Violación grupal en Chubut: avalaron el juicio abreviado para uno de los imputados

El recurso fue planteado por el abogado de Ezequiel Quintana y contó con la adhesión del fiscal Fernando Rivarola, que había catalogado al hecho como un "desahogo sexual"

Del Villar, Mallemacci y Quintana, los tres acusados que enfrentarán el juicio oral
Del Villar, Mallemacci y Quintana, los tres acusados que enfrentarán el juicio oral

La Cámara Penal de la ciudad chubutense de Trelew resolvió este jueves avalar la realización de un juicio abreviado para uno de los imputados en una violación grupal, causa iniciada a partir de la denuncia de la víctima en redes sociales.

La resolución judicial señaló que el hecho “habría sucedido” en Playa Unión hace ocho años y que el expediente “será remitido a otro juez penal a los fines que vuelva a analizar el pedido del acuerdo en el caso que se solicite nuevamente”.

Uno de los acusados presentó un recurso ante la Cámara porque se había impugnado un acuerdo para realizar un juicio abreviado.

El recurso, que fue planteado por el abogado de uno de los imputados, Ezequiel Quintana, contó con la adhesión del fiscal Fernando Rivarola, y cuestionaba la sentencia dictada semanas atrás por el juez Marcelo Nieto Di Biase, mediante la cual rechazó la posibilidad de concretar un juicio abreviado.

Ahora, el tribunal presidido por Alejandro Gustavo Defranco e integrado por los jueces Roberto Adrián Barrios y Daniel Pintos hizo lugar a la impugnación y resolvió anular el fallo anterior, además de remitir el caso a otro juez penal.

En su sentencia, el tribunal expresó que la decisión de Nieto Di Biase “fue arbitraria por fundamentación aparente y parcialidad”, coincidiendo en que “se excedió en su competencia, que debió limitarse a controlar la existencia y seriedad del acuerdo”.

Respecto a los otros dos imputados en la causa, Luciano Mallemaci y Leandro Del Villar, al no haber impugnado el fallo que daba por tierra con la posibilidad de un proceso abreviado, continuarán ligados a la causa eventualmente hacia el juicio oral y público.

La causa se inició el 4 de julio del año pasado cuando el fiscal Rivarola solicitó la apertura formal de la investigación para imputar a seis varones acusados por “abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante y agravado por la participación de más de dos personas”.

Se llegó a un acuerdo de partes que bajó la calificación a un “abuso sexual simple”, convirtiendo al delito en excarcelable tras reducirlo a un “accionar doloso de desahogo sexual”, según describió el propio fiscal, quien en todo momento dijo que la víctima fue parte del proceso y aceptó el juicio abreviado.

Su decisión y el término utilizado por Rivarola generó una ola de rechazos y cuestionamientos al propio sistema de justicia.

El recurso, que fue planteado por el abogado de uno de los imputados, Ezequiel Quintana, contó con la adhesión del fiscal Fernando Rivarola (foto), y cuestionaba la sentencia dictada semanas atrás por el juez Marcelo Nieto Di Biase
El recurso, que fue planteado por el abogado de uno de los imputados, Ezequiel Quintana, contó con la adhesión del fiscal Fernando Rivarola (foto), y cuestionaba la sentencia dictada semanas atrás por el juez Marcelo Nieto Di Biase

Tres de los seis denunciados quedaron apartados de la causa: dos porque eran menores al momento de los hechos y el restante porque logró acreditar que estaba con su novia ese día y a esa hora.

Quedaron entonces los dos imputados mencionados y Quintana, que es el único que aceptó el juicio abreviado y su responsabilidad en el hecho, opción ratificada ahora por la Cámara.

Los imputados

Luciano Mallemaci: uno de los cuatro hombres que la presunta víctima señala como uno de los abusadores. Tiene 25 años y es hijo del dueño de una inmobiliaria reconocida en Puerto Madryn. De acuerdo a sus registros, su último empleo en blanco fue en una empresa cordobesa que se dedica a elaborar piezas de hormigón.

Marcelo Ezequiel Quintana: con domicilio fiscal en Caleta Olivia, Santa Cruz, es otro de los apuntados por la joven de haber abusado de ella. Al momento del hecho era mayor de edad y actualmente tiene 29 años. Está registrado en los rubros de servicios jurídicos de la AFIP. Integra junto a miembros de su familia la firma Andequin S.A., una sociedad dedicada a la construcción. Residía al momento de la denuncia en la ciudad de Buenos Aires.

Leandro del Villar: nacido en Puerto Madryn, tiene 28 años y era mayor de edad cuando, según lo denunciado, abusó de la presunta víctima. Según medios locales, jugó al squash y es corredor de karting aficionado. Su principal actividad comercial es el transporte de pasajeros, en la que figura registrado como empleador según la AFIP.

Seguí Leyendo:

La palabra de la joven que fue violada por un grupo de hombres en Chubut: “Necesito cerrar porque necesito seguir viviendo”

Quién es Fernando Rivarola, el fiscal que habló de “desahogo sexual” en un caso de violación

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos