Marcha en Puerto Deseado en reclamo de justicia por el crimen de María

Centenares de personas se manifestaron este domingo en Puerto Deseado tras el brutal asesinato de un niño y la violación de su madre, y exigieron la renuncia del juez Oldemar Villa.

Con carteles y banderas que piden justicia, gran parte de los vecinos se quejaron por la situación de inseguridad que se vive en aquella zona y reclamaron el establecimiento de un puesto de Gendarmería.

La ciudadanía se movilizó en apoyo de la víctima pero también recordaron otras causas que han quedado impunes tanto en Puerto Deseado como en la localidad vecina de Caleta Olivia. Muchos de los presentes pidieron la renuncia del juez Villa. “Hubo muchos casos que no han concluido bien porque no tenemos un buen juez, esto genera mucha impotencia”, dijo una mujer a TN.

“Nos vamos a mantener en silencio porque solo queremos Justicia y le pedimos perdón a María porque vino a conocer Puerto Deseado y le devolvimos a su hijo en un cajón”, aseguró otra vecina que participaba de la movilización.

Esta madrugada, uno de los sospechosos detenidos fue reconocido por la víctima en una rueda de reconocimiento, por lo que el juez de la causa ordenó su detención.

"Se confirma la detención del joven que la policía de Santa Cruz ayer puso a disposición de la justicia", se informó en un comunicado.

El identikit de los dos sospechosos
El identikit de los dos sospechosos

En ese marco, se agregó que "nuevas evidencias encontradas por la fuerza y declaraciones de testigos permitieron al juez ordenar la detención".

El ahora detenido había sido aprehendido el viernes pero liberado horas después “por falta de requerimientos probatorios”, aunque permaneció con una custodia. El cómplice del detenido, que se encuentra aprehendido, tendría 16 años.

El sospechoso identificado fue trasladado a una sede policial de la ciudad de Caleta Olivia para evitar una posible reacción de los vecinos y el juez del caso prevé indagarlo en los próximos días, mientras se resuelve la situación del otro sospechoso menor de edad.

Fuentes de la investigación aseguraron que tiene antecedentes penales, ya que había sido demorado el mes pasado en el marco de otra causa tras haber sido denunciado por la "tentativa de homicidio" de un familiar suyo también menor de edad, pero la Justicia lo liberó.

El magistrado tiene un plazo de diez días hábiles para indagar al sospechoso, quien en principio está acusado de los delitos de "rapto, abuso sexual con acceso carnal, tentativa de femicidio (en el caso de la mujer) y homicidio (en el caso del niño de 4 años)".

La víctima junto con su hijo asesinado
La víctima junto con su hijo asesinado

En tanto, la mujer sigue con atención médica y psicológica en el hospital local, donde está acompañada por su esposo y dos de sus hijos.

El hecho ocurrió el jueves cuando la mujer y su hijo de 4 años, que viven en Salta y estaban de visita en Puerto Deseado, caminaban por la playa Cavendish, ubicada a poco más de un kilómetro del centro de la localidad balnearia.

De acuerdo a los datos que pudo aportar la víctima a la policía, en ese momento ambos fueron sorprendidos por dos hombres que los amenazaron, la obligaron a caminar hasta una cueva, ya que el lugar está rodeado de acantilados, y luego la atacaron con el objetivo de abusar sexualmente de ella.

(DANA MORENO Y NATALI VERA/ LA OPINIÓN AUSTRAL)
(DANA MORENO Y NATALI VERA/ LA OPINIÓN AUSTRAL)

Según lo que relató, en medio del ataque sexual y mientras uno de los agresores amenazaba a su hijo con un cuchillo, la mujer se desvaneció, por lo que los delincuentes, al creerla muerta, se llevaron al chico, a quien finalmente asesinaron a golpes y dejaron abandonado a pocos metros de donde se hallaba su madre.

Seguí leyendo: