Desde la Casa Popular Valeria, contaron que la madre había decidido que sus hijos vivieran con su padre para protegerlos del espiral de violencia en el que estaba atrapada y que estaban contenidos por sus abuelos maternos, Agustín y Norma
Desde la Casa Popular Valeria, contaron que la madre había decidido que sus hijos vivieran con su padre para protegerlos del espiral de violencia en el que estaba atrapada y que estaban contenidos por sus abuelos maternos, Agustín y Norma

La primera semana de febrero de 2019 se inauguró la Casa Popular Valeria, en Fassina 1931, en el barrio Sarmiento Norte de la localidad de Olavarría. Allí vivía hace once años Valeria Soledad Cazola, asesinada la madrugada del 12 de junio de cinco puñaladas por novio en una la habitación una pensión ubicada en avenida Alberdi 2744, entre General Paz y San Martín, del barrio Coronel Dorrego. Valeria tenía 24 años y tres hijos. Un juicio abreviado de 2009 condenó a diez años de prisión al asesino por el delito de “homicidio simple”, por entonces no estaba contemplada como agravante en la ley la figura de “femicidio”.

Una de sus hijas, Valentina Gallina, participó de esas primeras jornadas. Pintó y alzó un cartel que decía “Vivas nos queremos” en honor al propósito de ese espacio: el fruto de una historia familiar que, con la solidaridad como motor, brinda apoyo y contención a mujeres en situación de vulnerabilidad. La idea es que el final de Valeria no sea el de otras. Hoy, la casa popular y autogestionada, llora y repudia la muerte de una de sus hijas.

Valentina Gallina tenía 19 años. Murió en el Hospital Municipal Héctor Cura, donde murió pocos minutos después de haber ingresado
Valentina Gallina tenía 19 años. Murió en el Hospital Municipal Héctor Cura, donde murió pocos minutos después de haber ingresado

El sábado antes del mediodía, en una casa ubicada en la calle 108 entre las calles Lamadrid y Moreno del barrio Isaura de Olavarría, se reportó a la policía local que una joven de 19 años había resultado gravemente herida, presuntamente por el enfrentamiento entre un grupo de personas en el interior de la vivienda. Fue trasladada de al Hospital Municipal Héctor Cura donde murió a los pocos minutos a raíz de las lesiones sufridas.

Circuló una primera hipótesis: un conflicto entre grupos de distintos barrios. Se creía que un disparo había impactado en la joven cuando un grupo armado interrumpió en la casa donde se encontraba ella con su novio. Él planteó después que eran personas que buscaban a su hermano y que habían ingresado por el patrio trasero. El fiscal de feria Christian Urlézaga, quien encabeza la investigación, dispuso una serie de relevamientos en procura de esclarecer los hechos. Policías de la Jefatura Distrital, del Comando de Patrullas y Policía Científica realizaron diligencias con el propósito de identificar a los presuntos agresores.

"No tenemos palabras para expresar tanto dolor, nos arrebataron la vida de la Valen. Pedimos el rápido esclarecimiento del hecho y justicia por nuestra compañera", expresaron desde la Casa Popular Valeria

Ya con las primeras averiguaciones viraron las sospechas. La investigación posó su atención en el círculo íntimo de la víctima: tras las pericias médicas y la toma de declaraciones testimoniales quedó aprehendido el novio de Valentina. “Él había dicho que lo habían ido a matar por problemas de vieja data que tenían con su hermano, una banda del barrio lindante, los cuales tienen frondoso prontuario penal, y fue todo mentira”, confesó a Télam uno de los investigadores. Había sido el único testigo presencial del hecho e incurrido en un relato contradictorio: el disparo que habría derivado en el fallecimiento de la joven parecía más una burda escena montada para eximir su culpabilidad.

El principal sospechoso es la pareja de la víctima. Dijo que habían sido sorprendidos por un grupo de hombres que buscaba agredir a su hermano
El principal sospechoso es la pareja de la víctima. Dijo que habían sido sorprendidos por un grupo de hombres que buscaba agredir a su hermano

Alejandro Diego Ezequiel Pais tiene 29 años y es el principal sospechoso de la muerte de su novia, Valentina Gallina. Quedó detenido en las celdas de la dependencia local acusado de homicidio agravado y en las próximas horas será indagado por el fiscal. De acuerdo a informes preliminares, la muerte de la joven se produjo por golpes con elemento contundente en cráneo y tórax.

La Casa Popular Valeria pertenece al Movimiento Popular La Dignidad. Está ubicada en el primer hogar de Valeria y ofrece contención a mujeres en situación de vulnerabilidad
La Casa Popular Valeria pertenece al Movimiento Popular La Dignidad. Está ubicada en el primer hogar de Valeria y ofrece contención a mujeres en situación de vulnerabilidad

Pais ya había estado involucrado en una investigación penal que condenó a Walter Ariel “Tata” Leal a la pena de 18 años de cárcel por el homicidio del comerciante Fernando Palahy, quien fue asesinado de un balazo en el pecho durante un robo en junio de 2016. Por eso caso, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Azul decidió absolver al ahora principal sospechoso del femicidio de Valentina Gallina.

La Casa Popular Valeria emitió un comunicado en sus redes sociales. “Hoy fue uno de los días más tristes de nuestras vidas, cerca del mediodía nos enterábamos que nos habían quitado a Valentina para siempre. La mató su pareja, el femicida Diego Alejandro Pais. Valentina Gallina era una de las hijas de Valeria Cazola, quien fue asesinada por su pareja en el 2008 -expresaron-. A pesar del profundo dolor que sentimos, nuestra lucha no termina, Valeria, Valentina y todas nuestras hermanas asesinadas nos dan la fuerza para seguir adelante, porque queremos frenar inmediatamente este genocidio a cuentagotas, porque no podemos permitir que nos sigan matando, porque necesitamos justicia y la necesitamos ya”. A su vez, convocaron a una marcha el lunes 6 de enero a la Plaza Central de Olavarría en reclamo de justicia.

Seguí leyendo: