas en el asunto rápido. “Con la geolocalización de los incendios y el cruce de los catastros, la Justicia puede saber quiénes son los dueños”, agregó en referencia a la identificación de los titulares de los terrenos donde se provocan los incendios intencionales.

En Córdoba, otro de los lugares más afectados, cinco personas fueron detenidas y puestas a disposición de la Justicia esta semana. Dos son menores de edad, de 15 y 17 años, quienes están acusados de iniciar un incendio en un campo en la zona de Cosquín. La Policía de la departamental San Javier los arrestó el lunes pasado, cuando se dirigieron hacia ese lugar y los encontraron yéndose a bordo de una moto de baja cilindrada. Según se supo, tenían encendedores. Otra mujer, de 59 años, fue detenida por prender fuego en la parte del fondo de su campo en la localidad de La Paz.

A Germán Matías Carballo, un enfermero oriundo de Charbonier, de 34 años, también lo arrestaron el lunes, sobre la Ruta 38, cerca de Capilla del Monte y de un frente de un incendio que ingresó de Ischilín y que por estos días afecta a Punilla Norte. Entre sus pertenencias tenía dos encendedores.

En su caso fue liberado ayer. De todos modos continúa imputado por “incendio doloso” y deberá cumplir una serie de condiciones, como someterse a pericia médica y psiquiátrica y evitar acercarse voluntariamente a algún incendio o fenómeno similar. Su familia lo defiende desde un primer momento. Aseguran que se había ofrecido a colaborar en la lucha contra el fuego y que por eso estaba allí. Lo mismo hacen desde la Unión de Trabajadores de la Salud, que adelantaron en un comunicado que ahora “irán por el cierre de la causa inventada”.

Los incendios en la zona del Delta del Paraná
Los incendios en la zona del Delta del Paraná

“Buscan culpar a nuestro compañero para encubrir una política que incentiva el desmonte para hacer negocios inmobiliarios”, expresaron. También ayer se produjo la quinta detención en Córdoba. Se trata de un hombre de 35 años de la localidad de Bañado de Soto, ubicada 119 kilómetros al norte de la Capital cordobesa, quien habría iniciado un incendio con la intención de limpiar un campo de su propiedad.

La Policía se dirigió hasta ese lugar al advertir una columna de humo. Los bomberos apagaron las llamas y el dueño quedó imputado por “incendio doloso”.

De acuerdo con el reporte de esta mañana del gobierno nacional, se calcula que en la provincia cordobesa 40.000 hectáreas aproximadamente se vieron afectadas. Los principales focos son 7.026 hectáreas de Pan de Azúcar y 22.700 en Cerro Negro. En las ciudades de Capilla del Monte, Casa Grande, Cosquín y Achiras, pudieron contener los incendios. El coordinador del Observatorio Regional del Cambio Climático de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM), Luis Tuninetti, afirmó que es “incalculable el daño ambiental y económico”.

La situación en el resto de la Argentina

Según el reporte, la mayoría de los incendios fueron controlados o están contenidos. Sin embargo, hay puntos donde también hay incendios activos. En la provincia de Corrientes, por ejemplo, se informó que se registran focos activos en las ciudades de Echeverría, Ituzaingó y Mburucuyá. Según el gobierno, el fuego arrasó allí 700 mil hectáreas y ocasionaron pérdidas cercanas a los diez millones de dólares.

En Catamarca, en los departamento de El Alto y Andalgalá-Aconquija, el fuego está apaciguado, mientras que en Ancasti y Andalgalá-Ruta 48 están contenidos. Con respecto a La Rioja, en el departamento de Independencia, continúa un foco activo mientras que en Tama y El Arquito se encuentran controlados.

En la localidad de San Fernando, provincia de Buenos Aires, continúa un foco ya bajo control, mientras que en Salta los departamentos de Pampa de Guachipa y Aguaray continúan con los incendios activos, y en la provincia de Misiones, en la ciudad de Apóstoles, se logró contener el fuego.

Seguí leyendo:

TE PUEDE INTERESAR