El acusado de quemar a su ex novia en 2017 le pidió perdón y reconoció tener “una actitud machista”

Ezequiel Farina, procesado por “tentativa de homicidio agravado por violencia de género” en perjuicio de Gina Certoma, aseguró en el juicio que la roció con alcohol pero no quiso matarla

El 2 de enero de 2017, Gina debió ser trasladada al hospital Iriarte de Quilmes por las quemaduras y lesiones sufridas.
El 2 de enero de 2017, Gina debió ser trasladada al hospital Iriarte de Quilmes por las quemaduras y lesiones sufridas.

Un joven acusado de haber intentado asesinar a su ex novia en enero de 2017, cuando la prendió fuego en su casa de la localidad bonaerense de Quilmes, le pidió “perdón” a la víctima y reconoció en el juicio oral que durante la relación tuvo una “actitud machista”. Sin embargo, aseveró que no la quiso “matar”.

Ezequiel Farina está siendo juzgado ante el Tribunal Oral en lo Criminal 5 por el delito de “tentativa de homicidio agravado por violencia de género y por el propósito de causar sufrimiento a la víctima”, en perjuicio de Gina Certoma.

El acusado declaró durante el juicio y le pidió “perdón” por el maltrato que ejerció durante la relación, aunque ella no estuvo presente en ese momento porque no quería escucharlo. Asimismo, el joven reconoció haber tenido una “actitud machista” y que el día del hecho le tiró alcohol. No obstante, dijo que no la quiso “matar” y no supo explicar “como se prendió fuego”.

Tras su testimonio, el TOC 5 escuchó a dos amigas que relataron la “violencia” que padeció Gina y al bombero que realizó las pericias. Los jueces pasaron a un cuarto intermedio para este jueves con el testimonio pendiente del último testigo, un vecino de la cuadra. Luego será el turno de los alegatos de las partes.

Gina, quien había sufrido quemaduras en el 60%, declaró como testigo en el inicio del debate oral por el supuesto intento de femicidio. La joven padeció más de cuatro meses de tratamiento médico como consecuencia de las quemaduras y lesiones en su cuerpo.

Ante el TOC 5 de Quilmes y la fiscal del juicio María de los Ángeles Attarian Mena, la víctima señaló a Farina como la persona que la roció con alcohol y la prendió fuego, tras que amenazarla con que la iba a “matar”. Además, afirmó que el acusado ejerció “violencia de género” durante la relación y que en varias oportunidades le dijo que la iba a asesinar.

Tras el testimonio de la víctima, declaró Sara Grill, madre de Gina, quien pidió “justicia” por el ataque y por el “sufrimiento” que padeció su hija.

El hecho se registró el 2 de enero de 2017, cuando agentes de la comisaría novena de Parque Calchaquí y personal de Bomberos de Quilmes fueron alertados de un incendio en una vivienda ubicada en la calle 342 al 3300, entre 382 y 383. Al llegar al lugar y extinguir el fuego, el personal encontró a la joven y a su novio, ambos heridos por las quemaduras, por lo que fueron trasladados al Hospital Isidoro Iriarte, donde ella fue intubada para mejorar su función respiratoria, mientras que él fue atendido por quemaduras en sus manos.

Farina fue aprehendido tras establecerse mediante testigos que poco antes de iniciarse el fuego mantuvo una discusión con la víctima y que días antes la había golpeado. El acusado se negó a declarar ante la fiscal Ximena Santoro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción 7 de Quilmes, quien en ese momento pidió la conversión de la aprehensión del joven en detención, la cual fue concedida por el juez de Garantías Marcelo Goldberg.

Gina Certoma fue luego trasladada al Centro de Excelencia para la Atención de Quemaduras del Hospital Alemán, donde los médicos diagnosticaron que tenía lesiones “en cara, manos, miembros superiores completos, inferiores, abdomen y espalda” y que el 20 por ciento de ellas “fueron profundas”.

Seguí Leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS