Las víctimas son oriundas de Salta.
Las víctimas son oriundas de Salta.

El joven de 24 años que fue detenido tras haber sido identificado en una rueda de reconocimiento por el crimen de un niño de 4 años y el abuso sexual de su madre en una playa de la localidad santacruceña de Puerto Deseado, fue trasladado a una sede policial de la ciudad de Caleta Olivia para evitar una posible reacción de los vecinos y el juez del caso prevé indagarlo en los próximos días.

Fuentes de la investigación aseguraron a la agencia de noticias Télam que el sospechoso cuenta con antecedentes penales, ya que había sido demorado el mes pasado en el marco de otra causa tras haber sido denunciado por la “tentativa de homicidio” de un familiar suyo menor de edad, pero la Justicia lo liberó.

Esta descripción concuerda con el relato que había hecho en su momento la víctima, quien aseguró ante las autoridades policiales que el hombre que la había abusado dijo que pensaba matarla porque no quería “volver a estar en cana”.

El juez de instrucción de Puerto Deseado, Oldemar Villa, ordenó en las últimas horas el traslado del detenido a un sede policial de la ciudad de Caleta Olivia para evitar cualquier tipo de reacción que pueda haber por parte de los vecinos que el viernes y ayer se manifestaron en reclamo de Justicia.

La Policía recorrió el lugar en el que ocurrió el ataque. (Juan Saborido)
La Policía recorrió el lugar en el que ocurrió el ataque. (Juan Saborido)

El magistrado tiene un plazo de diez días hábiles para indagar al sujeto, quien en principio está acusado de los delitos de “rapto, abuso sexual con acceso carnal, tentativa de femicidio (en el caso de la mujer) y homicidio (en el caso del niño de 4 años)”.

El joven quedó formalmente detenido en la madrugada de este domingo, luego de una rueda de reconocimiento en el que la víctima lo identificó como la persona que la raptó junto a un cómplice cuando caminaba por la playa Cavendish para luego abusar sexualmente de ella, golpearla y finalmente llevarse cautivo a su hijo, a quien asesinaron a golpes en la cabeza.

Ese mismo joven ya había sido demorado el mismo viernes, horas después del hecho, pero el juez Villa decidió liberarlo porque no había logrado obtener elementos probatorios en su contra para mantenerlo cautivo.

Al momento de ser demorado por primera vez, el ahora detenido presentaba algunas heridas cortantes que pueden ser de defensa de la mujer violada, dijeron los investigadores. Respecto a sus antecedentes, las fuentes aseguraron a Télam que el acusado ya había sido demorado el mes pasado, cuando fue denunciado por haber querido asesinar a golpes a un niño, integrante de su familia.

Cientos de personas volvieron a marcha atra pedir justicia por este caso. (Dana Moreno Y Natali Vera/ La Opinión Austral)
Cientos de personas volvieron a marcha atra pedir justicia por este caso. (Dana Moreno Y Natali Vera/ La Opinión Austral)

Por otra parte, el juez Villa debe resolver también la situación procesal del otro sospechoso vinculado a la causa, un adolescente de 16 años. Su situación es diferente, ya que es menor de edad, y el magistrado aguardaba la realización de nuevas ruedas de reconocimiento para tomar una decisión sobre este adolescente que actualmente se encuentra en calidad de aprehendido.

Según las fuentes, este chico se hallaba esta tarde junto a sus familiares pero bajo custodia policial, a la espera de ser trasladado a la sede judicial para ser sometido a una rueda en la que participarán testigos que supuestamente lo vieron caminando por la playa Cavendish minutos después de haberse consumado el crimen del niño y la violación de su madre.

En tanto, este domingo por la tarde centenares de personas se volvieron a manifestar en Puerto Deseado para pedir justicia por este hecho. Con carteles y banderas con diferentes consignas, gran parte de los vecinos se quejaron por la situación de inseguridad que se vive en aquella zona y reclamaron el establecimiento de un puesto de Gendarmería.

Seguí leyendo: