Una patota golpeó a un joven a la salida de una fiesta

Ocurrió durante el amanecer del domingo pasado en la localidad de Alcira Gigena, en Córdoba. La víctima sufrió fracturas en el pómulo y la mano derecha y una fisura en la nariz

Testigos filmaron el desenlace del brutal ataque


Apenas dos semanas después de que una patota de rugbiers matara a golpes a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, en la provincia de Córdoba se produjo otro ataque en manada contra un joven a la salida de una fiesta. La víctima recibió fuertes golpes en la cabeza y terminó con fracturas en el pómulo y una mano, y una fisura en la nariz.

La noche del sábado pasado, Nicolás Ledesma, de 19 años y oriundo de la localidad de Coronel Baigorria, había ido a bailar a la fiesta Be Cool, que se organiza al aire libre en un campo abierto en el pueblo de Alcira Gigena, a metros de la Ruta Nacional 36. Lo acompañó su novia y en el lugar se encontró con amigos de Coronel Baigorria.

Hasta el amanecer del domingo todo había transcurrido con normalidad. Ni la víctima ni sus amigos habían tenido problemas durante el evento. El conflicto se originó a la salida, minutos después de las 7. Mientras Nicolás y su novia esperaban un remise, al menos tres jóvenes, conocidos de vista en el pueblo, se les acercaron y de repente, casi sin mediar palabras, le propinaron trompadas y patadas.

Un testigo filmó con su teléfono celular el desenlace del brutal ataque. En las imágenes se observa a uno de los agresores patear en la cabeza a Nicolás mientras éste ya estaba inconsciente, tendido en el suelo boca abajo. En ese momento, otros intercedieron para detener la golpiza. Un segundo video muestra al joven ya siendo asistido por médicos.

Nicolás Ledesma tiene 19 años y practica fútbol en un club local
Nicolás Ledesma tiene 19 años y practica fútbol en un club local

Nicolás fue trasladado a un hospital zonal y luego derivado al policlínico San Lucas, de Río Cuarto. Sufrió una fractura en el pómulo y en su mano derecha, también una fisura en su nariz y presentó un importante hematoma en el ojo. Los estudios no arrojaron daño cerebral y el joven recibió el alta el lunes. Aunque continúa bajo tratamiento y no se descarta una intervención quirúrgica, mientras tanto se recupera en su casa.

“Esto es algo que uno lo ve de lejos y esta vez nos tocó a nosotros. No es un chico que busca pelea y hoy gracias a Dios lo tengo conmigo”, dijo Pablo Ledesma, padre de Nicolás. Y agregó: “Hace tres años empezó con las salidas, está en esa edad. Uno lo deja que vaya y te encontrás con esto de que no sabés si lo vas a tener de vuelta”.

La familia de la víctima realizó la denuncia. El caso es investigado por el fiscal de instrucción de Río Cuarto, Fernando Moine. A partir de la declaraciones de testigos y del material fílmico, los agresores pudieron ser identificados: se trata de Pedro Oviedo (18), su hermano Javier (20) y Sergio Muñoz (20), quienes fueron imputados por “lesiones graves en agresión”, una figura penal que contempla una condena que va desde uno a cuatro años de prisión.

Debido al tipo de delito y a que no tienen antecedentes, todos se encuentran en libertad. Los indagarán la semana que viene, informaron fuentes judiciales a Infobae.

Este miércoles, la Justicia provincial avanzó en la investigación de otra agresión a un joven a la salida de un boliche de Bell Ville. El juzgado de Control de esa ciudad cordobesa dictó la prisión preventiva para los dos imputados por lesionar a un joven, tal cual lo había sido solicitada por la Fiscalía de Instrucción de Primera Nominación de Bell Ville, a cargo de Nicolás Gambini. En este caso, los agresores atacaron a la víctima con una herida de arma blanca y un ladrillos después de pedirle que les convidara con un cigarrillo.

SEGUÍ LEYENDO:

“Nos pegaron sin asco, todo por un celular": así fue el brutal ataque de un patota a dos jóvenes en Mar del Plata

Otro brutal ataque en Villa Gesell: una patota golpeó a un joven y luego se burlaron en las redes sociales

Brutal ataque a un rugbier: la víctima sugirió que hubo un ensañamiento a raíz del crimen de Fernando Báez Sosa

Wilde: una patota atacó con palos y botellas a un adolescente de 15 años y lo dejó en grave estado

MAS NOTICIAS